El Supremo ratifica la horca para los condenados por la violación que conmocionó a la India en 2012

Protestas en Nueva Delhi por una de las miles de violaciones que sufren las mujeres anualmente./Reuters
Protestas en Nueva Delhi por una de las miles de violaciones que sufren las mujeres anualmente. / Reuters

El tribunal confirma la pena de muerte para cuatro de los condenados por violar a una joven que murió días después; el quinto se suicidó en la cárcel y el sexto, menor, fue liberado

AGENCIASNueva Delhi

El Tribunal Supremo de la India ha ratificado la pena de muerte para tres de los cuatro condenados por violar en 2012 a una joven que murió días más tarde, en un caso que conmocionó al país y llevó a endurecer la legislación contra los ataques sexuales.

Los magistrados, encabezados por el presidente del máximo órgano judicial, Dipak Misra, rechazaron los recursos presentados por tres de los cuatro condenados a la pena capital, Mukesh (de 29 años), Pawan Gupta (22) y Vinay Sharma (23). Los recursos pedían que se cambiase la pena de muerte por cadena perpetua.

«El Tribunal Supremo ha tomado su decisión sobre estos jóvenes bajo presión pública, presión política y presión mediática», denunció en declaraciones a los medios a la salida del juzgado el abogado de la defensa, A.P. Singh. Preguntado por si quedan opciones de recurso, afirmó que todavía hay «procesos legales» para recurrir la sentencia. El cuarto condenado a muerte no presentó recurso.

Otro de los seis implicados en la violación, Ram Singh, el presunto cabecilla del grupo, se suicidó presuntamente en marzo de 2013 en la cárcel, mientras que un sexto, menor de edad, fue condenado a tres años de reclusión en un correccional y liberado en diciembre de 2015 tras cumplir la sentencia.

La liberación desató protestas y dos días después el Parlamento aprobó las enmiendas de la conocida como Ley de Justicia Juvenil, para poder juzgar como adultos a menores de entre 16 y 18 años.

40.000 violaciones en un año

La víctima, Jyoti Singh Pandey, una estudiante de fisioterapia de 23 años, regresaba a casa el 16 de diciembre de 2012 con un amigo tras ver una película en un cine de Delhi cuando la pareja subió a un autobús en el que fue violada y torturada por los seis hombres durante horas. La joven murió 13 días después en un hospital de Singapur.

Asha Devi, madre de la víctima, ha resaltado que «esta decisión reafirma la confianza en el tribunal y en que finalmente habrá justicia». Por su parte, Badrinath Singh, padre de la víctima, ha lamentado que «ha pasado mucho tiempo y la amenaza para las mujeres ha aumentado en este periodo», antes de recalcar que «cuanto antes sean ahorcados, mejor».

De acuerdo con cifras de la Agencia Nacional de Registro de Delitos de la India (NCRB), en 2016, el último año en que se contabilizaron, se produjeron en el país 38.947 violaciones, de las cuales 2.167 fueron en grupo.

Aunque en la India existe la pena capital, la aplicación es muy restrictiva. La última ejecución se produjo el 30 de julio de 2015, cuando Yakub Memon fue ahorcado por su participación en los atentados que en 1993 dejaron 257 muertos en Bombay.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos