"Hay barrios a 10 minutos del centro que se han convertido en guetos"

Vicente Nieto Concejal del PRC. "La gente joven no se queda en sus distritos por las malas políticas de accesibilidad y mantenimiento"

Vicente Nieto, en la plaza Porticada. Le gustaría que fuera un espacio cubierto y se convirtiera "en el corazón" de la ciudad/
Vicente Nieto, en la plaza Porticada. Le gustaría que fuera un espacio cubierto y se convirtiera "en el corazón" de la ciudad
VIOLETA SANTIAGOSantander

A Vicente Nieto, santanderino de 45 años, le inquieta lo que pasa en su ciudad desde que, siendo aún muy joven, ayudaba en el negocio familiar y escuchaba las quejas continuas de la gente del barrio (San Antón), "lo que yo llamo diálogos de bar que no solucionan nada", explica. Eso le espoleó a "querer hacer". Comercial de profesión, llegó al PRC de la mano de otro Vicente (Mediavilla) al que vio como "un referente" de lo que debe ser un político.

Como debutante en la gestión municipal, ¿le está llamando algo la atención en el Ayuntamiento?

Que por rivalidades políticas y personalismos, muchas veces acaban olvidadas propuestas que se sacarían adelante porque son beneficiosas. También los plazos para llevar a cabo proyectos: ¿Son necesarios cinco años para hacer un logo de Santander? Yo tengo fecha de caducidad. Dentro de dos años dejo de ser concejal y tendré que preguntarme qué he conseguido aportar.

«Es muy importante que las partes tengan claras todas las obligaciones»

convenio del racing

Como racinguista de bufanda le gustará que el Consistorio y el club estén a punto de firmar un convenio para esclarecer sus relaciones.

El convenio llega tarde. Los regionalistas hicimos una propuesta para responder a una necesidad, no hemos querido ser oportunistas, como nos han dicho. Pero es que es importante que las dos partes tengamos claras las obligaciones para mantener la infraestructura. Además, invito a los dos a pensar cómo rentabilizar el campo más tiempo y no sólo un día de cada 15. Gijón lo hace bien: tiene tiendas deportivas, rocódromo, cafetería... En el convenio, la última palabra la debe tener el Ayuntamiento.

Los regionalistas le han puesto muchas pegas al reglamento propuesto por el PP para el Consejo de Comercio, una idea del PRC.

Aquí se ve lo de los plazos. Todavía estamos con un boceto. Y el PP sólo quiere incorporar al Consejo a dos asociaciones, cuando la participación del sector es fundamental. En Santander siempre se ha llevado mal lo de la participación ciudadana. El comercio, al final, es un reflejo de todo. En una ciudad que pierde habitantes, también se pierden comerciantes. Para darle la vuelta, tenemos que hacer que la capital ofrezca una experiencia única de compras. Por eso reivindicamos una marca. El centro tiene que ser cómodo, de fácil aparcamiento, con un transporte urbano ágil... Y no hay que olvidar que aquí llueve en algún momento del día uno de cada tres.

Es inevitable preguntar por el Centro Botín, con apertura ya anunciada tras una larga espera.

Yo lo que espero es que se cumplan las expectativas. Que tenga sentido lo permisivos que fuimos con la ubicación. No entiendo que se haya construido en el mejor metro cuadrado que había, así que me gustaría ver que dinamiza lo cultural, lo comercial, que atraiga más turistas y que sirva para avanzar en la gran asignatura pendiente: desestacionalizar el turismo en la capital.

Sobre turismo. ¿Cree que se está haciendo bien?

(Se lo piensa) Pues... Es que lo de vivir de la postal se tiene que acabar. Hoy todas las ciudades del mundo pequeñas o grandes saben de sobra cómo explotar sus recursos.

No parece que le guste mucho la política turística municipal...

Se me hace muy insuficiente. El PP nos habla de política de cruceros, cuando lo único que quiere es que los comerciantes saquen sus productos a la calle para atender al crucerista. Ni es oportuno que el primer cartel que encuentra el turista que viene en el ferry sea un way out que le indica por dónde marcharse. Comercialmente, lo que cuesta es encontrar clientes... ¡Y a nosotros nos los ponen en el Puerto! Yo presenté una moción para ser más receptivos con las autocaravanas. Sólo con retener aquí al 40% de las que salen de los barcos, seríamos líderes nacionales en estas pernoctaciones. Pero hasta hace un año y medio, el Ayuntamiento les prohibía estacionar y eso que cada año el ferry trae 44.000 personas en estos vehículos. Aquí hay dos conceptos que no se entienden: se piensa que los usuarios de autocaravanas son unos feriantes que van a sacar el tendal en el Paseo Pereda, cuando muchas autocaravanas tienen un precio muy alto. Y el gasto por autocaravanista es de 18 euros por día, mientras la media por vehículo son tres personas. Con estos números, Santander renuncia, mínimo, a tres millones de euros al año.

Pero el PRC logró aprobar una moción al respecto.

Sí, y luego brotaron por la ciudad señales impidiendo aparcar a vehículos superiores a 1.800 kilos. O sea, damos un paso adelante y dos atrás, algo muy común en este Ayuntamiento. Santander está considerada como un punto negro para este sector: en las webs y revistas especializadas recomiendan que no se venga a esta ciudad. Y es difícil entender por qué no se les da facilidades si no se puede vivir sólo de un Anillo Cultural que nadie sabe dónde está. Hay poca voluntad de escuchar: la Comisión de Turismo municipal solo se ha reunido una vez desde julio de 2015. Esto demuestra lo que le importan al PP las opiniones de los demás.

Usted es muy activo en la campaña por los barrios de su partido. ¿Qué se están encontrando en las visitas que están haciendo?

Me gusta encontrar que la gente tiene ideas muy claras de las carencias. Y lo peor que veo es ya no hay sentimiento de arraigo. Las casas ya no pasan de generación en generación debido a una mala política de mantenimiento de los barrios y a una peor accesibilidad. Algunos de ellos están a 10 minutos del centro, pero están tan abandonados que se han convertido en auténticos guetos. Se mueren los padres y los hijos venden los pisos. Es un error vincular siempre la accesibilidad a la gente mayor, porque las parejas jóvenes con niños también necesitan comodidades y buena movilidad. En Enrique Gran, el acceso sólo es factible por escaleras.

En calidad de consejero del IMD. ¿Cómo ve el deporte base?

Hay que preguntarse si todo está bien enfocado. El modelo del PRC es una ciudad deportiva única y que sea buque insignia. Ahora en los barrios no existe una política deportiva y se dan circunstancias como que en determinados barrios hay problemas porque alguien se tiene que encargar de encender y apagar las luces de las pistas. Hacen cosas y no saben para qué. Estoy de acuerdo en que todos los barrios deben tener una instalación. Pero antes hay que saber qué política se quiere desarrollar en cada zona. Hay que plantearse primero la idea y luego la infraestructura concreta.