Galardón

Ferrer, un luchador de 'oro'

Ferrer, un luchador de 'oro'

«Algún día le podré contar a mi hijo lo que significa esto», dijo el tenista tras recibir del ministro José Guirao la Medalla de Oro del deporte

R.C.Madrid

«No puedo describir la emoción que siento, espero algún día poder explicarle a mi hijo lo que significa esto», dijo emocionado David Ferrer junto a su mujer Marta Tornel, sus padres y el pequeño Leo, de apenas un año de edad dormitaba en su sillita. El extenista profesional, que colgó la raqueta el pasado mes de mayo durante el Mutua Madrid Open tras diecisiete años de profesional, recibió muy emocionado la Medalla de Oro al Mérito Deportivo de manos del ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, y de la presidenta del Consejo Superior de Deportes, María José Rienda, en la sede del ministerio en Madrid.

«David Ferrer es uno de los tenistas más respetados de nuestro país por su altura deportiva y su talante luchador. Por su talento y su coraje en las pistas encarna los valores más altos a los que puede aspirar un deportista», afirmó José Guirao, que regaló al alicantino una raqueta de madera que él usaba hace años y rescató firmada para la ocasión.

Previo a la entrega, Ferrer pudo ver un vídeo con imágenes de los 17 años de su destacada carrera profesional, ya que durante 7 temporadas fue uno de los 10 mejores tenistas del mundo. El de Jávea es uno de los cinco tenistas españoles con mayor número de victorias en el circuito profesional, junto con Rafael Nadal, Conchita Martínez, Manuel Orantes y Arantxa Sánchez Vicario. «Acabar mi último partido y sentir tanto cariño me ha sorprendido, y lo voy a guardar siempre en mi corazón», apuntó Ferrer que destacó que se trata de una «distinción diferente a cualquier otra», ya que no solo reconoce «los títulos» conseguidos, sino «los valores» que ha podido «trasmitir de la pista».

El martes, en la ceremonia de graduación de la tercera promoción de alumnos de la Rafa Nadal Academy en Manacor, el extenista, tres veces campeón de la Copa Davis y con 27 títulos ATP ya subrayó ante los jóvenes que el talento «sin la constancia diaria no sirve de nada. Las personas talentosas son las que tiene la fuerza de voluntad y el compromiso para trabajar más que los demás; son los que tienen la humildad de aceptar sus propias debilidades y que quieren mejorarlas; son los que tienen respeto por lo demás, que saben y saben escuchar y quieren aprender», destacó el tenista alicantino, de 37 años.