El movimiento feminista llama a la movilización contra las «falacias» de Vox

«¿Quieren hacer el favor de creer a las mujeres? ¡Porque lo estamos pagando con nuestras vidas!», clamó la veterana Ana María Pérez del Campo

DOMÉNICO CHIAPPE

En la mesa de panelistas había ocho asientos, insuficientes para las representantes de diversos movimientos feministas que habían acudido a hacer un llamamiento, tanto a «mujeres como a hombres de verdad» para defender las políticas a favor de la igualdad de la mujer, como la de violencia de género, en entredicho desde que Vox sacó la cabeza en las elecciones andaluzas. «Hay partidos que tratan de condicionar la acción de gobierno de otros partidos», aseguró Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas. «Llamamos a una movilización continua para decir que las mujeres no vamos a permitir ningún retroceso, y que con nuestros derechos no se mercadea. Somos conscientes de que cuando ha habido grandes avances se produce una respuesta patriarcal contundente para evitarlos».

Las portavoces de las mujeres reunidas en el pequeño local de Madrid, en el corazón del bario de La Latina, se encargaron de desmontar las «falacias» del partido de Santiago Abascal, una por una. «Dicen que la violencia de género no existe, cuando es la máxima expresión de la desigualdad, una tortura día a día», continuó Besteiro. «Otra falacia es que la ley contra la violencia de género es discriminatoria, cuando el propio Tribunal Constitucional, máximo intérprete de nuestra Constitución, se ha pronunciado a favor. Otra mentira: son las mujeres las que asesinan, cuando la mayoría de los hombres son asesinados por reyertas; y las mujeres, por violencia de género».

Besteiro enumera «datos de los organismos oficiales y no del movimiento feminista»: desde 2003, van casi mil mujeres asesinadas, los hombres que han matado a sus parejas o exparejas representan el 88,5%, las denuncias falsas entre 2009 y 2017 es del 0,01%, en 2018 el 61% de los agresores era español, sólo se denuncia el 30% de la «violencia que sufrimos», dice Besteiro. Y en referencia a Ciudadanos: «Si los partidos acceden a las pretensiones de Vox serán igualmente responsables del retroceso».

La voz más veterana de la mesa, la de Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, señaló la situación «anómala». «Hablamos en nombre de todas las mujeres del país, menos aquellas que deciden estar del lado de quienes asesinan, discriminan y retienen todo el poder», clamó Pérez del Campo. «Ser hombre no es matar, insultar, hacer guerras, violar. ¡Es una vergüenza! ¡Es intolerable! Amontonan falacias, todo son mentiras, no podemos parar de contarlas. ¿Quieren hacer el favor de creer a las mujeres? ¡Porque lo estamos pagando con nuestras vidas!»

Los movimientos feministas concentrados en Madrid seguirán la estela de las movilizaciones de las organizaciones andaluzas, que «marcarán el calendario» de esta «campaña constante y permanente». «Gracias a la democracia no se condena a nadie sin pruebas y los únicos que deben temer a la ley de violencia de género son los violadores y maltratadores», concluyó Elena Rábade, abogada del Partido Feminista.

 

Fotos

Vídeos