El Independiente persigue la sorpresa en Alcobendas

Mariano, durante la victoria ante el Getxo en la jornada inaugural. /María Gil Lastra
Mariano, durante la victoria ante el Getxo en la jornada inaugural. / María Gil Lastra

Los bisontes, líderes tras su apabullante victoria ante el Gernika en la primera jornada, visitan a mediodía el campo de La Moraleja para medirse a uno de los aspirantes al título

ASER FALAGÁN SANTANDER.

El Alcobendas mide hoy el estado de ánimo y verdadero potencial deportivo del Independiente una semana después de que los bisontes debutaran en casa con una apabullante victoria que les dio el liderazgo de la División de Honor. Una posición de privilegio anecdótica por producirse en la primera jornada, pero que ha servido para que los santanderinos se reivindiquen y empiecen con buen pie la competición solo unos días antes de que tres de sus jugadores (Manuel Mora, Nacho Poet y Nacho Contardi) fueran convocados para la próxima concentración de la selección española.

La segunda jornada de Liga lleva a los del Chucho Mozimán hasta Alcobendas, uno de los equipos de referencia de la categoría que vive además esta temporada el que espera sea un salto de calidad. Los madrileños recibirán a las 12.00 horas a los cántabros en su remozado estadio de Las Terrazas, en La Moraleja, que ha ampliado sus medidas y renovado su superficie para instalar césped artificial. Y son favoritos. Claros favoritos. Ante un rival, eso sí, que ha demostrado estar en forma, de modo que los verdes están en condiciones de plantear un partido difícil a uno de los grandes.

Después de su buen inicio de Liga en San Román ante el Gernika, los bisontes han seguido trabajando esta semana en el acoplamiento de sus nuevos jugadores y en la coordinación entre líneas, además de ensayar con intensidad las fases estáticas del juego. Y es que el trabajo en la touche y melé es un clásico no solo durante la pretemporada, sino también en las primeras semanas de competición oficial, siempre en busca de los automatismos que trata de dejar fijados Mozimán.

Si el debut no pudo ser más cómodo, mucho más complejo se presenta este segundo compromiso, en el que los santanderinos tendrán que verse las caras con uno de los grandes de la categoría. No en vano, el Alcobendas es uno de los aspirantes a un reto muy complicado: arrebatar a los dos equipos de Valladolid su hegemonía en el rugby español -en especial en la Liga-, que amenazan con prolongar durante una temporada más. Ya el año pasado lucharon mano a mano por el título y esta temporada se han reforzado no solo como club, sino también deportivamente.

Dos novedades

Respecto a la temporada pasada se unen a la expedición cántabra el segunda australiano Luke Williams y el tercera línea Olmedo, con lo que Mozimán podrá afrontar con todos sus efectivos la difícil visita al campo madrileño. Son dos interesantes refuerzos para un equipo que la semana pasada se impuso por 54-21 al débil Gernika, con un quince formado por Barros, Martín, Domínguez, González, Mora, José García, Soria, Moreno, Cornejo, Mariano García, Giribert, Mañero, Contardi, Sánchez y Poet.

El desafío ahora es mucho mayor ante un adversario teóricamente superior. Y la exigencia la misma, pero no la presión ante un partido de esos en los que una derrota entra más o menos en el guión previsto, por mucho que se eche mano de los tópicos del deporte y no se reconozca en público. De modo que todo lo que se pueda traer de regreso el Independiente a Santander será bienvenido, pero tampoco se le reprochará demasiado que vuelva ligero de equipaje.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos