Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 1 mes gratis a todo el contenido y disfruta de la mejor experiencia publicitaria

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Entrenar a puerta cerrada

Existe alrededor del fútbol una mística desproporcionada alrededor de las sesiones de entrenamiento, que no dejan de ser más que eso: ensayos

Javier Barbero
JAVIER BARBERO

Vaya por delante que cada uno trabaja como considera oportuno. Sucede en cualquier categoría laboral, cada profesional hace las cosas a su manera y lo que importa, siempre, es el resultado final. Existe alrededor del fútbol una mística desproporcionada alrededor de las sesiones de entrenamiento, que no dejan de ser más que eso: ensayos que persiguen mejorar el tono individual y colectivo y en los que se busca asemejar situaciones que se producirán durante los partidos oficiales. Entiendo que cada entrenador desee trabajar esos conceptos desde la discreción, ajenos a miradas indiscretas que casi siempre proceden de los mismos aficionados que llueva o truene acuden a ver in situ los entrenamientos y que resultan ser hinchas de tu propio equipo. Aficionados locales cuyo divertimento y principal ocupación matutina es ir a ver cómo se ejercitan los mismos futbolistas a quienes animarán en la cancha pocos días después.

 

Fotos