La cántabra Blanca Ruiz cumple su sueño de subir a la cima del Aneto

Blanca Ruiz junto a su compañero de aventura Patxi Irigoyen, en la cima del Aneto / DM .

Nació con la enfermedad y hace dos años fue sometida a un doble trasplante pulmonar. «Quería estar lo más cerca del cielo para poder darle gracias a mi donante», dice

DM .
DM .Santander

La cántabra Blanca Ruiz, presidenta de la Federación Española de Fibrosis Quística, ha cumplido su sueño de alcanzar la cima del Aneto (3.404 metros), el pico más alto de los Pirineos, junto su amigo Patxi Irigoyen, también trasplantado.

Diagnosticada con fibrosis quística al nacer y, tras someterse a un trasplante de pulmones hace 8 años, Blanca ha convertido un sueño en realidad gracias a la empresa Bridgestone y su campaña 'Persigue tu Sueño, Supera los Obstáculos', como patrocinador olímpico mundial.

Dentro de la iniciativa, Bridgestone organiza desde hace dos años un concurso de sueños para conocer aquellas historias de superación de todos los que persiguen una meta. De todas las historias recibidas, son los embajadores de la campaña los que seleccionan el sueño ganador de aquellas que resultan más inspiradoras y Bridgestone les ayuda a hacerlo realidad.

El sueño de Blanca era coronar la cima de una gran montaña junto con su amigo Patxi, que también había recibido un trasplante pulmonar. «Quiero estar lo más cercana al cielo para darle las gracias a mi donante por esta segunda oportunidad«, señalaba Blanca.

La historia de Blanca es la historia que viven muchos afectados por esta enfermedad, que en España padecen más de 3.000 personas. «Superar una enfermedad como la fibrosis quística es como subir una montaña. La subida a la cima es lo que pasa una persona con esta enfermedad a lo largo de su vida hasta que llega el trasplante. La media de supervivencia de unos pulmones trasplantados es de 10 años. Por eso, te planteas vivir el día a día a tope porque, como esto dura lo que dura, hay que exprimir la vida al máximo«, explica en el vídeo rodado en su ascenso al Aneto el pasado mes de julio.

Tal y como señala Blanca, esta enfermedad le ha enseñado «a valorar la vida de otra manera, a dar importancia a lo que realmente la tiene, a silbar, a cantar y a reírme a gusto, que es el mayor placer de la vida».

El sueño de Blanca era subir el Aneto y servir de inspiración y ejemplo a todos los que persiguen objetivos demostrando que con perseverancia, ganas y trabajo, los sueños se pueden alcanzar.

Historias de superación

En España, tres olímpicos respaldan esta iniciativa con sus propias historias de superación: Sergio Rodríguez, medallista olímpico y uno de los mejores jugadores de baloncesto de España; Javier Gómez Noya, medalla olímpica de plata y cinco veces campeón del mundo de triatlón; y Lidia Valentín, una de las mejores halterófilas del mundo y doble medallista olímpica.

 

Fotos

Vídeos