Sniace propone una ampliación de capital por 32,6 millones tras completar otra hace 9 meses

Sniace quiere usar parte del dinero de la ampliación para desarrollar urbanísticamente sus terrenos excedentes. /J. Rosendo
Sniace quiere usar parte del dinero de la ampliación para desarrollar urbanísticamente sus terrenos excedentes. / J. Rosendo

La compañía sustenta la decisión en reforzar su balance y acopiar recursos para desarrollar urbanísticamente sus terrenos de Torrelavega

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

El 19 de abril de 2018 la Junta de Accionistas de Sniace dio luz verde a una ampliación de capital por 30 millones. Además de equilibrar su fondo de maniobra, aquella operación completada en julio se esgrimió desde la organización como la base sobre la que sustentar un plan estratégico para modernizar el negocio con unas inversiones vinculadas que oscilaban entre 15 y 17 millones. Ayer, la organización comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que aquel esfuerzo acometido por los propietarios -principales y minoristas- no fue suficiente y anunció su intención de abordar una nueva recapitalización por otros 32,5 millones. La propuesta se someterá a votación en la Junta que se celebrará en Madrid el próximo 28 de mayo.

En un comunicado tras su notificación al organismo supervisor, la organización con complejo en Torrelavega apuntó que la ampliación se llevará a cabo mediante aportaciones dinerarias y ofrecerá a todos los accionistas la posibilidad de ejercer su derecho de suscripción preferente.

La compañía cotizaba ayer a 0,089 euros, mientras que la suscripción de cada nuevo título se efectuará a 0,10 euros. En consecuencia, la expectativa del Consejo gira en torno a una revalorización de la sociedad en los próximos meses.

La emisión de las nuevas acciones se hará a 0,10 euros; el título cotizaba ayer a 0,089 euros

La tozuda realidad respecto a la necesidad de circulante que rodea a Sniace se ha impuesto sobre el discurso de su nueva presidenta, Gema Díaz Real, que en una entrevista concedida a El Diario en febrero defendió que no contemplaba una iniciativa de este tipo. Ahora, la empresa, cuyo Consejo tomó la decisión el lunes, argumenta la medida en que «el objetivo principal será continuar con las líneas marcadas en el plan estratégico 2018-2020, impulsado por el desarrollo de nuevos productos de mayor valor añadido. Además, se realizarán inversiones en el proceso productivo de celulosa 'dissolving' que permitirán aumentar su capacidad de producción reduciendo los costes».

La entidad fue más allá y habló de sus expectativas para 2019. A este respecto, anunció que espera «culminar a finales de este año la puesta en funcionamiento y a pleno rendimiento de todos los segmentos de actividad de la compañía».

También admitió que sus balances aún no muestran un aspecto optimista, en especial el desfase que continúa arrojando el fondo de maniobra. Por ello, «con este aumento de capital, la compañía pretende reforzar su estructura financiera y dotarse de los recursos necesarios para poder afrontar a corto plazo el desarrollo urbanístico de la zona en la que se encuentran sus instalaciones en Torrelavega, tras la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana por el Ayuntamiento de dicho municipio». Es decir, Sniace ya trabaja con la vista puesta en poder sacar rendimiento al excedente de terreno de su complejo.

El Grupo celebrará el 28 de mayo la Junta de Accionistas donde quiere validar la operación

Si en la Junta del año pasado los minoritarios ya expresaron su malestar por la nueva ampliación, Sniace dejó ayer claro en su comunicado que los principales propietarios seguirán respaldando la estrategia del Grupo. «Los accionistas de referencia de la compañía, Sabino García Vallina y Félix Revuelta Fernández, han manifestado su compromiso con Sniace y su firme apuesta por este nuevo aumento de capital, con la intención de suscribir, si fuera necesario, un importe mayor al que les correspondería en virtud de su participación actual».

La cuarta en cuatro años

Desde la reapertura del complejo industrial torrelaveguense en 2016, que arrancó con la vuelta a la operatividad del área de celulosa, las ampliaciones de capital han sido un rasgo distintivo de la gestión de Sniace. Al menos así se concluye tras ver el histórico de operaciones en los últimos tiempos, a razón de una actuación de estas características por ejercicio.

En mayo de 2016, con objeto de retomar la actividad, fueron 15,6 millones. En aquel momento la acción llegó a cotizar a 26 céntimos tras recuperarse de una caída que tumbó el valor desde los 0,45 euros de semanas antes hasta los 0,18. Un año después la recapitalización fue por 11,7 millones, con una cotización de 21 céntimos por título. El pasado año se captaron 30 millones y una evolución a la baja entre los 12 y los 13 céntimos de la cotizada. Ahora, Sniace encara una nueva ampliación con el desafío de evitar un mayor desplome, aunque para ello la organización tiene diversos proyectos con los que sacar sus objetivos adelante.