Fútbol | Racing

«Me sorprende y no me gusta, pero aún tengo que leer los papeles», dice Pernía

El círculo se estrecha. Francisco Pernía, en el detector de metales de los Juzgados de las Salesas. El expresidente rompió su silencio para El Diario aunque no quiso valorar la petición de la Fiscalía. /Javier Cotera
El círculo se estrecha. Francisco Pernía, en el detector de metales de los Juzgados de las Salesas. El expresidente rompió su silencio para El Diario aunque no quiso valorar la petición de la Fiscalía. / Javier Cotera

Los querellantes, la Asociación de Exjugadores y la acusación particular, AUPA, se muestran «satisfechos con la petición de penas»

LEILA BENSGHAIYAR y MARCOS MENOCALSantander

«Me sorprende el tema, pero hasta que no llegue a Cantabria no tengo nada que decir. No me gusta, pero hay que consultar con los abogados que son los que saben». El expresidente del Racing, Francisco Pernía, rompió su silencio de seis años -tan sólo se le había escuchado en la toma de declaraciones de los juicios a los que acudió requerido por la justicia- para atender la llamada de este periódico en la jornada del martes. «No tengo ninguna opinión al respecto hasta que no hable con mis abogados. Ahora estoy fuera de Cantabria y no he leído nada», matizó. No quiso hacer más valoraciones ni entrar en más detalles sobre la petición de seis años de prisión -tres por apropiación indebida y otros tres por administración desleal continuada- que la Fiscalía, según anunció el pasado lunes, solicitará para él por la gestión del Racing cuando ocupó su presidencia. Por contra, el que se mostró ilocalizable fue su sucesor en el cargo al frente del club verdiblanco, Ángel Lavín 'Harry', para el que el ministerio público reduce la petición de cárcel a la mitad, ya que tan sólo se le juzgará por un delito, el de administración desleal.

Ver más

Sin embargo, los querellantes y la acusación particular, o lo que es lo mismo la Asociación de Exjugadores del Racing y la Agrupación Unificada de Pequeños Accionistas (AUPA), coincidieron en calificar de «razonable y ajustada a derecho» la petición de la Fiscalía. Manolo Higuera, sobre el que ha recaído buena parte del trabajo de estos seis años, cabeza visible de los exjugadores, fue más allá al conocer la noticia: «Estoy profundamente satisfecho, tanto yo como los que formamos esto. Había posibilidades jurídicas de que el ministerio fiscal pudiera haber rebajado las peticiones, pero finalmente creo que son ponderadas y medidas y con bastante criterio en los parámetros», señaló el letrado. Higuera, que precisamente fue el que sucedió en la presidencia a Lavín -con un periodo transitorio y circunstacial en el que 'Tuto' Sañudo ocupó el cargo-, primeramente se limitó a analizar la petición desde el punto de vista jurídico. Él junto a otros exjugadores -Víctor Diego, Gelucho...- fue el que tomó las riendas y presentó la querella hace seis años -concretamente los cumplirá el 28 de diciembre-. «Ha pasado mucho tiempo, han cambiado mucho las cosas, pero hay que pensar que cuando en 2012 se decidió depurar responsabilidades, todos los papeles los tenían ellos -Pernía y 'Harry'- que eran los que controlaban el club. Ha costado mucho esfuerzo y trabajo y ahora parece que todo se va resolviendo».

PASOS A SEGUIR

1. Elevación de penas:
Se abre un periodo de tiempo en el que las partes pueden elevar las penas que ha solicitado la Fiscalía si las consideran insuficientes.
2. Defensa:
El segundo paso será en el que la defensa presentará su escrito. Argumentará la reducción de las penas o en su caso la absolución.
3. Señalamiento del juicio:
El tercer peldaño llegará cuando el juez le ponga fecha al juicio. A continuación se sucederán la sesiones y por último, la sentencia.

Higuera muestra su aprobación «con los seis años que se solicitan a Pernia, así como los tres a 'Harry'. Son ajustados a parámetros. Quizás es diferente lo de Urquijo y Vergara, porque en el caso de este último creo que apenas hay participación», señala. Además de los expresidentes, el ministerio público solicita otros tres años para Iñaki Urquijo y Juan Vergara, ambos representantes de jugadores y en el caso de este último, máximo responsable de la cantera durante la posterior etapa de 'Harry' como máximo mandatario racinguista. Higuera añade que «una petición de seis años y de tres, para unos y otros, es algo que ya debe impresionar. Es una pena que de ser firme es de obligado cumplimiento y es para estar satisfecho». A la pregunta de que al entorno racinguista y a todos aquellos que pudieron salir perjudicados les pueda parecer poco, Higuera insiste en que «no sé lo que realmente puede pensar la gente, pero yo creo que es una petición seria, dura y que se ajusta a derecho».

Manolo Higuera Abogado de los Exjugadores «Estoy satisfecho y orgulloso. Siempre hemos querido depurar responsabilidades y que la indignidad se pague» Manolo Higuer | Abogado de los Exjugadores

«Esto les tenía acojonados»

Higuera, ahora ya apartado de la actualidad racinguista de la que fue cabeza visible durante casi cinco años, sí que remarca que «esta querella es la que realmente les tenía preocupados. Está es la que les mantenía acojonados.Han ido salvando y perdiendo juicios, pero por lo civil. Sin embargo ninguno tenía la trascendencia personal que tiene este». Ambos exmandatarios se han enfrentado a los tribunales en casi todas las instancias, pero hasta el momento no había llegado el turno de la penal y ahora, después de seis años, parece que les tocará enfrentarse a un trago aún más difícil.

No obstante, Higuera pide «cautela y respeto». No quiere hablar de posibles sorpresas cuando todo esto acabe. Él más bien recalca que «esto es derecho». El letrado argumenta la situación señalando que «las sentencias están para ser valoradas cuando acaben. Los jueces pueden condenar o no por encima o por abajo de las peticiones del ministerio público. El juez no tiene ninguna vinculación con la petición de la Fiscalía». Por último, sí que quiso expresar su sentimiento desde el punto de vista personal: «Es algo que me llena de orgullo. Es gratificante. Se ha trabajado mucho y en silencio y se va a demostrar que la indignidad se paga».

«No me gustaría ser ahora mismo Francisco Pernía. Seis años es una petición razonable aunque parezca poco» Pablo Mora Cospedal | Abogado de AUPA

«Es ajustada a reglamento»

Por otro lado, para AUPA, en palabras de Pablo Mora Cospedal, abogado de la asociación que se personó como acusación particular, la petición de la Fiscalía «es ajustada a reglamento y aplicando el código es lo que hay». «Sin embargo -añadió- podía apretarse un poco más». Mora adelantó que «ahora las partes estudiarán la situación y es probable que se pida más pena si es necesario. Ya se verá». No obstante, el letrado fue tajante: «No quisiera ser Francisco Pernía ahora mismo». El abogado de AUPA en la causa expresó sus sensaciones después de conocer la noticia y tras haber leído el contenido del escrito de la Fiscalía: «Me deja satisfecho, ya digo que se puede pedir algo más, ya veremos, pero si nos atenemos al código es más que razonable». Mora coincide con Higuera en que «realmente una petición de seis años es bastante seria».

En cuanto a las indemnizaciones, que en el caso de que sean condenados los expresidentes tendrían que abonar al Racing -411.380 para Pernía y 216.400 euros para Harry-, Mora admite que «están en el límite» aunque sí matiza su argumento: «Puede haber algo que se ha podido escapar. Lo que se considera desviado como lo del Racing Primavera o el dinero de la indemnización a Jesús Merino, o el sueldo de 'Harry'... Todo eso no puede entrar en el juicio. Aquí sólo hay hechos que se pueden juzgar». Entiende que «a la calle le pueda parecer poco después de haber visto que en el concurso de acreedores se le pedían cerca de seis millones. Ahora y en esta causa sólo se pueden juzgar los hechos que aparezcan como probados y ya digo que puede haberse escapado alguno, pero no seré yo el que corrija al fiscal ni mucho menos», opina el abogado.

«No tengo ninguna opinión al respecto hasta que no hable con los abogados cuando llegue. Estoy fuera» Francisco Pernía | Expresidente del Racing

AUPA, que reiteró su satisfacción por cómo se están produciendo los acontecimientos «después de tanto tiempo», no descartó la posibilidad -como se asegura con anterioridad de solicitar que la pena se aumente- de «reunirse con los exjugadores y de manera conjunta hacer esa petición. No lo hemos hablado, pero lo más probable es que aunque cada uno haga su trabajo de manera independiente nos sentemos a valorarlo juntos».

Por último, Mora recuerda que «cuando acabe este procedimiento, seguirá adelante la acción de responsabilidad civil que pesa sobre Pernía y 'Harry'. Es decir, acabe como acabe, condenados a más o menos, seguirá adelante la otra causa que está paralizada al tratarse en este caso de una querella penal, y siempre un proceso así paraliza el resto de vías». En resumidas cuentas, las consecuencias de la gestión del Racing en la época más oscura del club siguen y tienen cuerda para rato. Han pasado seis años y al menos hasta 2019 no se podrá saber cómo acaba todo.

De seis meses a un año más para que haya sentencia

Han pasado seis años y los expertos vaticinan otro más –aproximadamente– para que haya sentencia. Desde que la Fiscalía hace públicas las peticiones de penas –el pasado lunes– hasta que finalmente la causa queda vista para sentencia han de pasar varias fases. La que ya ha quedado finalizada ha sido la de instrucción. Desde que el ministerio público comunica con su escrito a las partes su decisión comienzan a contar diez días para que la parte querellante decida si eleva las penas o está de acuerdo con la petición de la Fiscalía.Lo mismo ocurre con la acusación particular, compuesta por una o más entidades.

A continuación, llegará el turno de la defensa que elaborará su escrito para rebajar o argumentar el desacuerdo con las mismas. Esta fase puede llevar cerca de tres meses, con las Navidades a la vuelta de la esquina y con la cantidad de días inhábiles que se presentan en el mes de diciembre.

Una vez que el juez tiene en su poder las elevaciones de penas por parte de los querellantes y los escritos de la defensa se produce el señalamiento del juicio que –según los letrados– puede extenderse a no menos de otros dos o tres meses. Una vez que el juicio ya tiene fecha comienzan las sesiones del mismo;en ellas no está establecido un número de ellas predeterminado sino que se sucederán según convenga a la causa y a petición del magistrado. Cuando este último determine que todas de las partes han mostrado sus argumentos decretará el 'visto para sentencia' y será él mismo quien estudiará a fondo el asunto y hará pública la sentencia final.

Y pasado este último escalón tampoco se podrá decir que ha terminado el proceso del todo, puesto que el asunto podrá seguir teniendo más recorrido con los recursos en contra de la sentencia.

Además, en el caso de Pernía, se trata de dos juicios, uno por apropiación indebida y otro por administración desleal, uno lo juzga la Audiencia Provincial y otro el Juzgado de lo Penal, por lo que podría demorarse aún más:«Yo no lo veo antes de un año», asegura Manolo Higuera. Por su parte, el abogado de AUPA, Pablo Mora, es un poco más optimista y confía en que «alrededor del verano de 2019 pueda haber sentencia. Pero no se puede decir nada porque a la causa aún le quedan muchas cosas por determinar». Aún queda bastante para dar carpetazo a una de las etapas más grises del Racing.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos