Cinco detenidos tras haber arrojado a la calzada a tres personas desde una furgoneta

Cinco detenidos tras haber arrojado a la calzada a tres personas desde una furgoneta

En la persecución han participado más de 20 patrullas de la Guardia Civil, varias dotaciones de Policía Local y de la Policía Nacional

EFE

Cinco personas han sido detenidas esta tarde después de que hubieran arrojado desde una furgoneta a la calzada en una carretera de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a tres hombres, uno de los cuales ha fallecido y los otros dos han resultado heridos graves, ha informado la Guardia Civil.

Los hechos se iniciaron sobre las 17:00 horas de hoy cuando un ciudadano alertó a la Policía Nacional de Sanlúcar de Barrameda de que había visto cómo a la altura del kilómetro 5 de la carretera A-480 una furgoneta que circulaba junto a un turismo había tirado a la vía a tres varones.

La llamada del ciudadano, que desconocía si los hombres arrojados estaban vivos o muertos, hizo que la Policía Nacional pasara el aviso a la de Guardia Civil, competente en esa zona.

La Guardia Civil organizó un dispositivo para interceptar a la furgoneta y el turismo.

El dispositivo ha contado con la importante ayuda de un guardia civil destinado en la Comandancia de Cádiz y que, fuera de servicio, llevaba en coche a su hijo al Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro (Madrid) para que éste realizara el examen de ingreso.

El agente, que a través de un compañero había conocido que se buscaba a una furgoneta y a un turismo, vio cómo ambos vehículos le adelantaban a gran velocidad en dirección a Sevilla y alertó de ello al operativo. El guardia civil aceleró y alcanzó a la furgoneta y al turismo y fue comunicando sus posiciones a sus compañeros.

Gracias a su pericia, patrullas de la Guardia Civil de Sevilla que formaban parte del operativo pudieron interceptar al turismo en la carretera A-66 y detener a sus cuatro ocupantes, todos ellos varones y de nacionalidad extranjera.

Paralelamente, en Sevilla capital la Policía Local, que también había sido alertada al igual que la Policía Nacional del dispositivo, interceptó la furgoneta en la que viajaba otro hombre.

La detención se produjo en una zona cercana a la Plaza de Cuba, en el barrio de Los Remedios.

El hombre, que portaba un arma larga en el vehículo, trató de huir a pie, por lo que la Policía Local se vio obligada a efectuar disparos al aire para reducirle y detenerle, según la Guardia Civil.

Mientras, otros agentes acudieron a la carretera a buscar a los hombres que habían sido arrojados desde la furgoneta.

Uno de ellos estaba muerto y los otros dos se encontraban en estado grave y fueron trasladados a un hospital de Cádiz.

En la persecución han participado más de 20 patrullas de la Guardia Civil, varias dotaciones de Policía Local, y las dotaciones de Policía Nacional que se encontraban disponibles en Sevilla capital.

Los detenidos han sido trasladados a la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, donde se instruyen las diligencias para esclarecer el suceso.

«Por el momento, y por evidentes razones de seguridad, no se va a facilitar más información al respecto», destaca la Guardia Civil, en un comunicado de prensa, en el que destaca «la gran valentía y espíritu de servicio del guardia civil gaditano» que, fuera de servicio, permitió localizar a los huidos.