Los cambios en el subsidio del desempleo podrían beneficiar hasta 12.300 cántabros

Varias personas esperan turno en una oficina de empleo. /Clara Larrea
Varias personas esperan turno en una oficina de empleo. / Clara Larrea

Desde ayer se puede solicitar la ayuda que extiende el derecho de cobro de 430 euros a los parados mayores de 52 años y elimina la prejubilación forzosa

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

Un total de 12.320 cántabros, si cumplen los requisitos, podrían llegar a beneficiarse de los cambios aplicados por el Gobierno central para recibir la ayuda de 430 euros mensuales en 2019 en concepto de subsidio por desempleo, que extiende a los 52 años la medida que hasta ahora percibían los mayores de 55. Es la población en paro registrada en Cantabria en febrero pasado mayor de 52 años con lo que podrían beneficiarse de esta subvención. Ayer se abrió el plazo para solicitarla.

El decreto ley, ya en vigor, necesita para perpetuarse que la Diputación Permanente del Congreso lo apruebe dentro de un mes.

El dato

3.142
beneficiarios del subsidio había en febrero en Cantabria mayores de 55 años. Otros 3.059 parados tienen de 52 a 54 años.

Según los datos aportados a este periódico por el Observatorio del Servicio Público de Empleo (SEPE) de Cantabria, actualmente un total de 3.142 parados cántabros están recibiendo el subsidio de desempleo para mayores de 55 años. Y otros 3.059 podrían acceder a esta paga que son los que tienen 52, 53 y 54 años. Si tomamos como referencia los parados registrados en Cantabria en febrero pasado, había 1.023 de 52 años, otros 1.053 de 53 años y 982 de 54 años. En la franja de 55-59 eran 5.182 y los mayores de 59 años sin empleo suman en la comunidad 4.079 personas. En total 12.320 posibles o potenciales beneficiarios.

Ver más

Se trata de una de las medidas estrella del Ejecutivo de Pedro Sánchez ya en funciones. Contempla múltiples novedades y según los datos del Ministerio de Trabajo puede beneficiar a un total de 380.000 parados en el conjunto de España.

A partir de este nuevo decreto ley, se recupera el derecho de acceder a este subsidio a partir de los 52 años, ya que en la actualidad estaba reservado para los mayores de 55 años que no contasen con ninguna otra prestación. Se trataría de unos 114.000 desempleados más, con un coste global para este año de unos 349 millones de euros.

El decreto modifica la estructura misma del subsidio para el conjunto de los beneficiarios. Tanto para los que ya lo están cobrando como para los nuevos que vayan a acceder al mismo. Se establece su derecho de cobro individual y, por tanto, se deja de tener en consideración la renta familiar para acceder al cobro de la prestación completa. Además, se incrementa la cuantía de la cotización por jubilación del 100% al 125% respecto del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) durante la percepción; y se equiparan los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio sin diferenciar entre el trabajo a jornada completa o a tiempo parcial.

Otro aspecto es que se elimina la obligatoriedad a la que están sometidos actualmente los parados que cobran el subsidio a jubilarse anticipadamente, lo que se traduce en una merma sustancial de las pensiones. Ahora, podrán elegir el momento de jubilarse pudiendo hacerlo en la edad normal prevista para pasar a situación de retiro.

Requisitos

Entre los principales requisitos para poder cobrar esta ayuda está: tener 52 años o más cuando se agote la prestación por desempleo, estar inscrito como demandante de empleo durante un mes desde que se agote la prestación, haber cotizado por desempleo un mínimo de 6 años a lo largo de la vida laboral y carecer de rentas propias de cualquier naturaleza que en cómputo mensual sean superiores al 75% del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.