Michel abandona el Gobierno belga diez días después del cisma por el pacto migratorio

Imagen de archivo que muestra al entonces primer ministro belga, Charles Michel. /Efe
Imagen de archivo que muestra al entonces primer ministro belga, Charles Michel. / Efe

Había apelado hace escasamente diez días a la colaboración con todas las fuerzas parlamentarias para intentar resistir

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYOCorresponsal en Bruselas (Bélgica)

El primer ministro belga, Charles Michel, arroja la toalla. Diez días después de que los nacionalistas de la N-VA abandonasen su gobierno condenándole a sobrevivir en minoría, el liberal valón anunció este martes su renuncia a escasos cinco meses de las elecciones federales, previstas para el 26 de mayo.

Michel había apelado hace escasamente diez días a la colaboración con todas las fuerzas parlamentarias para intentar resistir. Entonces acababa de reestructurar su gabinete para cubrir el vacío dejado por los flamencos de la N-VA (formación mayoritaria), tras repudiar la firma del Pacto Mundial por la Migración.

Este martes era el día en el que Michel comparecía en la asamblea federal para intentar sumar las voluntades de socialistas y verdes a su proyecto. Michel volvió a insistir en esa hoja de ruta que ya desgranó tras estallar la crisis de Gobierno: mejora del poder adquisitivo, seguridad y medioambiente. No convenció. Los socialistas flamencos del SP.A y francófonos del PS le anticiparon la presentación de una moción de censura (o 'desconfianza', como se conoce aquí el mecanismo) respaldada por los Verdes en el plazo de 48 horas.

Y Michel plegó. «He expresado este llamamiento con profunda sinceridad y profunda convicción en interés de los ciudadanos, pero veo que no se ha entendido o no se ha escuchado. Tomo la decisión de presentar mi dimisión». Una hora más tarde lo hacía ante el Rey Felipe. La Casa Real anunció en un tuit que mantenía en «suspenso» la decisión. El primer paso sería que los partidos en el gabinete (CD&V, Open VLD y MR) buscaran un relevo a Michel para 5 meses. Pero el adelanto electoral no se descarta. Solo copan 52 escaños de los 150 en el legislativo federal.