Lo que no cambia

Santiago Gutiérrez Calle
SANTIAGO GUTIÉRREZ CALLE

En este esperanzador comienzo de temporada, donde mi sentimiento por el Racing no es diferente –como dice el presidente–, lo que son distintas son las sensaciones que cada domingo el equipo, hasta hora me da. Con este afán, la cita de obligado cumplimiento en el que se convierte un partido de fútbol del Racing en Los Campos de Sport de El Sardinero para muchos racinguistas, y después de dos semanas sin fútbol en ellos mucho más ya que se tenía ganas de ver jugar al Racing. ¡Por fin! Se abrían las puertas del estadio para presenciar eso que con tanto sigilo esconde la dirección técnica del equipo los jueves, cual secreto mejor guardado desde los tiempos de la guerra fría. Aunque me cuesta creer ver a los ojeadores –los 'Scouters'– de la Cultural de Durango en este caso desplazándose a grabar con un Dron volando sobre Los Campos de Sport. Y a los jugadores racinguistas huyendo despavoridamente hacia los vestuarios para evitar el bombardeo… informativo. Bueno, mientras esto sirva para que en la espera del partido final de esta temporada disfrutemos y en él alcancemos el éxtasis racinguista, dejaremos aplazada la promesa, como dijo aquel: «Por orden de la autoridad»

Llego a mi localidad y en el preámbulo del partido un grupo de aficionados de toda la vida tienen una polémica sobre qué sistema acabará empleando hoy el míster. Escucho que ha calado este debate entre ellos como si esto fuera lo fundamental. Y como dijo el otro: «El único dibujo valedero es el que se hace con la pelota. Nunca el que se hace con la tiza». Ya en la previa del partido el entrenador racinguista Iván Ania corroboraba esta teoría manifestando: «Lo vital no es el sistema y si las sensaciones del equipo». Y en estas estábamos cuando un Racing soso, impreciso, dubitativo, ante un rival de buenas intenciones como único bagaje, tuvo que recurrir en el transcurso del partido al cambio de sistema y al final tocando a arrebato y con toda la artillería, como dice el técnico Antonio Carriazo « Esparcida sobre el prao». Toda la que había en la reserva y colocada de esa manera, donde se rompe la pizarra, los vídeos y a los analistas se los manda a la porra y se recurre al fútbol del primigenio. La victoria estimo que fue justa, el rival nunca pudo ganar, todo lo hizo el representativo; lo regular y lo malo para alcanzar un triunfo agónico, de los que no dejan el cuerpo para hacer el paseíllo y la mayoría de veces –como ya hemos dicho – tapan algunas cosas.

Y esto que va de ganar, en ese aspecto el equipo creo que goza de la opinión unánime de los racinguistas de que esto va bien, aunque lo tendrán que refrendar en este mes de octubre con dos salidas –Barakaldo y Sporting B– que pueden dar la medida exacta de por dónde puede ir nuestro equipo ante rivales que tendrán más argumentos que los últimos a los que nos hemos enfrentados. Y pase lo que pase en ellos, la reacción de los seguidores será la consecuencia de que hay cosas que no cambian en el mundo del fútbol y lo que menos el sentimiento. Sobre todo para los que tienen uno tan grande como es éste.

 

Fotos

Vídeos