«Jugar la Copa Davis te forja como tenista»

Roberto Bautista, durante un partido de tenis en Wimbledon. /
Roberto Bautista, durante un partido de tenis en Wimbledon.

Tenista

MANUEL SÁNCHEZ

Roberto Bautista Agut acude a Rumanía con la vitola de número uno del equipo español. Las ausencias de Rafa Nadal y David Ferrer le permiten liderar un grupo que lucha por ascender al Grupo Mundial y recuperar el prestigio del tenis español. Un orgullo herido al caer contra Brasil (2014) y Rusia (2015). Roberto disputará en Cluj su cuarta eliminatoria de Copa Davis tras la victoria en Dinamarca (2015) y las derrotas en Brasil (2014) y Alemania (2014).

Todas las eliminatorias que ha disputado, han sido fuera de casa ¿De qué manera les afecta tener que jugar lejos de los suyos? Sobre todo después de las últimas derrotas en Brasil y Rusia.

Por supuesto que afecta. Al final, de las últimas ocho o nueve eliminatorias, hemos jugado fuera de casa todas, menos una. Ganar una eliminatoria de Copa Davis fuera de casa es complicado porque hay que tener en cuenta que el rival adecúa las condiciones a su favor y a favor de sus jugadores. La superficie, las pelotas, la altura de la pista No es fácil ganar a un equipo en sus circunstancias preferidas.

Respecto a esto último. Rumanía ha elegido una pista indoor muy rápida. Con el objetivo de favorecer a jugadores suyos como Marius Copil. Sin embargo, todos ustedes se desenvuelven bien en estas condiciones. En su caso ha alcanzado la cuarta ronda en Australia y en el Us Open. ¿Cree que el pensamiento de los españoles solo juegan bien en tierra sigue ahí?

Yo creo que cada vez más el circuito está cambiando. Jugamos siete u ocho meses en pista rápida y creo que es prácticamente imposible si eres un jugador de los buenos no ganar partidos en este tipo de pistas. Si quitas dos meses que se juega en tierra batida, el resto de la temporada es en pista dura. Entonces nuestro juego está más que adaptado a este tipo de superficie, pero sí que es verdad que es una pista más rápida de lo habitual debido a la altura (400 metros por encima del nivel del mar).

Quizá ellos pusieron este tipo de pista con el objetivo de incomodar a Rafa Nadal o David Ferrer. No obstante, el número uno en esta eliminatoria es usted. ¿Se siente presión al recoger el testigo de estos jugadores?

Claro, siempre estamos bajo la sombra de estos dos grandes jugadores. Es difícil pero al fin y al cabo nosotros estamos aquí para hacer nuestro trabajo, no para suplir a nadie. Estamos para dar todo lo posible, dar todo lo que tenemos dentro en cada eliminatoria. Al final tú te centras en tu trabajo y no piensas en nadie más. Aquí tenemos a Feliciano que es un jugador muy experimentado en Copa Davis, y tanto Marc López como yo hemos jugado varios partidos importantes. Entre todos hemos hecho un buen equipo.

Ahora mismo podría estar esta semana descansando o haber ido a jugar a Suecia o a Hamburgo a conseguir puntos. Sin embargo, ha preferido estar aquí en Rumanía ¿Por qué elige un jugador la Copa Davis?

Yo mismo tengo un compromiso moral con el equipo, con la capitana. Un compromiso de querer aportar mi granito de arena a la Copa Davis. Además confío en que vivir lo que es esta competición te forja como jugador y te ayuda a nivel individual. Jugar la Copa Davis es más difícil de lo normal, hay más presión de la habitual. Por ello, cuando luego juegas otro tipo de torneos notas menos presión y puedes hacerlo mejor.

¿Cómo les prepara Conchita Martínez para que lidien con esa presión?

Ella nos aporta tranquilidad, nos organiza los entrenamientos etc. Conchita tiene mucha experiencia de haber jugado eliminatorias de Copa Federación, haber ganado partidos importantes de Grand Slam. Además se deja ayudar mucho por nuestros entrenadores. El objetivo es que el jugador se sienta arropado, transmitirle confianza, ayudarle. Al final se trata de apoyar y de que el tenista no esté solo.

Con los Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina. ¿En algún momento piensa sería un sueño subir al podio con una medalla? ¿O prefiere ser más cauto y aislarse de todo eso?

Prefiero ser más precavido e ir poco a poco. Sí que es verdad que lograr algo como una medalla en unos Juegos Olímpicos sería increíble pero hay que ir con los pies en el suelo. Lo importante es trabajar día a día. Ahora mismo hay que centrarse en la Copa Davis. Tenemos un reto muy bonito delante nuestro y sería muy importante sacarlo adelante.

Si pasan esta eliminatoria lucharían por volver al Grupo Mundial en septiembre ¿Le gustaría jugar por conseguir el ascenso?

Bueno, quedan muchos meses por delante aún. De momento tengo un verano muy intenso por delante. Depende del Abierto de Estados Unidos y de cómo haya ido el verano. Si las cosas han ido bien y físicamente estoy sano sí me gustaría luchar por ello.