Por la ruta de Peñas Gordas

Sierra de Peñas Gordas y una pequeña laguna/Agustín Ibáñez Martínez
Sierra de Peñas Gordas y una pequeña laguna / Agustín Ibáñez Martínez

Hoy os propongo este paseo circular hasta la divisoria de Campoo y los Valles Pasiegos, muy cerca del Embalse del Ebro

Agustín Ibáñez Martínez
AGUSTÍN IBÁÑEZ MARTÍNEZSantander

En esta ocasión os propongo viajar hasta el sur de Cantabria, concretamente a la divisoria entre Campoo y los Valles Pasiegos, muy cerca del Embalse del Ebro. Se trata de la ruta de Peñas Gordas, un sencillo paseo semicircular que iniciaremos en Corconte, pueblo perteneciente al municipio de Campoo de Yuso y al que llegaremos por la CA-171.

Esta ruta, de elevado interés paisajístico por culminarse en la divisoria de Campoo y Valles Pasiegos y ofrecernos unas vistas panorámicas, es una de las propuestas del programa de actividades que desarrollan los Centros de Visitantes gestionados por el CIMA (Gobierno de Cantabria), si bien lógicamente cualquier persona interesada la puede realizar libremente en cualquier momento.

Partiremos desde el Centro de Visitantes del Embalse del Ebro, ubicado en las antiguas escuelas del citado núcleo, para poco más arriba recorrer un tramo del PR-S 78 (Sendero del Embalse del Ebro-Ramal Norte). Ascenderemos una cómoda pista forestal para rápidamente alcanzar un precioso bosque en el que predominan los acebos, pero dónde también encontraremos avellanos y robles, entre otras especies.

Tras cruzar el bosque, y siempre ascendiendo, caminaremos por las inmediaciones de varias fincas ganaderas y veremos como la pista forestal se va diluyendo hasta perderse para después caminar por la sierra en cuya cumbre alcanzaremos Peñas Gordas, un pintoresco paraje de farallones rocosos junto a los que descubriremos una pequeña laguna con fauna acuática.

Ficha técnica de la ruta

Duración:
2 h 30 min
Desnivel acumulado:
375 m.
Distancia:
6 Km
Tipo de recorrido:
semicircular.
Tipo de firme:
sendero forestal y sierra.
Dificultad:
Media-baja.

Prácticamente desde que dejamos atrás Corconte, y de forma paulatina según vamos ascendiendo hacia las Peñas Gordas y ganando altura, la ruta nos regala unas espectaculares vistas sobre el Embalse del Ebro y las poblaciones circundantes al mismo.

Una vez alcanzada la cima, desde Peñas Gordas tendremos también por fin unas magníficas vistas de las cabeceras de los Valles Pasiegos. Así, en primera instancia observaremos el alto del Puerto del Escudo, además del pueblo pasiego de Resconorio y otros núcleos del municipio de Luena. Igualmente, podremos observar los territorios altos de los municipios de San Pedro del Romeral o Vega de Pas (mención destacada merece el siempre imponente Castro Valnera) así como de los municipios burgaleses pertenecientes a la comarca de Las Merindades.

Muy cerca de las formaciones rocosas que dan nombre a Peñas Gordas, está situado el Vértice Geodésico de idéntica nomenclatura, desde dónde podremos observar asimismo la ciudad de Reinosa, y detrás de la capital campurriana, el impresionante telón de fondo que constituyen Alto Campoo y montañas tan emblemáticas como el Pico Tres Mares.

Arriba, Sierra de Peñas Gordas. Abajo, Corconte y el Embalse del Ebro, donde se puede disfrutar viendo a los animales pastar. / Agustín Ibáñez Martínez

Tras disfrutar de las vistas desde la divisoria entre las cuencas cantábricas y la cuenca del Ebro, iniciaremos el camino de regreso sierra abajo, hasta llegar a las cercanías del bosque situado encima de Corconte.

Allí, desde la pista forestal por la que habíamos ascendido previamente, giraremos a la derecha para transitar por otra parte del bosque (de ahí que esta propuesta de ruta sea considerada como semicircular) que con sus variados ambientes forestales y sin dejar de descender en ningún momento, nos conducirá hasta la parte baja del pueblo, muy cerca del albergue, con lo que después de caminar por las calles de Corconte admirando su arquitectura tradicional llegaremos al punto de partida y habremos finalizado la ruta propuesta.

El embalse del Ebro desde Peñas Gordas.
El embalse del Ebro desde Peñas Gordas. / Agustín Ibáñez Martínez

Con lo que os he contado, ¿os animáis a conocer las Peñas Gordas? Yo no lo dudaría.