Fútbol

Una buena tarjeta de presentación

Una buena tarjeta de presentación
Javier Cotera

El Racing supera al Athletic en los Campos de Sport y engancha a su afición antes del inicio liguero

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

La tecnología lo cambia todo. La vida en general. Por ejemplo, el mail mató a la correspondencia de papel. Internet es como Atila. Por donde pasa, no vuelve a crecer la hierba. Pero en el márketing, en pleno auge de lo digital, los community manager y los influencers, aún persiste esa costumbre de 'para cualquier cosa, le dejo mi tarjeta'. Y el Racing este domingo le ofreció una buena credencial de presentación a sus aficionados. «Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos», dijo Walt Disney. La confianza es la mejor publicidad y el Racing dejó convencidos a sus seguidores en la victoria que los de Ania cosecharon frente al Athletic.

El sábado en Laguardia, frente al Alavés, Iván Ania reservó fuerzas. Quería dejar una buena impresión ante su afición en los Campos de Sport. Así que en esta ocasión sacó un once que, a priori, se asemeja al boceto que va conformando de su equipo de cara al cercano comienzo de Liga. Pese a que tipos con galones como Sergio Ruiz o Nico Hidalgo aguardaron en el banquillo. Así, Ania colocó a Luca Zidane en portería; con Buñuel y Abraham en las bandas de la zaga, escoltando a Olaortua y Figueras; el doble pivote fue para Mario Ortiz y Kitoko; Cejudo actuó por la izquierda, Cayarga por la derecha y la dupla en la delantera la conformaron César Díaz y Yoda. Enfrente un Athletic que se tomó con más calma la cita después de haber jugado el sábado en Londres y el jueves en Soria. Un ajetreado tour veraniego para los vascos. Aún así, los Aduriz, De Marcos, San José, Beñat o el castreño Herrerín partieron en el once inicial de Garitano.

Con su padre en un box, el primero en sacar aplausos a la grada fue Luca Zidane. Y no lo hizo con ninguna parada. Lo lleva en los genes. Con los pies. Después de una excursión con el balón controlado, ejecutó su segundo desplazamiento en largo al pie de un compañero. Fue el inicio de la jugada del gol racinguista. La acción terminó con un centro de Buñuel desde la derecha que Yoda, de cabeza, mandó a la red en el segundo palo.

2 Racing

Luca, Buñuel, Abraham, Olaortua, Figueras, Mario Ortiz, Kitoko, Cayarga, Yoda, Cejudo y César Díaz. También jugaron Moi, Óscar Gil, Nico Hidalgo, Sergio Ruiz, Rafa de Vicente, Lucas Díaz, Jesús Puras y Siverio.

1 Athletic

Iago Herrerín, Íñigo Martínez, Balenziaga, Vesga, vivian, San José, Beñat, De marcos, Larra, Ibai y Aduriz. También jugaron Sancet, Villalibre, Íñigo Vicente, Hodei y Nolaskoain

Goles
1-0, min. 9: Yoda. 1-1, min. 85: Olaortua, en propia puerta. 2-1, min. 88: Moi
Árbitro
López Toca (Comité Cántabro). Amonestó a los locales Cayarga, Siverio y Olaortua y a los visitantes Aduriz y Vesga
Incidencias
Campos de Sport de El Sardinero. Césped en buen estado en una tarde nubosa pero apacible. Se guardó un minuto de silencio en memoria del expresidente del club cántabro, Miguel Ángel Díaz. Más de 12.000 espectadores según los datos facilitados por el club.

Pero el guardameta racinguista mantiene su apellido en un segundo plano porque quiere ser reconocido por sus méritos y no por su ascendencia. En la siguiente jugada, se sacó una parada felina. Visto y no visto. El arquero se lanzó para sacar sobre la línea de gol un cabezazo de Aduriz que iba dentro. Es Luca. Parece que lo del apellido es una anécdota.

El Athletic manejaba la pelota con precisión, pero el Racing se mantenía cómodo en su campo. Dos intentos desviados de Aduriz y un tiro lejano de De Marcos que se marchó demasiado cruzado no inquietaron a los de Ania, a los que hoy y con el 1-0 en el marcador, les quedaba como un guante el papel de víctima. Y si no, pues ya estaba Luca para gustar y gustarse. El meta respondió con una enfatizada palomita a un cabezazo flojo de Aduriz. El veteranísimo delantero no estará muy contento de haber conocido al portero marsellés, que aún le hizo otra parada a un duro disparo antes del descanso. El caso es que, incluso con algunos momentos de brillantez, un Racing intenso y comprometido se iba por delante en el marcador. Para luchar por la permanencia no es un mal comienzo. Al menos, así lo entendió la grada, que premió a sus futbolistas con aplausos.

Andaba aún la peña nerviosa por Tribuna Central buscando a un Zinedine Zidane que no estaba en el palco cuando el Racing inauguró el segundo tiempo con una buena ocasión. Cayarga entró por la derecha y su golpeo, duro, lo repelió Iago Herrerín. El descanso no le vino muy bien al Athletic, porque el equipo cántabro tenía más posesión. Y empezó a mover el balón con criterio. Y a superar a su rival.

Este domingo no era la noche del Athletic y sí la de Luca. Siverio estuvo a punto de dejar en vergüenza a Herrerín tras un mal control con el pie del meta. Córner. El equipo vasco sale con una contra perfecta y Larra se planta sólo ante el portero verdiblanco. Le tiró a dar. Tenía el imán puesto el galo, que repitió parada ante Íñigo Vicente justo antes de marcharse tocado al banquillo. Lucas Díaz ocupó la portería verdiblanca. El equipo vasco apretaba con escasa fe a un Racing calmado. Sólo la mala fortuna empañó la satisfactoria tarde montañesa. Un centro desde la derecha lo introdujo en su propia portería Olaortua en su intento de despejar. Pero cuando parecía que el partido iba a terminar en empate, una buena combinación entre Nico Hidalgo y Sergio Ruiz la culminó Moi para devolver el triunfo al marcador local. Y Siverio no puso la guinda con un fantástico taconazo por el canto de un duro. El Athletic tuvo una última ocasión para empatar. El choque terminó con sonrisas y aplausos. Esto promete, pero ya se sabe que las promesas están para cumplirlas.

Ver más