Fútbol | Racing

El racinguismo ocupará la mitad de Lasesarre

La afición del Racing volverá a llenar gran parte del estadio del Barakaldo como ya hiciera el pasado año. /Javier Cotera
La afición del Racing volverá a llenar gran parte del estadio del Barakaldo como ya hiciera el pasado año. / Javier Cotera

Las previsión apunta a que más de 1.800 verdiblancos viajen a Barakaldo | Agotadas las mil localidades que el club vasco mandó al Racing, se rondará medio aforo, 4.000 espectadores

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Al racinguismo no hay quien lo supere. La afición verdiblanca se está forjando en Bakacaldo su pequeña leyenda. Se ganó una página en la historia durante la temporada pasada, en la que su visita a Lasesarre fue la más numerosa de una hinchada visitante durante toda la Liga y si las previsiones se cumplen hará más grande su legado al repetir tan simbólico premio. Ayer se agotaron las mil entradas que el club vasco mandó al Racing, y a falta de dos días para que se juegue el partido todo invita a pensar que la presencia de racinguistas se acercará a los 1.800 sin descartar que se supere. No será necesario que el Racing solicite una nueva remesa a su rival, ya que en las taquillas de Lasesarre se podrán adquirir todas las que se requieran.

Precisamente esa oleada de aficionados que van a acudir por su cuenta el próximo domingo es la que ampliará cualquier previsión que a principios de semana se hubiese planteado. Se estima que más de 600 seguidores se acerquen de manera individual, dado que el horario es muy atractivo. Desde Castro Urdiales, Laredo y buena parte de los municipios de la zona oriental de Cantabria se han dirigido al Barakaldo para preguntarle la posibilidad de reservar las entradas, puesto que les resulta más cómodo que desplazarse a El Sardinero a comprar el boleto. De esta manera, en la localidad vizcaína se están preparando para la que será sin lugar a dudas la mejor entrada de la temporada -salvo sorpresa y sin contar con una hipotética clasificación para el play off del equipo-. Por ello, los responsables gualdinegros ya tienen previsto dónde y cómo ubicar a los seguidores del Racing. A la Tribuna Norte, con capacidad para 1.500 espectadores, se le podrá unir dos apéndices laterales, uno en Tribuna Este y otro a través de la Tribuna Sur, para alojar a más si el número de aficionados supera las previsiones.

Espacio reservado

Alrededor de 2.300 racinguistas podrían ocupar casi un tercio del aforo del Lasesarre con capacidad para 8.000 espectadores. Es innegable que, salvo la presencia del Athletic en alguna ocasión puntual o los duelos esporádicos de Copa del Rey, como el del año pasado ante el Valencia que reunió a 7.000 hinchas, la visita del Racing es de las más esperadas por el Barakaldo. Ninguno de los vecinos de los gualdinegros -Sestao, Amurrio, Gernika, Leioa, Durango o incluso la Real Sociedad B- tienen la masa social que le persigue a los cántabros. El único de los rivales que es capaz de acercarse pero de lejos es el Mirandés , «con quien existe una muy buena relación entre aficiones», según detallaba ayer el responsable de comunicación del Barakaldo, Gustavo Vigo. Así las cosas, en Lasesarre admiten que «la buena marcha de los dos equipos, primero y segundo, y la buena sintonía que existe entre las aficiones y sus equipos son elementos fundamentales para que la gente se anime», añade.

Más de 500 socios del Barakaldo han sacado una entrada aparte aprovechando una promoción especial

No solo los seguidores del Racing están respondiendo a la llamada de su equipo, también -dentro de lo que es habitual- lo están haciendo los simpatizantes del Barakaldo. El club fabril puso el pasado lunes a disposición de sus socios la posibilidad de adquirir una entrada a cinco euros. La localidad a precio especial corresponde a la misma zona que el abonado, «con intención de que se traigan a amigos, a la mujer o al hermano», explican desde el club. Ayer se habían vendido más de 550, un número que en cualquier partido de Liga no hubiese existido. La media de espectadores en una jornada cualquiera de Liga en Lasesarre es de 1.200 o a lo sumo 1.400 por lo que «conseguir más de 4.000 el próximo domingo sería un éxito». Ya en la campaña 2017-2018 se cerró con 4.000 seguidores en las gradas del coqueto estadio.

Lo de pasado mañana tiene pinta de que será mayor. En cuanto a las peñas, cuatro autobuses se han completado. En el primero de ellos, de 82 plazas, viajarán miembros de Aúpa Racing, Concanos, Ojáncanos, Online, Nubero y Cachopo. De nuevo el conglomerado de peñas se ha puesto de acuerdo para fletar el vehículo y desplazarse de manera conjunta como viene haciendo en los últimos tres años. Algo similar ha hecho la Peña Nukleo Asón, otro de los colectivos habituales que desde que el Racing descendió a Segunda B no ha faltado a casi ninguno de los viajes del equipo. La peña, que reúne a muchos de los aficionados de la zona oriental de Cantabria, no le ha resultado nada complicado llenar dos autobuses, sin importar que el desplazamiento sea muy fácil, ya que apenas les separa de Baracaldo media hora.

Desde por la mañana

Los resultados del equipo han contribuido a que los socios se animen a viajar juntos e incluso a hacer partícipes a todos del ambiente festivo; de ahí que al mediodía se esté organizando una quedada en Colindres para arrancar el día con buen humor y ganas. Finalmente, la peña San José de Astillero volverá a sumarse a la iniciativa con su autocar. Por tanto, cuatro son los vehículos que aparcarán en las proximidades de Lasesarre y todos ellos tienen previsto llegar al estadio antes de la hora de comer por lo que los locales de la zona recibirán una pequeña marea verdiblanca.

Las taquillas del estadio vizcaíno abrirán a las 17.00 horas, por lo que los aficionados que tengan previsto sacar su localidad antes del partido deberán tener en cuenta la apertura de las mismas. El pasado año se organizaron unas colas importantes que en algunos casos se extendieron más de una hora.

Así como el estadio por dentro y por fuera está considerado como uno de los más coquetos y modernos de las últimas décadas. De hecho han sido innumerables los premios de arquitectura y las consideraciones de los expertos sobre su forma de aprovechar el espacio y distintas particularidades -los arquitectos del El Malecón se fijaron en él para la construcción del campo torrelaveguense- el césped está siendo motivo de disputa. Aitor Larrazabal, el técnico del Barakaldo, no deja pasar una oportunidad para criticar las malas condiciones en las que se encuentra el 'prao' desde el último partido de la pasada campaña de Liga. Los propios jugadores admiten que «está blando y con grandes calvas y dificultad el juego». Tampoco hay un entrenador visitante que no aproveche su rueda de prensa en Lasesarre para expresar su opinión, que casi siempre coincide con la del preparador vasco.

La anterior empresa encargada del mantenimiento de la instalación -según el club- no realizó las labores de manera correcta y el Ayuntamiento la sustituyó por otra. Del mes de mayo a julio no se tocó con la intención de que mejorase, de hecho tan solo fue pisado durante el partido amistoso que el Barakaldo jugó con el Athletic, pero aún así no ha sido suficiente.

Quince años después, un Barakaldo-Racing

El destino ha querido que el domingo se cumplan quince años menos un día del estreno del Nuevo Lasesarre y que se enfrenten los mismos equipos que jugaron aquella tarde de miércoles, el Barakaldo y el Racing. Fue una eliminatoria de treintaidosavos de final de la Copa del Rey. Una semana antes se había jugado un amistoso entre el conjunto gualdinegro y el Athletic de Bilbao como acto simbólico de la puesta de largo del nuevo estadio del club fabril. A continuación, el bombo emparejó a los equipos en el duelo copero, ronda además a partido único en el campo de inferior categoría. El Racing, dirigido por Lucas Alcaraz, militaba en Primera División y el Barakaldo en Segunda B. Bodipo pasó a formar parte de la historia de Lasesarre al ser el primer goleador del estadio vizcaíno.El Racing ganó 0-1 y aquel tanto del sevillano dio el pase a la siguiente ronda a los cántabros.

El nuevo Lasesarre en un recinto que ocupa una superficie de unos 9.260 metros cuadrados y que atrajo las miradas de muchos. Un proyecto de la mano de Bilbao Ría 2000 y con la firma del arquitecto Eduardo Arroyo, que rompió moldes, tanto por su estructura exterior, sobria y sofisticada, como por su interior, con asientos de colores que restan frialdad al lugar. Sin columnas ni puntos ciegos, fue creado para poder ser ampliado sin mucha dificultad, pensando en alcanzar cotas mayores. Además, una reproducción formó parte de la colección permanente del MOMA, el Museo de Arte Moderno de Nueva York. 

 

Fotos

Vídeos