Borrel evita valorar su candidatura a las europeas

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, saluda a su homóloga de la India,Sushma Swaraj en Nueva Delhi./Efe
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, saluda a su homóloga de la India,Sushma Swaraj en Nueva Delhi. / Efe

El ministro de Exteriores es uno de los nombres que baraja Pedro Sánchez como cabeza de cartel socialista

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZNueva Delhi (India)

Que el presidente del Gobierno crea que Borrell sería para las Elecciones Europeas del próximo mayo un buen candidato a la Eurocámara es motivo de orgullo para José Borrell porque «siempre es bueno que hablen bien de uno». «Yo creo que es un extraordinario ministro y podría ser también, lógicamente, un extraordinario candidato a las elecciones europeas, pero insisto, hay muchas más personas», ha dicho Pedro Sánchez en una entrevista Efe. No obstante, no parece que al jefe de la diplomacia le entusiasme esta posibilidad. Al menos, no lo dice en público y lo disimula muy bien. Este martes en Nueva Delhi, donde se encuentra de visita para participar en un foro internacional, el ministro ha esquivado cualquier valoración al respecto.

Borrell, de 71 años, se encontraba retirado de la primera línea política cuando el pasado junio la llamada de Pedro Sánchez le sorprendió en la Toscana italiana. Economista de profesión y con amplia experiencia el Fomento tras ocuparse de esta cartera en los últimos gobiernos de Felipe González, el ofrecimiento del jefe del Ejecutivo fue el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Su paso por la Presidencia del Parlamento Europeo permitió a Borrell tejer una amplia red de contactos internacionales, si bien hacerse cargo de la diplomacia no parecía, a priori, el destino más ajustado al perfil del veterano dirigente socialista. Pero sobre la decisión de Sánchez pesó la frontal oposición del ministro a la causa independentista, plasmada en libros, artículos y discursos en las que denuncia las mentiras que han jalonado el 'procés' hacia la república. Desde que se hizo cargo de la cartera, Borrell ha trabajado sin descanso para combatir el mensaje secesionista en el Exterior, que entre otras cosas pone en duda la independencia de la justicia en España o que el país cumpla las condiciones democráticas y de derechos humanos exigidas para ser miembro de la Unión Europea.

El Gobierno aún trabaja en la agenda exterior

Los Presupuestos se encuentran en el aire, pero el Gobierno aún trabaja con vistas a agotar la legislatura. Borrell, ha anunciado este martes en Nueva Delhi un viaje oficial del presidente del Gobierno a la India para el último trimestre del próximo año. Pese al interés del Ejecutivo en estrechar lazos con la sexta economía del mundo –la India suma varios años con un crecimiento del PIB de más del 7% anual–, la visita se pospone hasta después del verano a causa del apretado calendario electoral en ambos países. Elecciones municipales, autonómicas y europeas en España y generales en la India.

Pero dada inestabilidad de la política nacional, la diplomacia española podría estar preparando el viaje al gigante asiático para un jefe del Ejecutivo que no fuese socialista. Borrell ha justificado que es a Sánchez a quien corresponde convocar las generales y, mientras no lo haga, a los ministros les toca seguir trabajando. «El presidente –ha insistido el jefe de la diplomacia– ha dicho que en sus planes está terminar la legislatura».

Independentistas

Borrell también evitó revelar sus expectativas sobre la aprobación de los Presupuestos, algo que pasa necesariamente por el apoyo de las fuerzas secesionistas. El jefe de la diplomacia sí dijo que, según tiene entendido, existe una discusión dentro de las fuerzas independentistas sobre si permitir o no la tramitación de las cuentas en las Cortes. «Digo yo que antes de presentar una enmienda a la totalidad deberían conocer los Presupuestos», ha afirmado Borrell, quien se ha preguntado si la de los soberanistas será «una posición en blanco y negro». La esperanza del ministro es que los grupos parlamentarios permitan la tramitación y «se embarquen, en un proceso de discusión en detalle de los Presupuestos que se prolongaría entre dos y tres meses. Lo que sí descarta el ministro de Exteriores es plegarse ante las exigencias de los independentistas sobre el referéndum de autodeterminación o la situación de los políticos presos. Y esos es algo que ya se les ha dicho muchas veces», ha zanjado Borrell.

Mñas información