Vela

El gran reto de Diego y Iago

Diego Botín (derecha) y Iago López llegan a Aarhus tras conseguir su segundo título europeo de 49er. /Drew Malcolm
Diego Botín (derecha) y Iago López llegan a Aarhus tras conseguir su segundo título europeo de 49er. / Drew Malcolm

El cántabro y el gallego llegan como una de las tripulaciones favoritas a un Mundial de Aarhus que comienza este jueves y en el que también regatea el cántabro Víctor Gorostegui

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Será inevitable que alguien diga una frase. 'Cómo pasa el tiempo'. Aquel Mundial de Vela de Santander 2014 dejó estampas que los aficionados al deporte en la región aún recuerdan. Pero de eso hace ya cuatro años. La ciudad danesa de Aarhus toma este jueves, y hasta el día 12, el relevo de la capital cántabra como sede de un Mundial de Clases Olímpicas. El campeonato en el que todos los países siempre tienen puestas sus miras más amplias. No en vano, buena parte de las plazas olímpicas para los próximos Juegos se reparten en una competición como la que hoy comienza en Aarhus.

En la ciudad danesa competirán dos cántabros. Uno se estrena hoy. Víctor Gorostegui (Santander, 1990) compite en ese potro de tortura que es la clase Finn. El barco más físico de todos y para el que se requiere un cuerpo que cuesta moldear casi una década. Las opciones de Víctor, que disputará su segundo Mundial tras el que se celebró en casa, no serán muchas. Serán, a priori, Joan Cardona y Álex Muscat los llamados a luchar por una plaza para España de cara a Tokio 2020.

Quienes sí tendrán opciones a todo en Aarhus serán el cántabro Diego Botín (Santander, 1993) y el gallego Iago López (Portosín, 1990). Convertidos desde hace ya un tiempo en una de las tripulaciones de referencia en el mundo en la clase 49er, no sería para nada raro un titular que diga 'Diego y Iago, campeones del mundo'. El dúo español llega cargado de moral tras su segundo título europeo en aguas de Gdynia, en Polonia. «Todas las cartas están echadas. Nos hemos preparado lo mejor que hemos sabido. Tenemos muchas ganas de empezar y de darlo todo en este Mundial», señala el cántabro.

«Nos hemos preparado lo mejor que hemos sabido. Tenemos muchas ganas de empezar», dice Botín

Viento desde tierra

El regatista santanderino ya sabe lo que le espera en Aarhus. «Aquí puede haber de todo. Lo que predomina es un viento de tierra, rolón y racheado. Hay que estar acostumbrado a navegar en estas condiciones. Aunque las hemos tenido también en esta temporada y hemos trabajado mucho en ellas».

Los rivales serán los de casi siempre a lo largo de esta temporada. Ausentes los grandes dominadores del asunto en otros tiempos, los neozelandeses Peter Burling y Blair Tuke, el abanico se abre muchísimo entre varias tripulaciones. Los ingleses Fletcher-Scott y Bithell; los polacos Buksak y Wierzbicki, plata europea en Gdynia, y sus compatriotas Przybytek y Kolodzinski, los grandes dominadores de ese Europeo y que la pifiaron en la medal race; los hermanos argentinos Yago y Klaus Lange o los alemanes Justus Schmidt y Max Boehme apuntan a estar en la nómina de favoritos. Sin descartar a los daneses, que juegan en casa. «Está todo muy abierto», reconoce el cántabro.

El objetivo de Diego y Iago es «navegar lo mejor que sabemos». El primer objetivo es clasificar a España para los Juegos Olímpicos de Tokio en esta clase. «Según avance el campeonato, si vemos que podemos estar adelante, por supuesto que vamos a darlo todo».

La competición para Diego Botín y Iago López empezará el sábado en Aarhus. Un Mundial de Clases Olímpicas que reunirá a 970 embarcaciones y 1.300 regatistas de cien países.

 

Fotos

Vídeos