«Ofrecemos una navegación de altura con garantías y comodidad»

«Ofrecemos una navegación de altura con garantías y comodidad»

Jesús de la Hoz Ortega | Experiencias en el velero Kaludia, de 15 metros

DM .
DM .Santander

–¿Cómo surge el proyecto y cuánto tiempo lleva desarrollándolo?

–Toda mi vida he soñado con navegar, desde que con 14 años cayera en mis manos 'Un Capitán de 15 Años', la novela de Jules Verne. Viviendo en Madrid, aquello fue complicado, pero no imposible: escapadas a la playa de Alicante, fines de semana en los páramos haciendo windsurf, alquiler esporádicos en medio mundo. Cuando mi mujer y yo nos compramos la primera casa, ya llevamos dos barcos y cuatro tablas. Me fui sacando todos los títulos de náutica de recreo, hasta Capitán de Yate, pero hasta que no me decidí a dar el paso de montar mi propio negocio, no obtuve las titulaciones profesionales que ahora tengo.

–¿Cómo llega al emprendimiento?

–Tras trabajar 16 años para Banesto y Banco Santander, me surgió la posibilidad de adherirme a un ERE. Mi mujer y mis hijos, todos trabajando, me permitieron y apoyaron para que invirtiera la indemnización en comprarme a Klaudia, un velero de 15 m, con cuatro camarotes dobles, traerlo navegando el invierno pasado desde las aguas polacas del Báltico y acondicionarlo para que ocho personas puedan realizar travesías de altura con total comodidad y seguridad.

–¿Qué actividades desarrolla y a qué cliente se dirige?

–Realizo tres tipos de actividades. La primera, todo tipo de travesías, desde ir a La Rochelle a tomar vinos y otras, pasar una semana por el sur de Inglaterra o, mi proyecto estrella, realizar el Camino de Santiago a vela: Santander, Gijón, Viveiro y La Coruña; de allí tres días andando hasta Santiago, obtener la Compostela y volver. Pero siempre atentos a esas familias o amigos que tan solo quieren pasar un día por la Bahía de Santander o acercarse a Getxo a tomar unos vinos un fin de semana. La segunda, dirigida a empresas con grupos de trabajo, jornadas de coaching, utilizando el símil de la regata, un entorno donde el grupo lo es todo, cada uno con sus habilidades, con sus responsabilidades y recompensas conjuntas. Y la tercera, creo que la más importante, me considero un afortunado, tanto laboral como personalmente, y eso hay que compartirlo. Así que me he dirigido a los centros sociosanitarios que hay en Cantabria para ofrecerme a compartir esta experiencia del mar con sus clientes, residentes y enfermos. Organizo salidas en Klaudia en las que todos participan, se divierten y, hay que decirlo, algunos se marean...

Náutica Puerto Gris

Nombre:
Jesús de la Hoz Ortega
Formación:
Patrón profesional de embarcaciones de recreo, Capitán de Yate, licenciado en Derecho.
Edad:
56 años.
Año de constitución:
2018
Actividad que desarrolla:
Aventura y ocio náutico
Sede social en:
Soto de la Marina, barco en Marina de Santander.
Número de trabajadores:
1 fijo, 3 discontinuos.

–¿Qué les hace diferentes?

–Hay muy buenos profesionales del charter náutico, excelentes academias y no menos extraordinarios marinos en Cantabria. Me considero un aprendiz de todos ellos, pero el grado de confort, amabilidad, atención al cliente y prestaciones que tanto Klaudia como mi tripulación y yo damos, es difícilmente mejorable. Somos diferentes por el compromiso con satisfacer a todos, por amoldarnos y por ofrecer una navegación de altura con todas las garantías. Con Náutica Puerto Gris, vuelve la aventura. Este es el eslogan que ha creado mi hijo...

–¿Qué oportunidades ofrece el mercado a su empresa?

–Cantabria es una región eminentemente de servicios, donde la climatología no es tan adversa como la fama que tiene y en este mercado es donde mi proyecto es un complemento a la hostelería, congresos, empresas, actividades culturales...

–¿En qué momento se encuentra ahora mismo su proyecto?

–Este verano me he dado a conocer, he practicado y sacado conclusiones para ofrecer un mejor servicio este 2019. Ha llegado el momento en dejar de invertir y empezar a obtener beneficios.

–¿Qué perspectivas de crecimiento tiene a corto y medio plazo?

–Mi ilusión sería poder tener a un marinero contratado fijo y otro patrón a media jornada para el verano de 2020.

–¿Por qué cree que su proyecto ha sido seleccionado?

–Eso me pregunto yo. Talento, lo que se dice talento, considero que no tengo mucho. Más que talento, tengo valor, ganas y un amor al mar casi enfermizo.

–¿En qué medida participar en Talento Cantabria 2019 le va a dar más visibilidad y oportunidades?

–Ya solo estar entre los elegidos es un triunfo.