Racing | 23 de febrero de 1913

Algo más que 106 años

Jugadores del Racing que se enfrentaron al Strong el 23 de febrero de 1913 en el considerado hasta ahora primer partido del club. /
Jugadores del Racing que se enfrentaron al Strong el 23 de febrero de 1913 en el considerado hasta ahora primer partido del club.

Hasta ahora se creía que el Racing jugó su primer partido el 23 de febrero de 1913 ante el Strong, pero se ha comprobado que disputó alguno antes, quizá incluso en 1912

Raúl Gómez Samperio
RAÚL GÓMEZ SAMPERIO

El 23 de febrero de 1913 el Racing y el Strong, este último uno de los equipos más potentes de Santander, disputaron un encuentro cerca de la segunda playa del Sardinero que terminó con el triunfo del Strong por 2-1. El partido no era uno más de los que solían disputarse en ese lugar. La inauguración de los Campos de Sport y el torneo que se había organizado en torno al acontecimiento atrajeron el interés de los periódicos para marcar ese día como el debut de un nuevo equipo que había nacido en la ciudad, el Racing. Sin embargo, este club ya había jugado algunos partidos de poca entidad antes de esa fecha identificándose con ese nombre. Según lo publicado en la prensa del momento, aunque a través de referencias indirectas, se puede constatar que el Racing ya jugó partidos informales en 1912. Lo que no cambia es la fecha del acta de constitución oficial, esta sí en junio de 1913. Pero el partido del 23 de febrero no fue el primero, sino el primero del que quedó constancia escrita.

La tecnología abre caminos y puertas en todos los ámbitos de la investigación, y la historia del fútbol no iba a ser una excepción. Las fuentes más respetables que se conocen, entre ellas el 'Archivo Deportivo de Santander' de Fermín Sánchez (1948) o el libro de Teodosio Alba 'Racing de Santander. 75 años de historia' (1988), no dudan en señalar el 23 de febrero de 1913 como el primer partido que el Racing disputó con motivo de la inauguración de los Campos de Sport. Estas fuentes bibliográficas también se han utilizado más recientemente en el trabajo que con motivo del centenario del club apareció en tres tomos con el título de 'Un siglo con el Real Racing Club'. Sin embargo, un análisis más exhaustivo de la prensa de la época que ha podido realizarse gracias a la modernización de los fondos históricos de las hemerotecas, ha permitido localizar indicios de otros partidos del Racing previos al importante choque del 23 de febrero.

23/02/1913
Es hasta ahora la fecha considerada como la del nacimiento del Racing (aunque el acta de fiundación se escribió y firmó en junio). El día del encuentro ante el Strong cerca de la segunda playa de El Sardinero. Ganó el Strong por 2-1.
19/01/1913
El Cantábrico publicaba una reseña sobre que esa tarde, jugarían también en la segunda playa Racing y Sporting. El partido no llegó a celebrarse y todo apunta a que no iba a ser el primero del equipo.

El indicio más cercano de la existencia de partidos del Racing antes del 23 de febrero de 1913 aparece en una de las crónicas de ese encuentro, más en concreto en la de El Cantábrico que señala, refiriéndose al Racing Club, «que aunque conocido, no ha luchado realmente nunca hasta esta tarde con equipos de altura», añadiendo que «puede decirse que ha recibido hoy su bautismo deportivo». No deja de ser curioso que el comentario aluda al «bautismo» como evento posterior a un verdadero nacimiento que ya se supone con partidos jugados contra rivales de menos «altura» que eran los que frecuentemente se organizaban sin demasiada seriedad.

La digitalización de las hemerotecas permite encontrar indicios de partidos anterioresEl Comité Organizador de los Campos de Sport encauzó la actividad futbolística de la época

Hay que tener en cuenta que en Cantabria aún no había llegado el amparo de la Federación y la mayor parte de los equipos improvisaban los partidos a base de desafíos que a menudo no se celebraban por incomparecencia de alguno de ellos. El Racing de los chavales de la Plaza de Pombo también sufrió este tipo de contrariedades. El Cantábrico publicó el 19 de enero de 1913 algo que también deja constancia de la existencia del equipo antes del histórico partido del 23 de febrero. Se trata de una nota que señala que «esta tarde, si el tiempo lo permite, se jugará un partido de balompié en el campo de la segunda playa del Sardinero entre el primero del Racing Club y el segundo del Sporting». El partido, tal y como apunta el mismo periódico al día siguiente, no se celebró, pero al menos sabemos que los racinguistas estaban activos un mes antes del encuentro de su supuesto debut. Y no señala en ningún momento que el Racing fuera un equipo de nueva creación, sino que habla de él con naturalidad, confirmando los datos que del otro equipo se desprenden: ya se habían jugado partidos en 1912.

«Aunque conocido, el Racing no ha luchado hasta esta tarde con equipos de altura», decía El Cantábrico

Precisamente la informalidad de los equipos a la hora de concertar los partidos era uno de los problemas principales para la evolución de este deporte entre el escaso público que poco a poco se iba incorporando atraído por este espectáculo deportivo. Esta situación se debía a que no existía ninguna autoridad ni ente federativo que impusiera orden. Pepe Beraza, uno de los pioneros del fútbol cántabro y jugador del Strong, se había incorporado a la redacción de El Cantábrico para fomentar la información deportiva y recogió las inquietudes de los equipos para intentar solucionar este problema. En la nota que el rotativo publica el 20 de enero anunciando la anulación del partido del Racing contra el Sporting, el propio Beraza, que antes de utilizar su conocido seudónimo de 'Yost' firmaba con la inicial de su apellido, 'B', hace un llamamiento a los presidentes de los clubes para que «deponiendo rencillas y pequeñeces, si las hay, hagan causa común para ponerse a la altura de otras poblaciones donde estos juegos han llegado a interesar y hasta apasionar al público», añadiendo que es «lastimoso» que «en una población como la nuestra carezcamos de una diversión culta a la par que higiénica, que hace hombres sanos y fornidos».

Referencias indirectas apuntan a la probabilidad de que el Racing ya jugase partidos informales en 1912

Pepe Beraza pasaría a la acción. Se puso en contacto con los propietarios de los terrenos del Sardinero para proponer elevar el interés de los partidos, unirse en un compromiso común y disponer de un campo que pudiera inspirar seriedad y rigor a los enfrentamientos. Así se creó el Comité Organizador de los denominados Campos de Sport, una sociedad que estuvo presidida por uno de los propietarios de los terrenos, José María Fernández Cervera, que tenía por secretario al propio Beraza y de vocales a los representantes de los clubes santanderinos. Su proyecto de encauzar la actividad futbolística poniendo orden y autoridad, impulsó a los racinguistas a inscribirse en el primer evento organizado por el Comité que fue el torneo futbolístico de inauguración de los nuevos Campos de Sport. Y la seriedad comenzó a imperar.