El Banco de España reclama que se investiguen los pagos internacionales con tecnología Blockchain

El Banco de España reclama que se investiguen los pagos internacionales con tecnología Blockchain
Un informe de la entidad supervisora indica que las transacciones internacionales pueden ser más eficientes, rápidas y transparentes
PATRICIA SANJORGE

Pese a la volatilidad en su precio o la incertidumbre en su regulación, las criptomonedas despiertan cada vez más el interés de los españoles, ya sea como método de pago o como fórmula de inversión. Por ejemplo, los pares de criptomoneda y moneda fiduciaria, como BTC/JPY (Bitcoin a Yen japonés) o BTC/EUR (Bitcoin a Euro), ofrecen mayores oportunidades a los inversores, de ahí que las entidades regulatorias de nuestro país comiencen a investigar las bondades del Blockchain. En este sentido, el Banco de España urge a profundizar en el potencial de esta nueva tecnología, fundamentalmente en el ámbito de los pagos internacionales.

Específicamente, el Banco de España destaca que la tecnología de registro distribuido (Distributed Ledger Technology, en inglés) o DLT cuenta con un gran potencial para el sistema financiero español. A modo de explicación, «blockchain» o cadena de bloques es una tecnología que podríamos definir como una base de datos compartida, pero también es un tipo de DLT. Blockchain es conocida por ser la tecnología que sustenta el Bitcoin, pero además es una DLT con unos rasgos definidos: un registro de datos compartido mediante bloques que conforma una cadena. Es decir, no todas las DLT son cadena de bloques.

En relación con los nuevos avances tecnológicos, un informe de José Luis Romero Ugarte, miembro de la Dirección General de Operaciones, Mercados y Sistemas de Pago del Banco de España, considera que la DLT puede ser práctica y eficiente con el sistema financiero europeo, pero es probable que se incline más hacia un sistema centralizado o privado. Para constatar los beneficios de esta tecnología, pide una mayor investigación sobre la posible aplicación de DLT en las finanzas europeas.

Ventajas y el ejemplo del Santander

Para Romero Ugarte, la banca tradicional puede beneficiarse de la DLT en el ámbito de los pagos, concretamente en relación con las transferencias de fondos internacionales. A su juicio, «este tipo de iniciativas permite incrementar la velocidad de puesta a disposición de los fondos, dotar a la operativa de mayor transparencia, así como reducir sensiblemente los costes asociados».

Además, el artículo prosigue señalando que algunas soluciones permiten el intercambio de fondos de manera rápida y eficiente, por lo que no solo supone ventajas para los usuarios, sino que también reduce la posibilidad de fraude y de los riesgos de compensación, al margen de la menor necesidad de liquidez.

Asimismo, la utilización de blockchain también puede minimizar el costo de transacción entre diferentes bancos. La ciudad de Santander se ha beneficiado enormemente con la adopción de este modelo desde 2016 y ha sido gracias a la incursión del Banco Santander en la tecnología de contabilidad distribuida a través de micropagos y pagos transfonterizos.

Pese a todo, Ugarte no considera que la DLT pueda reemplazar directamente el actual sistema de pago interbancario centralizado. De hecho, también exhorta a tener precaución, ya que comparte sus reservas sobre la robustez de las redes DLT que implementan protocolos basados en el código fuente de Bitcoin.

Los inconvenientes de la DLT

No todo son beneficios para Ugarte, que resalta que la tecnología todavía necesita ser comprobada. Por un lado, el director señala que la DLT consume demasiada energía, lo que se traduce en un alto coste ambiental. Por otro, apunta que los problemas de escalabilidad que presenta una cadena de bloques podrían congestionar una red, puesto que habría un alto número de transacciones en espera.

En relación a la privacidad de la información, Romero Ugarte reconoce que una cadena de bloques privada permite que un usuario comparta ciertos datos y esto podría representar una ventaja si se tiene en cuenta la trazabilidad e inmutabilidad de las transacciones.

Por último, el miembro del Banco de España resalta que garantizar la seguridad y la integridad de las transacciones es fundamental para la estabilidad del sistema financiero. Sin embargo, «no existe en la actualidad un marco supervisor ni de vigilancia que permita el control de los sistemas basados en DLT», por lo que se recomienda una mayor experimentación por parte del sector financiero.

Fotos

Vídeos