«Representar a mi tierra es el camino de mi vida »

«Representar a mi tierra es el camino de mi vida »
M. Vaquero

El cantante colombiano que ha llevado la música tradicional fuera de sus fronteras, actúa esta noche en Torrelavega

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Antes de 'La Bicicleta', antes de Shakira, Carlos Vives había empezado su particular cruzada por recuperar y defender el legado de Colombia a través de la música. Convirtió el vallenato en un género mundial gracias a su 'Gota fría', incluido en el que sería su sexto disco pero el primero que empezó a sonar en España. Era el año 1995 y aquel actor de telenovelas, inició una carrera paralela. Ahora, está de gira. Ha pasado por Londres, Berlín y en España ha formado parte de las Noches del Botánico de Madrid y ha actuado en el Poble Espanyol de Barcelona antes de llegar esta noche al festival Música en Grande de Torrelavega (22.30 horas). Le precederá en el escenario la banda local 4 de Copas y cerrará la noche Juan Magán a partir de las 00.30 horas. Todo ellos con entradas agotadas desde hace varios días.

–España es un lugar habitual de parada de sus giras. ¿Por qué?

– Volvemos porque es donde se ha dado con facilidad. Cuando grabamos por primera vez hace muchos años, fue aquí donde mejor nos recibieron. En otros sitios nos piden acudir y cuando mandas tu raider, te ponen pegas y no se pueden hacer. El folclore se entiende como de menor producción. Este año es la primera vez que salimos un poquito fuera. Estamos probando en Alemania y el año pasado estuvimos en Inglaterra.

– Estuvo ocho años retirado de la música. ¿Qué le llevó a alejarse?

– Fue algo que ocurrió naturalmente. Se acabó una etapa de quince años, coincidió con un cambio en las disqueras y cuando salí a tocar puertas, muchas cosas habían cambiado.

– ¿Y qué hizo entonces?

– Seguí trabajando en lo que hacía en Colombia antes de empezar cantar. Se disolvió el equipo hasta que apareció una compañía de nuevo y mi manager actual, que manejó muchos años en España, en Universal y regresamos a la música. Mientras seguí haciendo música en Bogotá. Tengo un teatro allí y pensé que para mí quizá no había más música.

«Decidí romper con la idea de que para triunfar había que irse fuera y me miraron como a un loco»

– Con ese periodo se encontraría al regresar con que el streaming mandaba como forma de escuchar música

– Sí, pero me he adaptado muy bien. Ahora hacemos más música. Estos cambios me han traído mucho trabajo porque ahora hay que hacer también canciones para otros artistas, otros te mandan material para trabajar juntos... Se consume más música y más rápido, hay que hacer más canciones. Antes uno entraba y hacía su disco y pasaban años antes de volver al estudio. Ahora no sales de allí.

– Su formación en publicidad le ayuda a saber vender su música o eso lo deja en manos de otros

– Creo que sí. Vengo del teatro y soy una mezcla loca, soy publicista, copy de agencia… Todo lo pone uno al servicio de lo que hace. Mi parte estratégica es mía y digamos que un poco he usado eso para trabajar en mi identidad como artista. Un artista es una tierra y una región.

– En ese sentido, se ha implicado en un proyecto para potenciar los valores de La Perl, su lugar de origen

– Sí. Santa Marta, la ciudad de donde vengo fue la primera ciudad fundada en las costa sudamericana. Por el 1600 lo llamaron Perla de las Américas. Fue una región muy querida desde su fundación, pero toda esa guerra que vivió España en el Caribe hizo que perdiera el control de esa ciudad y la abandóno históricamente. Cartagena se hizo fuerte y Santa Marta cayó en el olvid. Debería ser la más desarrollada pero no ha sido su destino. Necesita de un cambio por parte de los propios samarios.

- Y usted decidió ponerse al frente de ese cambio

– Tengo una fundación que trabaja en varios frentes. Soñamos con un cambio especial en la mente nuestra y en nuestro sentido de pertenencia. A eso le dedicamos bastante tiempo. Es un deber de todos, no salir corriendo, sino darnos a la tarea de procurar esos cambios de fondo.

– ¿Reivindicar el folclore a través de la música es parte de ese cambio al que aspira?

– Sí, definitivamente me siento un defensor. Como persona y como colombiano he querido romper con algo; siempre se me quedó que si uno quería triunfar, había que irse. Es algo que nos persigue desde los orígenes. Triunfaba el que se iba a Europa, después a Estados Unidos Romper eso fue algo que decidí en mi juventud. No me quería ir. Por eso escogí cantar vallenato y me expuse a las burlas y las miradas como si fuera un loco. Este 'man' quiere ser aquí, les dije. Lo escogí como persona. Y con personalidad. Yo quería ser de allí y me cerré todas las puertas eligiendo eso.

–Pero al final las cosas mejoraron

– Representar a mi tierra es el camino de mi vida. Mucha gente me vio también como un patriota y eso me gustó mucho. Un iba decidí poner el éxito al servicio de un país y una ciudad. Me ha hecho sentir bien como colombiano. Y en esas ando.

- ¿Lograr el respeto de su tierra es para usted haber alcanzado el éxito?

– Siento que mi corazón es mi éxito más allá de si vendo más o menos o lleno más o tengo más likes. Es algo personal. Sentirme bien conmigo mismo, de valorar el lugar donde nací y servirle y ese es el mensaje que me he llevado por todas partes.

 

Fotos

Vídeos