La CNMV da luz verde a la ampliación de capital de Sniace por 32,6 millones

la factoría de Sniace, en Torrelavega. /Luis Palomeque
la factoría de Sniace, en Torrelavega. / Luis Palomeque

El regulador advierte sobre «riesgos significativos» para la viabilidad si no se completa la ampliación

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

Sniace ya tiene la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para llevar adelante su propuesta de ampliación de capital por 32,6 millones que irán dirigidos a equilibrar un fondo de maniobra negativo (-22,1 millones a 31 de mayo); acometer inversiones productivas; y satisfacer el calendario de su convenio concursal.

El regulador publicó a última hora de la tarde de ayer el folleto de la operación. El periodo de suscripción preferente de las nuevas acciones, exclusivo para los actuales accionistas de la sociedad y para aquellos terceros que adquieran derechos de suscripción preferente, y la solicitud de acciones adicionales, en primera vuelta, finalizará el próximo día 5 de agosto. La asignación de títulos complementarios se producirá el 9 de agosto y la tercera ronda se iniciará, en su caso, el mismo 9 de agosto. Las nuevas acciones tienen un valor nominal de diez céntimos.

En el folleto de la ampliación se recogen igualmente una serie de «riesgos» ante la situación actual de Sniace. El primero, el derivado de «la posibilidad de liquidación» toda vez que el Grupo «ha obtenido resultados negativos en sus tres últimos ejercicios y durante el primer trimestre de 2019». Los resultados consolidados antes de impuestos al cierre de 2018, 2017 y 2016 arrojaron unas pérdidas de 4,8; 3,6; y 7,7 millones, respectivamente, mientras que en el primer trimestre de 2019 los números rojos llegaron a 3,7 millones. «El Grupo ha incurrido en retrasos significativos en los objetivos trazados en su plan estratégico. En caso de que no se alcance el 100% de la capacidad productiva de las instalaciones fabriles en el cuarto trimestre de 2019 y no se acometan las inversiones previstas en dicho plan, así como las nuevas necesidades de inversión que se han ido identificando, Sniace continuaría acumulando pérdidas, poniéndose en riesgo su viabilidad futura», reza el documento.

Hasta el momento la compañía tiene aún pendientes de cubrir cerca de 22 millones

Entre las alertas igualmente destacadas en el análisis divulgado por la CNMV también sobresale la suscripción incompleta. Del examen efectuado se colige que a día de hoy «de los aproximadamente 32,6 millones que suponen el importe máximo del aumento de capital, aproximadamente 22 millones a la fecha del folleto no cuentan con compromisos de suscripción». Los dos máximos accionistas de la entidad, Sabino García Vallina y Félix Revuelta, se comprometieron a cubrir un porcentaje mayor del que les correspondía por su propiedad, aunque sin que ninguno tenga que verse obligado a formular una oferta pública de adquisición (OPA) sobre la totalidad del capital social.

Aún así, la Comisión advierte de que «de no suscribirse el importe íntegro, la sociedad no podría cumplir con las finalidades perseguidas con el mismo, las cuales se atenderán con este orden de prioridad: Inversión en fondo de maniobra y circulante; inversiones y trabajos realizados para el inmovilizado; y deuda concursal. Por tanto, la concreción de las circunstancias anteriores conllevaría la existencia de riesgos significativos para la viabilidad».

«Nueva etapa»

Según informó la cotizada, «bajo la presidencia de Gema Díaz Real, la empresa ha abierto una etapa en la que establece un compromiso estrecho con el medio ambiente, tanto por la asunción transversal de la bioeconomía circular en su modelo de negocio como por sus elevadas inversiones».

La presidenta anunció su intención de avanzar en la fabricación de la fibra «del futuro», un producto que sustituye al plástico en su composición y es completamente biodegradable. Además,la empresa recordó «la importante operación inmobiliaria» que tiene entre manos con los terrenos de Torrelavega.