Otro verano de compras compulsivas

Héber, Julen Castañeda, Ángel Viadero, Dani Aquino y Raúl Domínguez, a su llegada en 2016. :: javier cotera/
Héber, Julen Castañeda, Ángel Viadero, Dani Aquino y Raúl Domínguez, a su llegada en 2016. :: javier cotera

Quince futbolistas tienen contrato para la próxima campaña, aunque muchos de ellos no tienen su futuro asegurado en Santander

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Cada temporada en Segunda División B es un volver a empezar con el lastre del fracaso reiterado. Curso nuevo, equipo prácticamente nuevo. El proyecto que no cumplió con el objetivo unos meses antes no sirve para el futuro próximo. La repetición de lo cíclico. Como cantaba el grupo Lendakaris Muertos, el Racing se ha convertido en un equipo «de centro... De centro comercial». De compras compulsivas. Y este verano, con Chuti Molina redactando la lista de adquiribles junto a Iván Ania, tendrá que volver a llenar el carro si quiere montar un equipo lo suficientemente competitivo para aspirar al ascenso. Fichajes que sumar a los 43 que ha realizado ya la entidad verdiblanca en estas camino de cuatro campañas en el pozo.

El Racing, a día de hoy, tiene quince futbolistas con contrato vigente. Más todas las opciones a las que puede acceder de la cantera. Eso es sobre el papel. Negro sobre blanco. Sin embargo, la práctica tiene pinta de que dirá una cosa bien distinta y la decena y media de jugadores que conforman la plantilla racinguista es probable cambie bastante su fisonomía. De los que están, unos cuantos, a buen seguro, volarán lejos de Santander y a otros, directamente, los comprarán el billete de ida. Otros vendrán. Así, hasta conformar un vestuario con al menos veinte componentes.

La portería está cubierta con Iván Crespo y Raúl Domínguez, salvo que este último opte por buscar en otro sitio los minutos que no ha tenido hasta ahora. En la retaguardia, permanecen Gándara, Juan, Javi Gómez y Julen Castañeda. Tres jóvenes y un veterano sobre los que Iván Ania tendrá que tomar una decisión. Quique Rivero, Jerín y Sergio Ruiz también tienen contrato para el centro del campo verdiblanco. Así como Javi Cobo y Pau Miguélez. Sin embargo, el torrelaveguense y el nojeño, con poca participación el último curso, podrían buscar protagonismo fuera de los Campos de Sport. El club, de momento, espera a la opinión del míster para valorar las opciones de negociar o tratar de retener a dos de los valores de la cantera racinguista.

En el otro extremo están veteranos como Álex García, Juanjo y Antonio Tomás. Los tres, con contrato en vigor y en el caso de los dos últimos, también post-retirada. Su rendimiento tras su regreso al Racing ha sido bajísimo y los gestores del club no descartan hacer un esfuerzo económico para rescindir sus contratos si el entrenador y el director deportivo lo estiman conveniente. Tanto Juanjo como Antonio Tomás sólo piensan en mantener su compromiso con el club y en resarcirse de su pobre actuación anteriorr. De momento, desde las oficinas de El Sardinero no se han puesto en contacto con ninguno de ellos.

La otra película por conocer el desenlace es la de Dani Aquino. El murciano, con contrato hasta 2020, tendrá una cláusula a partir del 30 de junio irrisoria para un jugador de su calibre. Un regalo para quien venga a buscarle. Él dice estar dispuesto a continuar pese a que su divorcio con la afición es un hecho y el club lo quiere en su mejor versión. «La decisión depende de él. Lo que necesitamos es un jugador que quiera estar aquí, muy ilusionado y comprometido. Hay que esperar a que volvamos a hablar con él», dijo Ania en una entrevista a El Diario.

A partir de ahí, y con la sensación de que los que terminan contrato no tendrán una oferta de renovación sobre la mesa, el Racing tendrá que fichar y fichar hasta confeccionar su plantilla. Por el momento, Chuti Molina se lo toma con calma. Las vacaciones anticipadas para el club cántabro ayudan a pensar con más calma pero son un inconveniente a la hora de ejecutar, porque la temporada aún no ha acabado para muchos de los equipos donde el Racing puede tirar el anzuelo.

La consigna para hacer un equipo aspirante a volver a la élite es mirar a los conjuntos de la parte alta de Segunda B y a los de la zona baja de Segunda. El problema es que la mayoría de los primeros aún están disputando el play off de ascenso y los otros aún no han terminado el campeonato regular. Así que al Racing le tocará esperar. De momento, va tentando el terreno.

Molina se va fijando en caladeros donde echar las redes. Por ejemplo, el Lorca, ya descendido matemáticamente a Segunda B y donde interesan unos cuantos futbolistas. Alberto Noguera se le escapa al equipo cántabro, pero el delantero Daniel Ojeda sigue en la lista de futuribles por lo que pueda pasar. Como el club murciano, el Racing va buscando estanterías de las que coger algo.

Todo eso para conformar la plantilla. Pero, además, hará falta un fichaje de relumbrón a la espera también de lo que pase con Dani Aquino. El equipo cántabro deberá encontrar un jugador franquicia. El problema son los salarios. El sueldo base en Segunda División ronda los 80.000 euros anuales, una cifra que las arcas de los Campos de Sport sólo se pueden permitir para su jugador estrella. A Chuti Molina le toca hacer maravillas con el dinero y el caché histórico de un Racing que, cada temporada que pasa en el infierno, va perdiendo atractivo para los futbolistas.

El PRC registra hoy su pregunta sobre los Campos de Sport

El PRC registrará hoy la pregunta que llevará al Pleno del Ayuntamiento de Santander para pedir información sobre los motivos por los que todavía no se ha rubricado la firma del expediente de uso de los Campos de Sport. A pesar de que tanto el Consistorio como el propio Racing anunciaron a principios del año pasado la proximidad de un nuevo convenio, el trámite se ha quedado paralizado. El concejal regionalista Vicente Nieto,registrará hoy una iniciativa para dilucidar en qué estado se encuentra el convenio y cuándo se dará a conocer finalmente el contenido del mismo, además de si se cristalizará la devolución al Racing de la titularidad de sus antiguas propiedades -terrenos del actual Parque de Mesones-. Otra de las cuestiones que se pretenden abordar es la fecha de inicio de cada uno de los procedimientos preceptivos para la tramitación del convenio y los informes jurídicos y de intervención. Los Campos de Sport son unas instalaciones municipales, cuya utilización es exclusiva para el conjunto racinguista gracias a que en los ochenta el Ayuntamiento se comprometió a asumir la deuda y la reparación de su antiguo estadio, a cambio de la cesión de las antiguas propiedades del club cántabro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos