Alfred García: «Me he tenido que buscar la vida dentro de la vorágine que es salir de Operación Triunfo»

Alfred García: «Me he tenido que buscar la vida dentro de la vorágine que es salir de Operación Triunfo»

El cantante, inmerso en una extensa gira que llega este sábado a Santander, fue uno de los artistas salidos de la edición 2017 del reality musical

Álex Gómez Magaldi
ÁLEX GÓMEZ MAGALDI

El músico catalán Alfred García aún está recuperándose de los meses frenéticos en los que llegó a la gala final del programa Operación Triunfo, realizó decenas de firmas de discos, entrevistas con la prensa, conciertos e incluso actuó en el Festival de Eurovisión junto a su compañera Amaia, con la que mantuvo una relación y acaparó portadas de la prensa del corazón.

Todas esas vivencias se encuentran plasmadas en en su primer trabajo después de su paso por el concurso televisivo. '1016' es un interesante álbum con reminiscencias de artistas como Leiva, que el músico está presentando en una amplia gira en solitario, que de momento cuenta con veinte fechas en salas por la geografía española. Las entradas han volado. El concierto de este sábado en Escenario Santander es el único para el que aún quedan tickets disponibles.

- La gira de OT fue la que más espectadores reunió en nuestro país durante el año pasado, 288.640 personas. Ahora llega la parte más difícil, navegar en solitario.

De momento estamos teniendo la suerte de que la gente viene a los conciertos y hemos agotado en todas las fechas menos en Santander, que se ve que es una plaza muy difícil. Me alegro un montón del éxito que está teniendo el disco, ya que, aunque haya una discográfica multinacional al lado, no deja de ser un álbum autogestionado.

- Tiene un equipo grande de personas detrás, ¿en qué sentido su disco es autogestionado?

- Los músicos que forman parte del álbum son amigos míos y el estudio de grabación está al lado de mi casa. Ha sido todo muy casero, no lo podía hacer de otra forma. Venía de hacer los conciertos en estadios de Operación Triunfo, de actuar en Eurovisión y de hacer un 'tour' en solitario en verano. Una vorágine que no era capaz de parar. Me he tenido que buscar la vida dentro de la vorágine que es salir de OT. Muchos de mis compañeros en el programa han tenido que esperar a que todo pasara para empezar a componer o grabar su disco. Como mucho han publicado algún tema suelto o han ido haciendo canciones con otros artistas.

- Da la sensación de que por fin descansa.

- Piensa que me hice conocido en muy poco tiempo. En apenas tres meses tuve que hacer la promoción y las firmas de discos de Operación Triunfo, la promoción y las firmas de discos para Eurovisión, los conciertos que hicimos después de Operación Triunfo, una gira en solitario, tuve que acabar de componer mi primer trabajo, crear un 'show' para presentarlo en directo y tuve que actuar en Eurovisión. La pregunta de si fue o no duro, creo que se responde por sí sola.

- Fueron meses frenéticos en los que además su vida privada acaparó portadas de la prensa del corazón. También se convirtió en un personaje público.

- Con eso ya contaba y me da igual.

- ¿Qué se va a encontrar el público en su concierto en Santander?

- Todos los conciertos que estamos haciendo llevan el mismo formato: una actuación de dos horas y una escenografía propia del planeta Marte, ya que, por ejemplo, llevamos un piano que parece sacado de otro universo. Un espectáculo con siete músicos sobre el escenario, donde tocamos las dieciséis canciones del disco y algún tema más que va variando según el día. Creo que es un concierto que se adapta muy bien al formato de salas y estamos haciendo un buen trabajo. Hicimos una apuesta por un formato de salas, ya que es un disco bastante 'rockero', y ha funcionado tan bien que tendremos que pensar en hacer conciertos en recintos más grandes.

- ¿Cuánto ha marcado su carrera actuar en el Festival de Eurovisión?

- Eurovisión es un bonito recuerdo y es un evento que me ha abierto muchas puertas: para volver en un futuro y para abrirme paso dentro y fuera de nuestro país. Ahora toca apoyar mucho a Miki, nuestro próximo representante en el certamen, para que no se sienta solo. ¿Por qué? Hablamos de una experiencia bonita, pero también muy dura. Tengo muchas ganas de apoyar a un artista de mi tierra, de Cataluña, y que además compite con una canción bastante representativa de las fiestas catalanas.

- Se encuentra presentando su primer trabajo después de su paso por Operación Triunfo. Tengo muchos amigos que piensan que algo salido de OT no puede ser de calidad, ¿qué les diría?

- Pues que se compren el álbum (ríe). Cada concursante del programa es libre de hacer el disco que quiera, cada uno pone su calidad. Como en la vida, el trampolín que tengas ayuda, pero al final vas a tener que salir a jugar tú. Yo no he aprendido a producir canciones ni he empezado a componer temas gracias a Operación Triunfo, he hecho lo mismo que ya hacía en mi casa.

- ¿Podríamos decir que el álbum '1016' refleja un año en la vida de Alfred García?

Total. Es una especie de diario en el que explico todo por lo que pasé durante el año y medio anterior a la salida del disco. Es un álbum súper honesto que explica todo lo que sucedió en mi vida, no hay ninguna mentira.

Muchas canciones y muchos artistas

- El primer detalle que llama la atención de su disco: una obra larga. 16 canciones.

- El álbum tenía que ser así, no podía ser un disco corto de trap. El universo me puso esas canciones delante para que las escribiera y transmitiese. El álbum no es convencional, está hecho para llegar a la gente y ser honesto con uno mismo. Y ha tenido bastante éxito. Creo que tengo mucha intuición en ese sentido.

- Un trabajo para el que se ha rodeado de colaboraciones de artistas destacados a nivel nacional: Santi Balmes (Love of Lesbian), Carlos Sadness, Pavvla y su compañera Amaia.

- Las colaboraciones vinieron solas, tenían que estar en este proyecto musical, tenían que ser ellos. Son personas que me han acompañado y ayudado mucho en mi crecimiento personal, musical y técnico, como Carlos Sadness o Santi Balmes, que llevan mucho tiempo en la industria de la música. Los cuatro eran personas con las que quería colaborar, que admiro y que ahí están.

- ¿En qué ha cambiado Alfred desde su salida de OT? ¿Hacia dónde se dirige su carrera?

- Alfred ha cambiado para bien, sabe mucho más sobre cómo funciona la industria de la música y es más realista con lo que puede ofrecer y puede recibir del público. Ahora mismo soy una persona coherente con lo que hago, no estoy haciendo nada más aparte de la gira, me dedico a esto y quiero crecer muchísimo. Trabajo con gente a la que le gusta trabajar igual que a mí, en la misma frecuencia, y vamos con todo. En este momento estoy pasando una de las épocas más felices de mi vida y el próximo paso que me gustaría dar es internacional, abrir mercado fuera de nuestro país, en Latinoamérica. Además de seguir componiendo canciones y disfrutando con la música, que creo que no es poco.