El Centro Tecnológico e Industria impulsan la innovación de las pymes cántabras

De izquierda a derecha, Eduardo González Mesones, David González Pescador, Jorge Muyo, Francisco Martín, Roberto González Portilla, Beatriz Sancristóbal y Gabriel Pérez./DM
De izquierda a derecha, Eduardo González Mesones, David González Pescador, Jorge Muyo, Francisco Martín, Roberto González Portilla, Beatriz Sancristóbal y Gabriel Pérez. / DM

Una delegación del CTC expone al consejero sus planes para intensificar la contratación de proyectos de innovación después de duplicar su facturación a 1,5 millones

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

El centro Tecnológico de Cantabria CTC y la Consejería de Industria intensificarán el trabajo en común para generar oportunidades reales de innovación para las pequeñas y medianas empresas (pymes) cántabras. Así se acordó en una reunión entre el consejero de Industria, Francisco Martín, y una delegación de la fundación, encabezada por el presidente del patronato, David González Pescador.

El encuentro, que contó con la presencia del director general de Innovación, Jorge Muyo, se enmarca dentro de una serie de reuniones institucionales programadas por CTC para presentar los nuevos cambios directivos y el plan estratégico del organismo.

La delegación -integrada además por el nuevo presidente de la comisión ejecutiva, Roberto González Portilla, y la nueva directora general, Beatriz Sancristóbal- expuso al consejero sus planes para intensificar en este ejercicio la contratación de proyectos de innovación con empresas privadas cántabras. CTC considera que puede ser «un socio estratégico» en el cambio de modelo productivo hacia la competitividad y la sostenibilidad de las pequeñas y medianas empresas cántabras.

En sólo tres años el CTC ha conseguido duplicar en 2018 su cifra de ventas hasta los 1,5 millones de euros. Para este ejercicio la previsión es seguir creciendo un 12%. Las empresas que sostienen el centro «desean continuar la progresión mejorando la aportación pública y aumentando también los contratos privados de innovación con empresas», según indicaron fuentes de la fundación.

CTC defiende «un buen mix» entre proyectos públicos de concurrencia competitiva (Unión Europea, España, Cantabria), proyectos bajo contrato con empresas privadas y aportaciones públicas.

Los responsables del CTC definieron como «una fortaleza» del centro cántabro «la capacidad demostrada» para liderar proyectos europeos de concurrencia competitiva donde trabaja con empresas y centros de investigación de otros países «desarrollando I+D+i de vanguardia».

Así, compensar las tres vías de ingresos e impulsarlas puede permitir a CTC «consolidar su crecimiento y subir un paso más en sus capacidades y en su visibilidad nacional e internacional».

Motor

CTC es el único centro tecnológico de la región y sus principales patronos son empresas industriales de la comunidad. Entre sus objetivos fundacionales está convertirse en «motor y agente principal de la transferencia tecnológica» del tejido productivo de Cantabria.

Actualmente participa en cinco proyectos europeos de investigación, de los cuales lidera tres (KrEaTive Habitat, Green Patrol Project y Mat4oec). Para el centro tecnológico esto supone «todo un hito» para una organización «del tamaño de CTC, que da muestra de la calidad de su trabajo y su conocimiento en áreas como la corrosión marina, los materiales avanzados o la robótica».