Orduña contará con su primer refugio de montaña gracias a la iniciativa popular

Vista del macizo del monte Txarlazo, en Orduña.// E. C.
Vista del macizo del monte Txarlazo, en Orduña. / / E. C.

Con un presupuesto de 17.000 euros, las obras, para las que se pide la colaboración vecinal, arrancarán antes de final de año

ASIER ANDUEZA

«Un espacio de encuentro entre personas de diferentes clases y condiciones. Montañeros y pastores, domingueros y labradores, resacosos y deportistas, fervientes y desencantados, felices y desesperados... unidos por un mismo sentimiento de amor por la naturaleza». Así define Mendikoborda Elkartea el ambiente del futuro refugio de San Vitores, una infraestructura que quiere recuperar el Ayuntamiento de Orduña. El proyecto hunde sus raíces en una iniciativa popular que tomó forma hace diez años. Entonces, un grupo de orduñeses comenzó a dar forma a la idea de construir un espacio de este tipo entre Foru plaza y la cima del Txarlazo. La idea era aprovechar la existencia anterior de un corral.

Con estos mimbres, «hace cinco años se hizo el primer contacto entre Txarlazo Mendi Taldea, la asociación de ganaderos y ganaderas de Orduña, la Junta de Ruzabal-Bedarbide y el Consistorio», relatan fuentes municipales. El siguiente paso fue la fundación de la agrupación Mendikoborda Elkartea que, a día de hoy, junto con la entidad local se encuentra ultimando los preparativos del proyecto. El objetivo está claro: iniciar las obras de la nueva infraestructura antes de fin de año.

En piedra

El presupuesto, de alrededor de 17.000 euros, será asumido a medias entre las arcas locales, la Junta y el colectivo de ganaderos. Su ejecución será adjudicada en los próximos días, aunque su desarrollo se completará con sesiones de 'auzolan' o trabajo comunal. «Será importante la colaboración ciudadana para garantizar el buen funcionamiento del lugar, a pesar de que sus miembros se harán cargo de la limpieza y el mantenimiento», especifican desde Mendikoborda Elkartea.

Según ha desvelado el colectivo, «la construcción tendrá un total de 75 metros cuadrados entre el pórtico y el espacio interior y se añadirá un corral en la parte posterior. En la edificación se utilizará piedra, para que «se integre con el entorno», explican. El suelo del refugio ya está construido, pero las obras no comenzarán hasta diciembre. Quien quiera implicarse en el proyecto o recibir más información sobre la iniciativa, puede ponerse en contacto a través del correo electrónico urdumendikoborda@gmail.com o llamando al propio Ayuntamiento de Orduña.

Cuando esté concluido, el de San Vitores será el primer refugio de los montes de Orduña de carácter abierto. Se trata de una práctica muy extendida en el norte de Europa, pero poco desarrollada en el entorno más cercano. «Lo diferente será que este espacio tendrá siempre sus puertas abiertas y de alguna manera los propios usuarios lo autoregularán». anuncian desde el Consistorio. Así, cualquier persona podrá acceder en caso de lluvia, para descansar o disfrutar de un rato junto a otros grupos o gente aficionada a la montaña.

 

Fotos

Vídeos