Once empresas cántabras participan en una misión comercial en Reino Unido

Técnicos de Sodercán y la cámara cántabra y de la Cámara de Comercio de España en Reino Unido. /DM .
Técnicos de Sodercán y la cámara cántabra y de la Cámara de Comercio de España en Reino Unido. / DM .

La Cámara de Comercio de España en ese país, que tiene un convenio con Sodercán, ha preparado las agendas individuales

María Ángeles Samperio Martín
MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍNSantander

Un total de once empresas cántabras de diferentes sectores se encuentran participando en una misión comercial en Reino Unido de la mano de Sodercán y la Cámara de Comercio de Cantabria. Sectores como el agroalimentario, bienes de consumo, energías renovables, tecnología, infraestructuras y aeroespacial son los que ofrecen más oportunidades a las empresas de la región. La acción cuenta con la colaboración de la Cámara de Comercio de España en el Reino Unido, organismo que se encarga de la preparación de las agendas de trabajo individuales de las empresas participantes y con la que Sodercán firmó un convenio de colaboración el pasado 19 de junio.

Reino Unido, con una población de más de 65 millones de habitantes, es el tercer país más poblado de la Unión Europea. Londres, con una población metropolitana de cerca de 14 millones de habitantes, es la mayor ciudad del país (y de Europa), constituye uno de los principales centros financieros del mundo, generando su área metropolitana aproximadamente el 30% de todo el PIB del Reino Unido. La economía británica es la segunda mayor economía europea, situándose en quinta posición a nivel mundial. Ocupa el puesto número 14 en el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (España ocupa el puesto 26).

Las participantes

Vitrispan.
Fabricación de paneles de acero vitrificado.
Siderit.
Destilería que elabora ginebra y vodka artesanales.
Froxá.
Elaboración y distribución de alimentos preparados.
Santander Delicatessen Consortium.
Consorcio constituido en 2015 con apoyo de Sodercán.
Atecsol Soldaduras.
Soluciones para el sector nuclear y sectores energéticos, aguas...
Santander Global Metal.
Procesos para la industria.
Montajes Gomur.
Tres empresas especializadas en la industria.
Maflow Spain Automotive.
Automoción.
Vitrinor.
Menaje de cocina.
CIC.
Empresa de ingeniería y proyectos de informáticos.
Julio Cabrero.
Producción y envasado de azufres solubles.

Durante el año 2017 la economía británica creció un 1,8 % siendo el crecimiento más lento desde hace 5 años debido entre otros motivos, a las incógnitas del 'Brexit', en cualquier caso, es una de las economías más dinámicas del mundo y donde la tasa de desempleo es una de las más bajas de la Unión Europea y donde el Gobierno ha seguido recortando déficit. El sector agrícola representa menos de 1% del PIB, pero es muy productivo. El Reino Unido cuenta con una gran cantidad de recursos minerales. Aunque en el pasado fue el décimo mayor productor de petróleo, con grandes reservas de gas natural, actualmente su producción está disminuyendo a gran velocidad. Aún así, grupos como BP y Shell siguen siendo líderes mundiales de la industria petrolera.

El sector secundario, representa 20,2% del PIB, los principales son las herramientas de máquinas, el material de transporte y los productos químicos. Los sectores con gran potencial son las tecnologías de la información y la comunicación, automoción, la biotecnología, la aeronáutica, la defensa y las energías renovables. El sector de los servicios, que emplea a cerca de 80% de la población activa y representa tres cuartas partes del PIB, es la fuerza motriz de la economía.

Cuarto cliente de la región

La Unión Europea es el principal suministrador y cliente del Reino Unido. España ocupó en 2017 el noveno puesto, tanto como proveedor de las importaciones británicas como cliente de las exportaciones británicas. Para Cantabria, Reino Unido es nuestro cuarto cliente a nivel internacional y aunque se aprecia una leve disminución, es un mercado muy importante para el sector bienes de consumo, productos industriales y sector agroalimentario cántabro que es el que más creció en 2017. Se trata de una economía abierta que importa y exporta todo tipo de productos y servicios con balanza comercial negativa ya que compra más de lo que vende. Londres es, además, escaparate mundial y puerta a otros mercados.

Las empresas cántabras tendrán que adaptarse a gustos del consumidor diferentes, a la desconfianza inicial, ya que se hace necesario crear una relación estable y a la necesidad de recursos ya que existen: altos costes de establecimiento y sobre todo una competencia brutal, donde también hay que tener en cuenta el problema del tipo de cambio.

Sin embargo, las ventajas son la cercanía geográfica, conocimiento mutuo y el turismo británico que favorece el conocimiento de los productos españoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos