Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 2 meses gratis a todo el contenido y disfruta de la mejor experiencia publicitaria

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Letras que condenan

Valtonyc, Sociedad Alkoholika, La Insurgencia y Hasél son algunos de los artistas que han pasado por los tribunales nacionales por sus creaciones

El rapero Valtonyc, condenado a tres años y medio de cárcel por delitos como enaltecimiento del terrorismo, amenazas, calumnias e injurias graves a la Corona. /
El rapero Valtonyc, condenado a tres años y medio de cárcel por delitos como enaltecimiento del terrorismo, amenazas, calumnias e injurias graves a la Corona.
GARAZI REZABAL

Hace menos de un mes los fieles de la música punk y, en concreto, los seguidores de Evaristo, se echaron las manos a la cabeza al conocer el último altercado entre el cantante de Gatillazo y la Guardia Civil. Como seguramente sabrán, tras el concierto que la banda ofreció durante el festival Primavera Trompetera de Jerez de la Frontera, Cádiz, el exvocalista de La Polla Records, fue escoltado al backstage por varios agentes. Este hecho no tardo en difundirse por Internet.

Twitter fue la plataforma que más utilizaron los indignados por este suceso. Entre los tuiteros que alzaron su voz, también se encontraban políticos como Pablo Iglesias y Alberto Garzón. El líder de Podemos denunció con preocupación la «detención» del vocalista «por sus letras».

El de Izquierda Unida, por su parte, matizó que el músico fue «retenido e identificado por la Guardia Civil».

El tema fue tan polémico que llegó incluso a convertirse en trending topic y ante tantas reacciones, la Guardia Civil quiso dar su versión de los hechos. El instituto armado aseguró que no se produjo «ninguna detención ni retención, simplemente se le comunicó una denuncia» y explicó que el motivo fue «su grito de 'policías, sois unos hijos de puta' tras la actuación de su grupo».

Sea como fuere, es innegable que en los últimos años más de un músico ha tenido problemas con la Justicia debido al contenido de sus letras. Entre otros, los siguientes artistas han pasado por los tribunales nacionales por sus creaciones:

Joseph Miguel Arenas, 'Valtonyc'

Probablemente el caso de Joseph Miguel Arenas (La Puebla, 1993), conocido artísticamente como 'Valtonyc', sea el más sonado en el panorama nacional actual. El pasado 23 de mayo el rapero escapó, de una condena de tres años y seis meses de cárcel, a Bélgica, justo un día antes de que se expirase el plazo para que tuviese que entrar en prisión. La Audiencia Nacional condenó a Arenas el pasado diciembre a tres años y medio por delitos de amenazas, enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona en sus letras. Esta sentencia fue confirmada por el Tribunal Superior, a pesar de que el mallorquín argumentara haber actuado en ejercicio de sus derechos de libertad de expresión y creación artística, y explicara que el lenguaje del rap es simbólico, alegórico, provocativo y extremo.

El mallorquín ha agotado todas las vías legales estatales para evitar ser encarcelado. Como último recurso, el cantante y su abogado intentan que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos suspenda la pena impuesta sobre su persona. Pero, mientras que Estrasburgo no se pronuncie, la sentencia seguirá firme por lo que el Valtonyc tendrá que entrar en prisión. El encarcelamiento podría suceder de manera inminente ya que la defensa ha asegurado que el artista saldrá de la clandestinidad entregándose a las autoridades judiciales.

La Insurgencia

El pasado diciembre doce de los dieciocho miembros del grupo La Insurgencia fueron condenados a dos años y un día e cárcel por difundir «un discurso violento» y ensalzar «de manera casi sistemática a la organización terrorista» de los Grapo y sus integrantes. Ese día que se suma a los dos años es vital ya que, a pesar de no tener antecedentes ninguno de los procesados, obliga a que estos entren a prisión. Esta sentencia de la Audiencia, donde se subraya que en sus letras se realizan «continuadas alusiones que entrañan abiertamente a una loa a la organización terrorista Grapo y que, además, si bien de forma puntual, aúnan aquella a la organización terrorista ETA», no contó con el apoyo de todos los magistrados. La jueza Ángela María Murillo emitió un voto particular y consideró que el grupo quería «llamar la atención que por otras vías no pueden conseguir» con sus letras, eliminando así el carácter delictivo de las mismas. Su dictamen, aun así, no fue suficiente para que los acusados no fueran sentenciados a ingresar en la cárcel. La sección cuarta de la Sala de lo Penal sancionó, además, a estos 12 raperos a pagar una multa de 4.800 euros, a razón de 10 euros diarios, y la inhabilitación absoluta durante ocho años y un día.

Soziedad Alkoholika

En 2006 Soziedad Alkoholika tuvo un desliz con la Justicia debido a alguna de sus canciones, pero al final todo acabó en un susto. El grupo musical fundado en Vitoria fue acusado de enaltecimiento del terrorismo y la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió un año y medio de prisión para los componentes de la banda y sus representantes. Además, exigió que no ejercieran la profesión de cantantes durante ese periodo. La sección primera de la Audiencia, finalmente, llegó a la conclusión de que las letras de sus canciones no menosprecian a las víctimas y que la única canción que puede rozar ese delito es la de 'Exporta Zerdo'. Aun así, la sentencia hecha pública el 22 de noviembre de 2006 no consideró que el tema sobrepasara las líneas rojas y los alaveses pudieron salir libres y sin condena del juzgado.

Pablo Hasél

Primero en 2014 y después en 2018. En total, Pablo Rivadulla, conocido como Pablo Hasél, ha sido condenado en dos ocasiones a prisión por el contenido de sus canciones y mensajes difundidos por Twitter. Hace cuatro años la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional lo sancionó con dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure y Al Qaeda en canciones subidas a YouTube. Esta sentencia fue confirmada por el Supremo en 2015. A esta condena se suma el veredicto que la Audiencia Nacional emitió el pasado marzo que condena al rapero a otros dos años y un día de prisión.

En la segunda ocasión, dos razones motivaron su condena: una canción contra el Rey Juan Carlos y 64 tuits a favor de miembros de los grupos terroristas ETA y GRAPO. En esta última sentencia no hubo unanimidad entre los magistrados, ya que Manuela Fernández de Prado emitió un voto particular a favor de Hasél por considerar que sus comentarios deben entenderse dentro de la libertad de expresión y que no suponen una manifestación del discurso del odio. Tras el fallo, el catalán aseguró que «jamás claudicaré» y, para dejarlo claro, volvió a difundir los 64 mensajes que han propiciado la condena.