«No queremos ser complacientes con el público»

Iris Banegas

Rufus T. Firefly estrena esta noche en el Santander Music, 'Loto'

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Afirman estar en un «momento bonito» como banda. Público, crítica y compañeros refuerzan esa sensación. Rufus T. Firefly gustan. Desde que empezaron a destacar a pesar de llevar una década al pie del instrumento. Su objetivo, además de seguir explorando, inspirados por Fuju o Carl Sagan es disfrutar de esta etapa. Esta noche estarán en el Santander Music (22.00 horas) presentando 'Loto'. Antes de su cita, charlamos con Víctor Cabezuelo.

- ¿Cuando lanzaron 'Magnolia', ¿ya tenían en la cabeza esta segunda parte que representa 'Loto'?

- No, todo ha ido surgiendo según tocábamos estas canciones en directo. Digamos que empezábamos a desarrollarlas más, a improvisar y llegar a sitios que no estaban en el disco. Habíamos iniciado un recorrido, estábamos un poco verdes y nos apetecía investigarlo más. Es la consecuencia de haber iniciado un camino nuevo.

- ¿Hay una unión conceptual entre ambos trabajos?

- 'Loto' es la continuación de 'Magnolia' y queríamos completar lo que habíamos comenzado, no quedarnos a medias. Conceptualmente los dos discos son una especie de viaje hacia el interior y en busca de las cosas positivas y buenas de la vida, motivos para seguir adelante que con todo lo que pasa se olvidan o se pierden, en lugar de atacar como hacíamos siempre. Defendemos lo bueno que tenemos o que ha pasado por nuestras vidas. Es otra forma de pelear y creemos que más efectiva.

- Optar por esa visión en un momento en que todo el mundo grita, provoca y polemiza, ¿es ir a contracorriente?

- Puede que sí vayamos a contracorriente. Eso tiene mucho impacto momentáneo pero no dura. Las cosas grandes y bonitas tienen que ver con el amor con la espiritualidad o cosas así. Y al final, son un poco las que terminan durando y pasando a historia, esas de las que todo el mundo se acuerda.

«El de Julia es un feminismo muy efectivo; no necesita decirlo. Solo se sube al escenario y calla bocas»

- Si usted piensa en las canciones que le han marcado, ¿responden a ese patrón positivo?

- Sí, yo recuerdo ese tipo de canciones. Cualquiera de los Beatles ya me trasmite todo esto. No tiene que ser explícito. Cualquier obra de arte, aunque sea un contenido violento, también; es hacer bella la violencia y transformarla.

- Menciona a los Beatles, ¿por que eligieron versionar 'Lucy in the sky with Diamonds'?

- Teníamos claro que queríamos hacer el homenaje, porque todo viene un poco de ellos y nos dimos cuenta de que esa temática del viaje psicódelico y la introspección, tenía mucho que ver con nuestros textos y musicalmente.

La banda

Víctor Cabezuelo, guitarra y voz

Julia Martín-Maestro, batería

Miguel de Lucas, bajo

Carlos Campos, guitarra

Rodrigo Caminero, teclados

- ¿No impone llevar a los Beatles a su propio terreno?

- A mí no me da cosa porque soy el mayor fan de los Beatles del país.

- ¿Ante notario?

- ¡Sí, sí! (Ríe) Da mucho respeto, pero sabes que no lo vas a hacer mejor, ni siquiera igual. Solo quieres llevarlo a tu terreno y mientras haya respeto, todo está bien.

- Comparten con ellos, además de la búsqueda del nuevos lugares, esa sensación positiva en conjunto

- Justamente. Al final su música en ningún momento genera ansiedad o te lleva a sitios oscuros, aunque tenga canciones oscuras como a 'Day in the life', pero te conduce hacia otras sensaciones.

- Han vuelto a tirar de agenda y a colaborar con diferentes músicos. ¿Qué aportan al resultado?

- La verdad es que son casi hermanos. Los hemos conocido durante estos años, entienden nuestra manera de ver la música y es muy fácil; solo tenemos que esperar y pillarles el día que tienen libre.

- Hace poco felicitaba publicamente con mucho cariño a su bajista, Miguel de Lucas. Son habituales sus muestras de admiración mutua

- Sí, para mí es importante contar estas cosas. Es una manera de hacer visible lo agradecido que me siento. Realmente creo que tengo mucha suerte de tener estos compañeros de grupo que, aparte del nivel humano, tienen un nivel musical altísimo. Miguel es el mejor bajista de este país. Y tengo la suerte de que quiera tocar conmigo. Me siento afortunado.

Iris Banegas

- En ese sentido, es destacable también el papel de Julia Martín-Maestro que a la batería ha contribuido a visibilizar el papel de las mujeres en las bandas

- Creo, además, que todo lo que tiene Julia es porque se lo ha peleado. Es así. Es la mejor batería de este país. Tengo mucha suerte de poder tocar con ella también. Me parece muy bonito sobre todo que Julia, y esto lo veo en muchos conciertos, sea un ejemplo para chicas jóvenes que vienen y quieren empezar a tocar la batería. Se ven reflejadas como cuando yo veía a tocar a John Frustrante. No me extraña, porque es flipante y me parece maravilloso. De hecho, es un feminismo muy efectivo; no necesita decirlo. Solo se sube al escenario y calla bocas.

- Hablan de mirarse hacia adentro, a sí mismos, con este disco. ¿Es compatible con su constante mirada hacia el universo?

- Es que creo que el camino hacia dentro también es infinito y todo está relacionado. ¿Has visto Cosmos?

- No, pero debo reconocer que me la ha recomendado otro músico, precisamente. ¿Por qué esa?

- No es ciencia, es otra cosa. Tiene mucho que ver con la introspección y con ensimismarse para llegar lejos. Ser conscientes de que no somos nada y todo es una casualidad. Siempre suele pasar que cuando empiezas a pensar en todo lo desconocido, te estás metiendo más dentro de ti mismo, empiezas a pensar en esas cosas y conectas con recuerdos.

«A veces creo que ciertos músicos se preocupan demasiado de gustar y hacen el mismo disco una y otra vez»

- El hijo de una amiga, baterista con ocho años, dice que cuando piensa en música, ve números. ¿Usted qué ve?

- ¡Qué guay!. No sé muy bien lo que veo. Es un mapa topográfico, texturas, mucha profundidad. Pero también soy productor y sé que es lo que suena y lo que no suena. Lo veo muy tridimensionalmente. Hay otros que ven bloques, colores…

- ¿Empiezan a creerse el éxito?

- Yo no. Cero, la verdad. Llevamos mucho tiempo tocando y sabiendo como funciona la música. Lo que nos ha pasado no tiene nada que ver con el talento. Tenemos muchos amigos con el mismo que no llegan nunca a triunfar. Al final, somos conscientes de nuestra suerte y de que estamos gustando. Pero quizá el año que viene puede que no guste el siguiente disco y nos olviden. También nos da un poco igual.

- Explique eso, por favor

- Hacemos lo que queremos de forma muy honesta. No nos gusta ser complacientes con el público. Me gusta enseñarle mi música, y si le gusta perfecto, pero si no, tampoco pasa nada. A veces creo que ciertos músicos se preocupan demasiado de eso y hacen el mismo disco una y otra vez. Acaban siendo una parodia de sí mismo.

- ¿Están pensando ya en lo próximo que vendrá?

- Nos apetece hacer algo que no tenga nada que ver. Ya estamos trabajando en ello. Y mucha de la gente que le ha encantado con 'Magnolia', pensará ¿estos quienes son? Pero es lo que hay. Hacer otra vez lo mismo no tiene sentido, sería un fracaso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos