El presidente de los Comunes bloquea la tercera votación del Acuerdo del 'brexit'

La primera ministra británica, Theresa May, camina haca la entrada trasera de su residencia oficial este lunes en el centro de Londres (Reino Unido)./
La primera ministra británica, Theresa May, camina haca la entrada trasera de su residencia oficial este lunes en el centro de Londres (Reino Unido).

El Gobierno de Theresa May busca caminos para evitar el obstáculo, a pocos días del Consejo Europeo

IÑIGO GURRUCHAGAlondres

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, anunció que el Gobierno no puede presentar de nuevo el Acuerdo de Salida, que Theresa May quería someter a una nueva votación esta semana para, en caso de que fuese aprobado, proceder al 'brexit'. La decisión de Bercow crea más incertidumbre sobre la dirección de Reino Unido en los próximos días.

El presidente de la Cámara baja ya había advertido la pasada semana, a preguntas de una diputada laborista, que él tendría que considerar si la intención del Gobierno de someter el Acuerdo a una tercera votación encajaba en las reglas del Parlamento. Ha llegado a la conclusión de que no encaja porque, según una convención establecida desde el principio del siglo XVII, no se puede presentar una misma moción dos veces en el mismo curso parlamentario.

En su declaración, Bercow explicó que la segunda votación del Acuerdo, el pasado martes, cuando el Gobierno fue derrotado por 149 votos, fue aceptada porque May añadió dos documentos negociados la noche anterior con la Comisión Europea a los dos que componen el Acuerdo de Salida, sometido a votación el 15 de enero. Fue derrotado por 230 votos. Ahora no hay ningún cambio en los documentos.

El Gobierno estudia diferentes alternativas para saltar el obstáculo puesto por Bercow en su recorrido. Se sugieren corregir en el texto la fecha de salida de la UE, de tal modo que ya se introduciría un cambio sustancial con respecto a las versiones votadas anteriormente o incluso el cierre de este Parlamento, la apertura de otro y la posibilidad de votar el Acuerdo de Salida por ser ya otro curso.

La animosidad de figuras del Gobierno hacia Bercow, que fue elegido como diputado conservador, renunció a su partido al ser nominado presidente y como tal se presenta a las elecciones sin que los grandes partidos le disputen el escaño, es pública y notoria. En particular con la ministra responsable de relaciones con los Comunes, Andrea Leadsome, y ambos intercambiaron palabras ácidas en los minutos siguientes a la declaración.

Morir feliz

El presidente es apreciado por diputados que lo ven como defensor del papel del Parlamento y Bercow ha expresado su gozo por el papel que desempeña en el gran teatro del 'brexit', en una entrevista publicada por la revista 'Prospect': «Creo que estoy bendecido. Creo que he tenido una suerte increíble. Es la tarea más satisfactoria que podría hacer en el Parlamento. No tengo planes para morir mañana, pero si muriese mañana moriría feliz».

La decisión de Bercow ha llegado cuando se expresaban dudas desde el mismo Gabinete sobre la presentación del Acuerdo de Salida a una tercera votación esta semana. May habría decidido que la única manera viable de lograr su aprobación en la Cámara de los Comunes es obtener previamente el apoyo del Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte.

Se airean ideas extravagantes para sortear el riesgo de que se convierta en perpetua la salvaguardia irlandesa contenida en el Acuerdo de Salida, que establecería diferentes regulaciones en Irlanda del Norte y en Gran Bretaña y es por tanto inaceptable para los unionistas. La invocación de un Tratado de Viena sobre tratados internacionales para romper de forma unilateral la salvaguardia, que todo Reino Unido cumpla las regulaciones comunitarias que se le exigirían a Irlanda del Norte,... entre ellas.

Tres horas después del anuncio del 'Speaker', medios norirlandeses han afirmado que las negociaciones entre el Gobierno y el DUP han terminado y que no hay posibilidad de acuerdo esta semana. Si el Gobierno no encuentra una solución rápida a la situación de bloqueo de su iniciativa, es posible que May tenga que acudir al Consejo Europeo de esta semana sin otra alternativa más que la de liderar ahora una marcha abrupta- la ley sigue diciendo que el 29 de marzo Reino Unido se va de la UE- o pedir una extensión larga del plazo del 'brexit'.

Más información