La presidenta de Sniace confía en no tener que pagar la multa que reclama el Estado por los vertidos al Saja

La presidenta de Sniace confía en no tener que pagar la multa que reclama el Estado por los vertidos al Saja
Luis Palomeque

La Abogacía del Estado pide esa sanción por los vertidos entre los años 2008 y 2010, pero Gema Díaz Real asegura que «se ha hecho correctamente todo lo que había que hacer con los medios que se tenían en el momento»

DM .
DM .Santander

La presidenta de Sniace, Gema Díaz Real, ha manifestado que espera no tener que pagar la indemnización que solicita la Abogacía del Estado por los vertidos al río Saja entre los años 2008 y 2010, ya que confía en que la Justicia tenga en cuenta «todo lo que ha hecho» la empresa en materia medioambiental.

En este sentido, ha asegurado que Sniace siempre ha realizado «todo lo que le pedía» su Autorización Ambiental Integrada y que se están «haciendo las cosas bien», algo que, tal y como ha señalado, se intentará demostrar en el juicio abierto contra el antiguo Consejo de Administración de Sniace.

«En los tribunales se intentará demostrar que hemos hecho correctamente todo lo que había que hacer con los medios que se tenían en el momento y que eran los que se nos pedían», ha apostillado tras insistir en que «espera y desea» que la Justicia tenga en cuenta las actuaciones de la empresa y que por ello no contempla, por el momento, tener que pagar la indemnización.

«No nos vamos a adelantar a los acontecimientos» porque «seguirá el proceso judicial», ha respondido Díaz Real a preguntas de la prensa por la repercusión que supondría para la fábrica tener que desembolsar los 50 millones de euros tras la apertura del juicio oral contra el antiguo Consejo de Administración y contra la propia empresa.

En concreto, el Juzgado de Instrucción nº 1 de Torrelavega acordó la apertura del juicio contra los ocho exdirectivos de Sniace, encabezados por su expresidente, Blas Mezquita, y por el exdirector de Operaciones, José Francisco González Payno, pero también contra la empresa como responsable civil subsidiario.

Así, la Fiscalía y Ecologistas en Acción piden una pena de 16 meses de prisión y una multa de 6.000 euros para cada uno de los exdirectivos por un delito continuado contra los recursos naturales y el medio ambiente, mientras que la Abogacía del Estado solicita una indemnización a abonar de forma conjunta entre los imputados o de forma subsidiaria por la empresa.

Ante estas acusaciones, Díaz Real ha recordado que la empresa ha invertido en los últimos años «más de 139 millones de euros» en medio ambiente, por lo que ha esperado no tener que abonar la multa. «No contemplamos a día de hoy esa posibilidad», ha sentenciado.

Por último, ha instado a «todo el mundo» a pensar que «tiene que haber una sostenibilidad apoyada a la industria» y que ésta «tiene que convivir con la sociedad», y ha esperado que tras el pleito la comunidad industrial «prospere, siga adelante» y que sea posible «convivir con la sostenibilidad, con la industria y con el futuro de nuestra comunidad».

Díaz Real ha hecho estas declaraciones a los medios antes de intervenir en la jornada sobre Sostenibilidad Medioambiental en la Empresa, celebrada este jueves en el Centro Público de Educación de Personas Adultas (CEPA) Caligrama de Torrelavega, a la que ha asistido para aportar su visión desde la experiencia de la transformación que está llevando a cabo Sniace para ser más sostenible.