El Banco de España tendrá a la primera subgobernadora de su historia

Margarita Delgado. /Banco de España
Margarita Delgado. / Banco de España

El Gobierno nombrará este viernes a Margarita Delgado a propuesta del supervisor, tras la marcha de Javier Alonso pese a no agotar su mandato

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Las mujeres van ganando cuota de poder en el ámbito económico, al menos en el sector público. A los nombramientos de dos nuevas ministras de Economía y Hacienda, Nadia Calviño y María Jesús Montero, respectivamente, ahora se une la elección de Margarita Delgado como subgobernadora del Banco de España (BdE), hecho inédito en el supervisor que hasta ahora solo había tenido representación femenina en su consejo de gobierno.

La propuesta fue comunicada este martes al Ejecutivo por el propio gobernador, Pablo Hernández de Cos, elegido el 31 de mayo en una de las últimas decisiones del Gobierno anterior presidido por Mariano Rajoy. El desencadenante de esa decisión ha sido la renuncia voluntaria del actual 'número dos' de la institución, Javier Alonso, quien lleva en distintos cargos de la misma desde 1977.

Elegido en diciembre de 2016 para relevar a Fernando Restoy, quien se fue para presidir el Instituto de Estabilidad Financiera (FSI) –un organismo internacional dependiente del Banco de Pagos Internacionales de Basilea (BIS)–, Alonso podía haberse quedado hasta finales de 2022 y agotar los seis años a los que tenía derecho. No obstante, él mismo era consciente de su temporalidad porque PP y PSOE tenían la intención entonces de haber negociado los dos puestos de máximo poder en el BdE a la finalización del mandato de Luis María Linde en mayo pasado.

La moción de censura socialista truncó finalmente ese posible acuerdo y Alonso quedó pendiente de los planes que tuviera el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez. Fuentes gubernamentales admitieron en las últimas semanas su malestar por estimar que en algunas de sus comparecencias públicas había criticado de forma velada sus posiciones económicas y anuncios de medidas.

Las criticas de Alonso

De hecho, el exsubgobernador no ha ocultado su rechazo al nuevo impuesto que se aplicaría a la banca para financiar las pensiones, al estimar que perjudicaría la solvencia de las entidades financieras. Así, alineándose con sus tesis, ha advertido de que reduciría la concesión de créditos, amén de su rentabilidad.

En cualquier caso, la designación de Margarita Delgado –que, en principio, será nombrada el viernes por el Consejo de Ministros– no ha sido una sorpresa porque hace ya tiempo que figuraba en las quinielas para suceder incluso a Linde. A su favor juega el respeto que en el sector bancario tienen por su profesionalidad y conocimientos –es licenciada en Económicas y Empresariales, inspectora del Banco de España y además experta en el área de supervisión–, además de no conocérsele simpatías políticas especiales.

Accedió al supervisor en 1988, aunque desde 2014 ocupa uno de los puestos más destacados de las finanzas europeas: directora general adjunta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), desde donde supervisa los mayores bancos de la zona euro. Su designación puede hacer que España pierda influencia en ese ámbito, aunque ella mantiene una estrecha relación con el BCE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos