Las cifras y las letras en la escalada

Escalar en La Arnía es todo un privilegio para la vista./E. CALVO
Escalar en La Arnía es todo un privilegio para la vista. / E. CALVO

Conoce los muros de escalada deportiva en los que puedes iniciarte en el mundo vertical de Cantabria

Enrique Calvo 'Coco'
ENRIQUE CALVO 'COCO'Santander

Habrán escuchado muchas veces a dos escaladores discutir sobre cuál es el grado de dificultad de una vía. Letras y números combinados que, para los foráneos, puede sonar a chino. Aunque la graduación en este deporte siempre tiene un punto de subjetividad, sí es cierto que existen unos criterios para determinarla lo mejor posible. Antes de entrar en materia, existe un par de conceptos que hay que explicar.

¿Qué es el grado? Es el sistema de graduación que describe el tipo de terreno al que tendrá que enfrentarse el escalador. Desde una fácil caminata, hasta una trepada, escalada libre técnica o escalada artificial.

¿Cuántas escalas existen? Hay varias. Por citar alguna, la francesa, la americana, la de la UIAA o la australiana. Por norma general, en Europa el sistema más utilizado es la escala francesa que abarca desde el cuarto grado (el más fácil) hasta el noveno (mayor dificultad hasta el momento), todos con subgraduaciones definidads por las letras a, b, c, que se precisan aún más con el signo (+).

En referencia a la escalada en Cantabria y cercanías, siempre se escucho la frase «es que en Cantabria el grado está muy alto» Esta frase hace referencia a la dificultad que supone escalar en nuestra región, pero la referencia del grado de la vía es muy subjetivo. Los equipadores y expertos que acotan los grados, suelen tirar hacia abajo. Si escogiste una vía de iniciación 5+ seguramente te podrá parecer un 6a de otras zonas de escalada.

Una vez conocida la fama que tienen las zonas de escalada en Cantabria, haré un breve resumen de los muros de escalada deportiva en los que puedes iniciarte en este mundo vertical. Eso sí, no subestimes el grado, práctica con seguridad y, si es necesario, contrata un monitor o guía de escalada.

Boo de Piélagos La Arnía
Impresionantes vistas de La Arnía.
Impresionantes vistas de La Arnía. / E. CALVO

El primer sector que nos podemos encontrar y el más cercano a la capital santanderina es La Arnía, placa caliza de costa algo tumbada que hace más sencilla su progresión, el agarre es bueno con algún paso delicado. Hay que tener en cuenta la marea ya que se trata de un sector de costa y el pie de vías esta a nivel del mar. El entorno es bastante atractivo, la escalada siempre está asociada a la montaña pero en este caso nos encontramos alejados de montes y picos, adentrándonos en la espectacular Costa Quebrada, en pleno mar Cantábrico.

Suances Los Cantos
Estas paredes están en la desembocadura del río Saja.
Estas paredes están en la desembocadura del río Saja. / E. CALVO

Seguiremos recorriendo la costa hasta la localidad de Suances Los Cantos. Esta vez las paredes se encuentran en la desembocadura del río Saja, en la ría de Suances también llamada San Martín de la Arena. Estas paredes se caracterizan por la composición de la roca, que está formada por arenisca. Su escalada se desarrolla sobre muros verticales con pequeños resaltes y repisas, y sus grados son variados.

Valle de Buelna Somahoz

Los muros de esta zona son de roca arenisca, algo más dura y compacta que la de Los Cantos de Suances.
Los muros de esta zona son de roca arenisca, algo más dura y compacta que la de Los Cantos de Suances.

Para seguir disfrutando de una escalada de iniciación e ir cogiendo confianza, la idea es poder practicar en distintos tipos de roca y estilos de escalada. Nuestra región nos invita a conocer esta vez una zona del interior, más concretamente en el valle de Buelna por el cual discurre el río Besaya, hablamos del sector de Somahoz.

Los muros que nos encontramos en esta zona son similares a los de Los Cantos de Suances, pero esta vez la roca arenisca es algo más dura y compacta. Los resaltes, repisas y techos son aquí algo más pronunciados. La escalada en esta zona reúne una amplia variedad de tipos de agarres, buenos cantos, romos, regletas, fisuras... todo ello en un entorno de bosque muy agradable. En los muros de Somahoz se puede practicar en cierta medida la escalada de autoprotección, pero es una escalada para niveles más avanzados, por el riesgo que conlleva.

Cillorigo de Liébana Placas de Esquilleu, en Lebeña
Placas de Esquilleu con la cueva al fondo (Desfiladero de la Hermida).
Placas de Esquilleu con la cueva al fondo (Desfiladero de la Hermida).

Llegó la hora de hablar de la caliza y que mejor sitio que el fantástico Desfiladero de La Hermida. Si queremos disfrutar de una escalada de calidad, no podemos dejar de lado este desfiladero de impresionantes magnitudes en el que se desarrolla una gran actividad deportiva. No voy a hablar hoy de sus infinitas posibilidades, quiero centrar la atención en la escalada de iniciación. La mirada la ponemos en las Placas de Esquilleu, más conocida como placas de Lebeña, ya que su nombre se debe a la cueva cercana al muro.

Otra vez más, nos encontramos ante un grado de iniciación sobre placa tumbada en la que juega un papel importante la técnica de pies y el equilibrio. Los grandes agarres de lajas afiladas y la peculiar gota de agua hacen que su escalada sea un juego de búsqueda de relieve donde poder agarrarnos y descargar nuestro peso sobre los pies.

Para acceder a este sector habrá que cruzar el río Deva con la ayuda de un puente colgante, más bien dos cables de acero tensado que nos facilita poder cruzar sin mojarnos en sus frías aguas.

Cillorigo de Liébana Bejes
En la zona de Bejes hay varios muros de caliza de buena calidad.
En la zona de Bejes hay varios muros de caliza de buena calidad.

Para descubrir otra zona de escalada de iniciación nos toca ganar altura (582 msnm). Desde el pueblo de La Hermida, cogemos carretera hacia uno de los pueblos con tradición en la producción del queso picón: Bejes. El encanto de este desplazamiento no sólo es su escalada, sino el poder degustar un queso con denominación de origen, además de disfrutar de sus maravillosas vistas. También desde aquí podemos comenzar rutas de montaña, adentrándonos en el Macizo de Ándara (el oriental) de los Picos de Europa.

En relación con la escalada cuenta con varios muros de caliza de buena calidad. Destacan las placas de caliza gris y también muros de caliza algo más rojiza. Los grados son variados teniendo un gran número de vías de grado medio-bajo ideal para la iniciación.

Zona oriental de Cantabria Ramales de la Victoria

Damos un giro de 180 grados y nos vamos hasta el otro extremo de la región y encontramos Ramales de la Victoria. Esta localidad cántabra tiene como atractivo turístico sus dos cavidades más conocidas la cueva de Covalanas y la de Cullalvera, situadas en un entorno de rocas calizas. Este sistema kárstico hace del valle un lugar de atracción para los amantes de la espeleología y expertos en arqueología.

Sin duda este atractivo de cuevas, simas y cavidades subterráneas no hace sombra al gran potencial que existe en torno a la escalada, ya que es una zona de referencia en la escalada deportiva de la región. Los muros cuentan con una gran variedad de grados y estilos de escalada. Para abrir boca dentro de sus numerosos sectores hay tres que posiblemente sean los más recomendados para la iniciación con grados medios y una escalada algo técnica: Escaleras, Pared del Cáliz y Camino.

No dejéis de visitar los demás sectores para disfrutar de cómo suben paredes espectaculares los escaladores más avanzados. Cuevamur y Pared del Eco son dos de las referencias

En Ramales de la Victoria se respira un ambiente escalador con muchos años de historia. / E. CALVO

Otros sectores en Cantabria

También dentro de Cantabria podemos encontrar otros muros más reducidos en cuanto al número de vías:

-Mirador de Cofría, a la vera de la senda del río Nansa.

-Casar de Periedo, cercana a la estación de tren del Pueblo.

-Las Caldas de Besaya.

Para terminar, quiero destacar una serie de sectores de escalada que están fuera de la región, pero que al igual nos sirven como referentes para la iniciación:

-Gama (Palencia): roca caliza donde predomina el grado bajo y las vías cortas

-Recuevas (Gama, Palencia): escuela pegada al sector de Gama pero con vías más explosivas, el grado en este caso está más apretado.

-Las Cabadas (Arenas de Cabrales): muro de caliza vertical de grado medio.

En resumidas cuentas, recordar que la escalada es un deporte de riesgo, para poder practicarlo es necesario tener la suficientes nociones de seguridad y los conceptos claros. Como hablamos al principio, la grduación sólo indica el nivel y la dificultad. Subestimar estas referencias es un error, la progresión se consigue con el tiempo y la practica segura.

Un consejo: No dudes en contratar a profesionales para tu formación, de esta manera ahorraras tiempo y aprenderás con seguridad. Además, quiero agradecer a los equipadores toda la labor de apertura de rutas de escalada, sin su gran aportación no podríamos disfrutar de nuestra pasión.

 

Fotos

Vídeos