EE UU investiga abusos sexuales en la Iglesia católica

Grupo de crucifijos./Archivo
Grupo de crucifijos. / Archivo

Se trata de la respuesta a un informe publicado el pasado agosto que detalla décadas de abusos que involucran a más de 300 sacerdotes y más de 1.000 niños

COLPISA / AFPMadrid

La justicia federal de Estados Unidos ha abierto, por primera vez, una investigación sobre los abusos sexuales cometidos por el clero católico. Dos meses después de la publicación de un informe sobre hechos ocurridos en la iglesia de Pensilvania, el Ministerio de Justicia ha convocado a las ocho diócesis de este estado.

La arquidiócesis de Filadelfia ha confirmado este jueves en su sitio web que «recibió una citación de un gran jurado federal». «La arquidiócesis cooperará con el Ministerio de Justicia estadounidense en este caso«, ha añadido sin dar mayores detalles.

Las otras diócesis en el estado no hicieron comentarios de inmediato pero, según ha indicado The New York Times, todas han confirmado que han recibido citaciones del sistema de justicia federal y han asegurado que cooperarán con la investigación.

El anuncio de la investigación federal se ha producido después de que el fiscal de Pensilvania emitiera un informe condenatorio para las instituciones católicas del estado a mediados de agosto, que detallaba décadas de abusos que involucraban a más de 300 sacerdotes, más de 1.000 niños y muchos intentos de encubrimiento.

Siguiendo a la publicación de este informe, una docena de estados estadounidenses, incluyendo Nueva York y Nueva Jersey, con una gran población católica, se movilizaron para exigir rendición de cuentas de sus diócesis, convocándolos a comparecer, solicitando sus archivos y llamando a testigos.

Maniobras de ocultamiento

Pero la investigación anunciada este jueves es la primera iniciada a nivel federal y las víctimas esperan que finalmente arroje luz sobre las sospechas de maniobras de ocultamiento que pesan sobre la jerarquía católica. «Es la primera vez que escuchamos sobre una investigación federal sobre las diócesis católicas y esta es una noticia monumental para las víctimas», ha dicho Mike McDonnell, de 50 años, quien fue agredido sexualmente por sacerdotes de su parroquia desde los 11 a los 13 años en Pensilvania.

«Hemos estado esperando esto por años», porque las investigaciones a nivel estatal «solo arañan la superficie» y no explican cómo o gracias a quién los sacerdotes acusados de abuso sexual en una parroquia fueron transferidos de iglesia a iglesia, ha añadido.

«Creo que la investigación federal realmente señalará a la jerarquía de cada diócesis, los obligará a responder estas preguntas y a producir los documentos correspondientes», ha señalado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos