Racing

'Harry', condenado por el intento de amaño del Racing-Girona de la temporada 2012-13

'Harry', condenado por el intento de amaño del Racing-Girona de la temporada 2012-13

El expresidente verdiblanco acepta un castigo de seis meses de prisión, 2.000 euros de multa y un año de inhabilitación en un caso del que Pernía y Botas son exculpados

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

'Harry' recibió ayer su primera condena judicial por su labor como presidente del Racing. Ángel Lavín ha asumido la culpabilidad ante el Juzgado de lo Penal de Girona por el intento de amaño del Racing-Girona del 13 de abril de 2013 y el tribunal le ha impuesto un castigo de seis meses de prisión –no entrará en la cárcel, ya que no tiene antecedentes por delito similar y la pena será sustituida por una sanción de 1.800 euros–, 2.000 euros de multa y un año de inhabilitación para ejercer cargos deportivos. Ha sido el mal menor para los implicados, que esta vez no han podido esquivar a la justicia sin llevarse alguna cornada. Eso sí, toda la responsabilidad la asumirá Lavín, después de exculpar al también expresidente verdiblanco Francisco Pernía. El de Cóbreces sale limpio de este asunto, al igual que el representante de cabecera de ambos, Eugenio Botas.

La Liga de Fútbol Profesional, denunciante en este caso, junto con la Fiscalía, solicitó una condena de un millón y medio de euros de multa y dos años de prisión para los acusados. Finalmente, y sin la necesidad de llegar a juicio, ambas partes han llegado a un acuerdo con los denunciados y sus letrados. Así pues, tampoco ha sido necesaria la declaración de los testigos: el entonces presidente del Girona, Joaquim Boadas; la directora general, Kat Gorska y el exdirector deportivo del club, Javi Salamero.

Las claves

Multa
Al no tener antecedentes, la pena de cárcel será sustituida por una sanción de 1.800 euros
Petición inicial
LaLiga y la Fiscalía pedían dos años de prisión y una multa de un millón y medio de euros
Sin juicio
La acusación y la abogacía del Estado llegaron a un acuerdo con la defensa de los acusados
Mal menor
Lavín carga con toda la culpa y permite a Francisco Pernía salir limpio de este asunto

Cinco años han tardado los juzgados en ponerle el cascabel al gato en este asunto. El escándalo saltó en agosto de 2013, cuando el presidente del Girona, Joaquim Boadas, denunció ante el Consejo Superior Deportes el presunto intento de amaño del Racing del partido que enfrentó a ambos equipos en El Sardinero. Lavín, Pernía y Botas visitaron al directivo gerundense para tratar de persuadirle de que su club, ya salvado, asumiese una alineación indebida en aquel choque que permitiese al Racing sumar tres puntos más a su casillero y evitar así el descenso ya consumado a Segunda División B. Boadas presentó pruebas como una grabación de la conversación con los emisarios racinguistas. Al hacerse público se levantó una ola de indignación en el entorno del club, ya de por sí soliviantado por la situación institucional y deportiva del Racing.

El Diario Montañés tuvo acceso en su momento a esa grabación. Una conversación mantenida el 2 de julio de 2013 por Ángel Lavín, Francisco Pernía y Eugenio Botas con Joaquim Boadas y Kat Gorska. El audio parecía sustentar la versión relatada por el dirigente del club catalán, que dijo haber comenzado a grabar con su teléfono móvil cuando vio que el asunto a tratar «podía ser ilegal». «Lo más importante es la permanencia. Haremos lo que sea», serían las palabras de 'Harry' en una reunión encaminada a convencer a la entidad catalana para reconocer su alineación indebida y permitir así la permanencia de los cántabros en Segunda División. También se puede escuchar en el audio la propuesta de falsear las fechas del documento redactado por los emisarios para la autoinculpación del Girona, un requisito primordial para que éste pudiese ser válido de cara a su presentación ante el Consejo Superior de Deportes.

La conversación grabada por el expresidente del Girona ha sido la prueba clave

En concreto, Lavín y compañía solicitaron a los directivos gerundenses que asumiesen la alineación indebida de sus futbolistas Luso Delgado y Migue González, puesto que habían disputado más de diez partidos con licencia amateur. El Guadalajara también denunció al Girona por esta circunstancia, pero la Federación Española de Fútbol liberó de toda culpa al club catalán al descartar la mala fe en su actuación. La defensa de Lavín sostiene que la ilegalidad por parte del Girona fue cometida y que los enviados verdiblancos a Montilivi sólo acudieron a pedir que se reconociese la citada infracción.

Pernía, la voz cantante

Según el audio publicado en su día, Pernía fue quien llevó la voz cantante en la conversación. Lavín apenas intervino. «Nosotros estamos aquí por un principio absolutamente loable, en nuestro caso, que es el tema de querer permanecer en la Segunda División. Y para eso nos asimos a lo que sea», afirmó el de Cóbreces. Él es el autor de cuatro «parrafadas» que ocupan la mayor parte de la grabación. Boadas dejaba claro, a las primeras de cambio, que «nosotros no cometeremos ninguna ilegalidad. No vamos a hacer nada fuera de lo corriente».

En la conversación sale el tema de ese documento. En ningún caso se habla de forma explícita del traspaso o el acuerdo por Albert Dorca ni de una cantidad indeterminada de dinero, como señaló en su día el presidente del Girona como parte del trato. Pero se deja entrever. «Si alguien pregunta, oye, por qué han estado aquí los del Racing, pues estamos hablando de ese jugador», afirma Pernía. Y después de apuntar que tras una tarde de «debate», los representantes del Racing se han atrevido a hacer ese «planteamiento» al Girona, Pernía añade: «Naturalmente, con una contraprestación que es la que planteamos u oye, la que acordemos».

El máximo mandatario del club catalán mostró en su día a este periódico su pesar por el hecho acaecido en torno al Racing, que puso al club cántabro en el disparadero mediático. «Para mí es un club de referencia. De pequeño tenía los cromos del equipo. Es un equipo y una afición de Primera. Pero no sus dirigentes. A mí me gustaría competir con el Racing, pero no con esta gente».

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, fue desde el principio uno de los más beligerantes en este asunto durante este tiempo, pese a que finalmente el ente que dirige ha llegado a un acuerdo con la defensa. De hecho, en octubre de 2013 afirmó que recurriría «personalmente» el archivo de los expedientes por parte de la propia LFPde los dos supuestos amaños que afectaban al Racing en sus partidos ante el Girona y el Hércules de la anterior temporada.

Tanto Lavín como Pernía tienen aún varias citas pendientes en los tribunales. En mayo quedó visto para sentencia el juicio contra Harry por el intento de suspender la Junta de Accionistas del 31 de enero de 2014. Por otro lado se encuentra la querella presentada por el colectivo de exjugadores contra el propio Lavín, Pernía y el exconsejero Horst Weber por presuntos delitos societarios continuados. El juez Miguel Ángel Agüero imputó a ambos por administración desleal y a Pernía por apropiación indebida. Sin embargo, el magistrado dejó fuera diez de los hechos que achacaban los exfutbolistas. Estos recurrieron el auto y los denunciados impugnaron el recurso. Y mientras no se resuelva este asunto, no podrá dar pasos hacia adelante la Acción Social de Responsabilidad que fue presentada por mandato de la Junta de Accionistas del 31 de enero de 2014.

 

Fotos

Vídeos