Fútbol | Racing

El Racing se supera una vez más y pierde en el minuto 100

Nuha se desespera al fallar una ocasión./Alberto Aja
Nuha se desespera al fallar una ocasión. / Alberto Aja

El conjunto de Iván Ania vuelve a caer en los errores de siempre y cae por un penalti señalado por el VAR ante el Cádiz | El equipo cántabro, que fue mejor que su rival y fue favorecido por el videoarbitraje en dos ocasiones, volvió a manejar mal los últimos compases del partido

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Racing y Cádiz, racinguistas y cadistas, se caen bien. Quizá sea por aquello de los jándalos. Porque una santanderina fue durante veinte años alcaldesa de la 'Tacita de Plata'. Porque lo lejano se complementa o porque unos y otros han pasado penares similares en lo futbolístico. La travesía por el infierno de la Segunda División B fue larga para verdiblancos y amarillos. Pero de norte a sur, este viernes había en los Campos de Sport algunas cuentas pendientes que saldar. Aunque las otras tres temporadas de estancia cántabra en la tercera categoría fueron, básicamente, demérito propio, en el antiguo 'Huerto del Francés' aún este viernes chirriaba aquella imagen del exverdiblanco Álvaro García haciendo un roto a la defensa racinguista para mandar a paseo en el play off de ascenso al equipo de Pedro Munitis. Los andaluces, ya con el santanderino Álvaro Cervera en el banquillo, volvieron a la élite dos semanas después. Los montañeses, a seguir sufriendo. Que si el penalti a Cejudo frente al Málaga; que si la no expulsión de Aguza en la jugada de la lesión de Dani Toribio... Este viernes el VAR le echó dos buenos cables a un Racing que a los puntos había sido mejor que el Cádiz. Pero en el 96, otra vez cuando los niños deberían estar ya lavándose los dientes para dormir, la pantallita indiscreta le tiró la soga pero al cuello a los verdiblancos, que terminaron perdiendo. Otra cuenta pendiente.

1 Racing

Luca, Nico Hidalgo, Olaortua, Alexis, Abraham, Sergio Ruiz, Mario Ortiz (Cayarga, min. 79), Yoda, Enzo Lombardo, Cejudo (Barral, min. 58) y Nuha (David Rodríguez, min. 58).

2 Cádiz

Cifuentes, Mauro, Cala, Iza, Garrido, José Mari (Alejo, min. 67), Salvi Sánchez, Álex, 'Choco' Lozano (Querol, min. 76), Perea y Espino.

Equipo arbitral.
Principal, Iglesias Villanueva (Gallego); Asistente 1, Ramos Ferreirós (Gallego); Asistente 2, Landrove Lago (Gallego); Cuarto, González Díaz (Asturiano); VAR, Ocón Arráiz (Riojano) y AVAR, Muñiz Ruiz (Gallego).
Goles.
0-1, min. 34: Perea. 1-1, min. 84: David Barral. 1-2, min. 100. Álex, de penalti.
Amonestaciones.
Amarilla al local Abraham y a los visitantes Cifuentes, Alejo y Garrido.
Incidencias
Campos de Sport de El Sardinero. 10.390 espectadores. Césped en aceptable estado en una noche nubosa y fresca. Las intervenciones del VAR propiciaron que Iglesias Villanueva alargara el partido en siete minutos en el segundo tiempo.Después una nueva conmsuilta del VAR lo llevó hasta el 100, cuando marcó el Cádiz, y al 102 final.

Hay cosas que no cambian y acertar una alineación de Iván Ania es como jugar al Euromillones. Las decisiones del asturiano son inescrutables. Sin lateral derecho, se decantó por reubicar a Nico Hidalgo en lugar del canterano Íñigo Sainz-Maza, que ni siquiera entró en la convocatoria. Que sí, que el motrileño en el Cádiz, precisamente, jugó en esa posición, pero el susto de Langreo de la pasada campaña fue importante como para haberlo olvidado. Y la otra gran novedad fue la de Luca en portería, ya recuperado de su lesión. El resto del once fue el mismo que ante Las Palmas. Incluso Nuha repitió en la delantera, por delante de Barral y de un David Rodríguez aún por estrenar.

Llegaba a Santander el líder. Mal enemigo para romper la racha de trece encuentros oficiales sin ganar y reponerse de las tres pifias consecutivas en este arranque liguero. Pero el choque comenzó como si el gallo de la película fuese el tipo vestido de verdiblanco. Un Racing intenso, valiente, confiado en sus posibilidades, dominaba a un Cádiz que... Muy poco. Pero el equipo de Iván Ania, si no cambia, puede ganarse fama de perro ladrador poco mordedor. Y mientras los amarillos aguardaban en su campo, dispusieron de las dos primeras ocasiones del choque: un remate flojo del 'Choco' Lozano tras un error de Alexis al tirar la línea del fuera de juego y un remate de cabeza de Mauro a la salida de un córner que se marchó a la izquierda de la meta de Luca. Tuvo que ser Nuha, con un testarazo desviado, quien lo intentase por primera vez para los cántabros, tras una generosa jugada de fe y garra de Enzo Lombardo y Sergio Ruiz.

Ver más

Pero a la vez que el Racing iba perdiendo fuelle, iba sumando lastres. Abraham, que andaba emparejado con el peligroso Salvi, se ganó una merecida cartulina amarilla. Y al final, pasó lo que suele pasar en estos casos. Al menos, esta vez no sucedió más allá del minuto 80. Con tiempo para reaccionar. Una mala entrega de Olaortua, el Cádiz que llega al área y Perea, sin mucha oposición, pone el 0-1. Es una norma en el fútbol, pero más aún cuando uno es el hermano pobre: No basta con merecerlo. «Cuando dejemos de cometer errores...», medio deseaba, medio lamentaba Iván Ania en la rueda de prensa previa al partido. Pues ayer, tampoco.

A esas alturas, el Racing, además de jugar con un rival de mayor presupuesto y que con el 0-1 estaba más feliz que en una tumbona en la playa de Conil de la Frontera, tenía que pelear también contra su propia ansiedad. El equipo de Iván Ania intentó, como pudo, recomponer de nuevo sus ideas para buscar el empate. Nuha remató muy flojo de cabeza un centro demasiado alto de Nico Hidalgo. Pero la mejor opción llegó en una buena acción de Yoda y Enzo Lombardo por la derecha. El centro del francés, pase de la muerte, lo tocó lo justo el meta Cifuentes para despistar a Nuha, que ya andaba preparado en boca de gol. A la 'pantera' se le escapó la presa entre las piernas.

Gol anulado al Cádiz

Si en el 0-1 el Cádiz no encontró oposición por la banda izquierda de la defensa racinguista, en el minuto 52 sólo faltaron los aplausos por parte de los futbolistas locales. Todas las facilidades. Alfombra verde. Sírvase usted mismo. Autovía de la Plata. Bufet libre. Álex hizo el 0-2. Ania llamó rápidamente a David Rodríguez y Barral. El Racing se preparaba para sacar. Espera, que no. Al colegiado le estaban contando algo muy interesante desde Las Rozas. El esperpento del VAR por lo menos favoreció a los cántabros. Tras varios minutos de parón, Iglesias Villanueva señaló fuera de juego y devolvió el partido al pasado. A tres minutos antes, cuando aún iba 0-1. A pesar de todo, el técnico verdiblanco no cambió de planes. Dos delanteros al 'prao'. Cejudo y Yoda, al banquillo. Y la grada crecidísima tras ver 'reducida' de repente la ventaja visitante. Aún había partido.

El Racing era, como dirían los modernos, mejor 'box to box'. De área a área. Pero a partir de la línea de tres cuartos el equipo cántabro era prácticamente nulo. Un tiro lejano de un voluntarioso Barral era lo más parecido a una ocasión de gol del que a esas horas de la noche necesitaba un tanto de forma imperiosa. Así que Ania se la jugó de forma definitiva: retiró a Mario Ortiz del doble pivote y dio entrada a Cayarga. Si no era por calidad, a ver si por lo menos por cantidad... A la salida de un córner, David Rodríguez mandó el balón al palo en una jugada que el colegiado invalidó por fuera de juego. Cifuentes que va a sacar de puerta. Secretito al oído del árbitro. A ver qué dice la tele. ¡Penalti! Pues es divertido esto del VAR cuando te favorece. David Rodríguez se la pidió. Exceso de confianza. Floja, el portero rechazó. El talaverano tampoco lo consiguió en el rebote, que estrelló en el cuerpo del meta. Iba a ser uno de Cádiz. Jándalo pero al revés. Ultramotivado. Barral la remató con el alma y lo celebró con rabia. 1-1.

Eso sí. Último compases. Ese periodo en el que al Racing le da por cortocircuitar y con siete minutos de añadido por delante después que el colegiado se marchase al VAR a tomar un par de decisiones. Sin embargo, el Cádiz andaba demasiado ofuscado con el arbitraje como para pensar en un segundo gol. Pero el equipo de Ania, como acostumbra, puso facilidades en vez de tirar de calma y los andaluces no marcaron el segundo por el canto de un duro. Salvi la mandó, cruzada, al palo, y Alejo, en el rechace, la tiró alto tras tocar en Abraham. Cuando uno va al bar, uno se aposta en la barra, y pide. Y cuando hay VAR, pues también. Sobre todo si cierran tarde. En el minuto 100. After hour. Mano al pinganillo. La afición gaditana solicitó desde la grada: «Penalti, penalti». Y tras mirar de nuevo la pantallita, Iglesias Villanueva concedió la pena máxima por mano de Abraham. El catalán, a la calle. Y Álex, que se cobró desde los once metros el tanto que le quitaron antes. 1-2. Esta visto que para el Racing, no hay manera. Cuando el estadio quedó vacío, de los aledaños llegaba una canción: 'Hoy no me puedo levantar'. No me extraña.