«Nunca veo freno en ninguna parte, creo que todo es posible»

Vicky Gastelo ha posado en Pontejos para la portada del nuevo disco./Mela Revuelta
Vicky Gastelo ha posado en Pontejos para la portada del nuevo disco. / Mela Revuelta

La cántabra Vicky Gastelo publica este viernes su nuevo disco: 'Lo he vuelto a hacer'

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Sonriente, cómoda y con una guitarra cerca, claro. Ver a Vicky Gastelo en las fotos que ilustran su nuevo disco, es como tenerla al lado, sentada en una terraza junto al añorado mar, contando cómo ha sido este viaje que se resume en una frase: 'Lo he vuelto a hacer' (El Dorado, 2017), título de su nuevo disco, que se publica este viernes.

Diez canciones que mantienen la profundidad habitual de la cántabra, pero miran hacia otra parte, más positiva, más brillante. Ha cambiado mucho para seguir siendo ella misma, dice. Ahora, con la ilusión renovada, comienza una gira para compartir el resultado. Se estrenará en Madrid (10 de octubre) y llegará a Santander el 16 de noviembre.

- ¿Cómo se siente uno cuando tiene un disco a punto de ver la luz?

- El lanzamiento siempre es un poco frenético; una locura. Calculas unos plazos pero esto es como cuando haces una casa y de cinco meses previstos al final son siete.

- Curiosamente, lo ha llamado 'Lo he vuelto a hacer', pero en realidad ha cambiado muchas cosas

- Ha cambiado porque ahora estoy con un sello, con la oficina para los conciertos... De todo eso ya no me encargo yo, sin embargo durante los comienzos sí que pasa todo por ti. Desde aprobar la prueba de la portada a elegir en qué formato ofrecer un bolo.

- ¡Es la directora ejecutiva de Vicky Gastelo!

- (Ríe). Me decía un amigo: «Soy mi mejor manager» y al principio es un poco así. Cuando estás en otras compañias quizá te dejan opinar menos, pero aquí es todo entre todos; pides ayuda si tienes dudas, consultas a los demás, aconsejas…No me puedo quejar.

- ¿Ha tenido muchas dudas?

- La verdad es que no. Después de un año y medio largo de gira, decidí parar y he estado dos años preparando este trabajo. Quería hacer las cosas de otra manera. Sentí que tenía que ser así. Para una persona sola, este mundo es difícil y duro. Pensé muy bien qué quería hacer, cambiar lo que no funcionaba, probar otras cosas… Reilusionarme.

«Tu canción puede ser muy bonita pero en manos de alguien bueno, crece»

- Qué importante esto y qué poco se hace a tanta velocidad, ¿no cree?

- Sí, la propia inercia a veces hace que tires y tires, pero tienes que parar a preguntarte qué quieres hacer. Yo nunca veo freno en ninguna parte, creo que todo es posible.

- ¿En qué se ha traducido esa ilusión en este disco?

- Sabía que había tres productores con los que quería trabajar, pero no sabía si iban a poder. Pablo Cebrián está ahora en Abbey Road, pero le llamé y me dijo que sí. Bori Alarcón hizo de ingeniero en los dos trabajos anteriores y esta vez quería que tuviera más peso. Hicimos un buen tándem. Y me hacía mucha ilusión que cantara Carlos Goñi, porque hice 'El sitio' y sabía que tenía que estar ahí. «Yo canto y lo que tú quieras», me dijo y acabó produciendo varios temas. ¡Eso ya fue la guinda!

- Cuando las canciones surgen de una única cabeza y corazón, ¿cómo se reparten entre tres productores distintos?

- Uno sabe qué canciones darle a cada uno. Con 'El fondo de los mares' (2010), sabía que lo tenía que hacer (Carlos) Raya. Ahora también lo sabía. Y después, ellos, con su método, te van aportando cosas. Ha superado las expectativas que tenía. Tu canción puede ser muy bonita pero en manos de alguien bueno, crece.

Mela Revuelta

- ¿Usted se deja aconsejar?

- Sí, soy buena dejándome aconsejar. Si no veo algo claro, lo digo. La cosa es hacer una buena elección primero. Debes tener un criterio que te ayude a decidir. Hay una canción que se llama 'Pensando en azul' donde digo que va a salir muy bien y es lo que he sentido todo el tiempo. Ha habido mucha química en el estudio y mucho cariño. Carlos me dijo que un productor es como un señor con un barco y tu llegas a alquilarlo. Tú dices a dónde ir y si se desvía le dices que no, que tome el rumbo que tú quieres. Eso es lo que tienes que intentar. Que te lleven donde quieres ir con sus herramientas y su experiencia.

«Estoy más ilusionada que nunca y también más nerviosa, pero con el horizonte de «les tiene que gustar»

- Quería llegar a un lugar que, a primera escucha, parece más positivo.

- Sí, totalmente. Me he buscado en lo positivo. He tratado de que las canciones que se iban hacia lo oscuro, sin esperanza, se quedaran fuera. Me salen de manera muy natural los medios tiempos como 'El So'l o 'Será'. A la hora de cantar se me dan bien, pero he intentado forzarme en el 'up tempo', coger pedales, el ampli, probar, más la eléctrica… con la letra igual, me he esforzado mucho.

- ¿El resultado de ese esfuerzo es una Gastelo que le gusta?

- A mí me mola mucho la Vicky resultante. Estoy más ilusionada que nunca y también más nerviosa, pero con el horizonte de «les tiene que gustar», porque nosotros nos hemos emocionado mucho. Vengo con más esperanza, más energía, más guerrillera. El disco empieza con 'París', a la que le hemos dado una vuelta total. Están acostumbrados a oírme con ella al piano y ahora no tiene nada que ver. Tengo ganas de ver las caras.

- En los últimos días hemos visto a compañeros como Rulo, Rozalén o Conchita, dedicarle palabras muy bonitas a usted y su trabajo. ¿Cómo sienta ese respaldo?

- Antes hacía las cosas más...en silencio. Ahora he querido compartirlo todo desde el principio. En ese parón te das cuenta de que la música es tan jodida... Tiene tantos momentos duros, tantos sinsabores que compensa un buen bolo o un mensaje diciendo que tú disco ha ayudado a otros. Por eso se lo he ido enseñando a los amigos y les habría traído a todos a cantar. De momento, han querido contar lo que han sentido.

- ¿Es imprescindible marcharse para triunfar?

- Yo me fui después de dar varias vueltas al ruedo en Cantabria. Al final depende de la necesidad de cada uno. La música, igual que otros trabajos, tiene que hacerte feliz. Yo necesito, como ahora, ponerme nuevos objetivos, nuevas metas. Empecé tocando con la acústica y Quique González y mi padre me insistían en salir con el piano. La primera vez que lo hice fue en Clamores y allí aparecieron Quique y Leiva casualmente. Pues en esta gira,por primera vez, me cuelgo la eléctrica. Igual que me obligo a investigar. Es una necesidad que tienes. Siempre hay plazas por descubrir y para que te conozcan.

- ¿Esa actitud se mantiene cuando se baja del escenario?

- La verdad es que sí. Soy inquieta y curiosa en todo. Siempre estoy maquinando y animando a todo el mundo. También tengo mis malos momentos, pero es que solo hay una vida, muy corta, con tantas oportunidades y cosas que hacer...En ese sentido no es que sea inconformista pero va en mí. Me pone aprender y mejorar. Es como cuando subes unas escaleras y llegas al rellano; yo ya veo la siguiente planta a la que subir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos