El notable aumento de la oferta aragonesa

La estación de Astún, hace prácticamente una semana/Astún
La estación de Astún, hace prácticamente una semana / Astún

Cerler, Formigal y Valdelinares abren sus puertas en este final de diciembre, con una oferta algo esquiable limitada y precios especiales

JUANJO GONZALOMADRID

Este miércoles 26 de diciembre se esperaba una jornada especial para todos los amantes de los deportes de invierno. La espera se había hecho larga, pues mucho se había hablado de la apertura de algunas estaciones pirenaicas tras la celebración de Navidad. Todo ello a pesar de la escasa nieve que baña las pistas españolas en estos días, en los que todavía se siguen registrando pobres precipitaciones y las temperaturas se mantienen altas.

Algunas, como Candanchú, lo tenían todo preparado para recibir a los usuarios, pero nada más lejos de la realidad. Tocará esperar un poco más, probablemente a la llegada de un 2019 en el que las nevadas dejen espesores aceptables para la práctica del esquí o del snowboard. Algo similar a Javalambre, la única del Grupo Aramón que se mantiene cerrada.

Cerler fue una de las primeras estaciones en inaugurar la temporada
Cerler fue una de las primeras estaciones en inaugurar la temporada / Aramón

Si Cerler, considerada desde hace años la mejor estación nacional para los esquiadores, hace ya un mes que estrenó su temporada particular, Formigal y Valdelinares, la otra turolense, daban la bienvenida al invierno en un final de diciembre que promete ser muy intenso. La primera de ellas puso, en su estreno, 10 kilómetros de pistas, mientras que la segunda alcanzaba una distancia cercana a los 4 kilómetros de extensión, entre los que se encuentran las zonas de debutantes.

En ellas, contando con unas condiciones algo limitadas para estas fechas, los precios del forfait se marcan como especiales.

Junto a los centros de Aramón, también Astún ha iniciado una temporada que se presenta algo compleja. En su caso, y a pesar de que desde sus propias redes sociales anuncian que el «manto de nieve es de escaso espesor», se anuncian más de 16 kilómetros esquiables con hasta 15 pistas -entre las que hay nueve azules y cuatro rojas-. Todas ellas permiten la posibilidad de vivir un buen final, aunque sin apenas nieve, de diciembre.

 

Fotos

Vídeos