A Ruiloba este domingo a ordeñar, pastorear, hacer quesos...

Imagen de la feria de ruiloba, el año pasado./Javier Rosendo
Imagen de la feria de ruiloba, el año pasado. / Javier Rosendo

La Feria de la leche de Ruiloba se presenta este año como la posibilidad de conocer el día a día de una granja en «un jornada de fiesta»

DM .
DM .Santander

La Feria de la leche de Ruiloba, que se celebrará este domingo, se ha presentado este viernes como la posibilidad de conocer el día a día de una granja en «una jornada de fiesta», con ordeño de vacas, elaboración de quesos, pastoreo de ovejas y otras actividades relacionadas con el sector lácteo.

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha dado a conocer algunas de las particularidades de esta tercera edición de la feria de la leche de Ruiloba en Trasierra, que, después del «éxito» de las dos anteriores, da el pistoletazo de salida a la temporada de fiestas agroalimentarias de la región.

Bajo una carpa, los asistentes podrán disfrutar de distintas actividades, tanto alimentarias como culturales, que permitirán conocer cómo es el día a día una granja.

Rafael Uña, que pertenece a la organización de la jornada, ha subrayado que se trata de «una feria diferente» que permite a sus visitantes ordeñar una vaca, tanto por máquina como de forma manual; que los niños den el biberón a los terneros; elaborar y degustar productos lácteos y una parrillada; y una exhibición de perro pastor con ovejas.

El organizador de la ganadería Cudaña de Labarce, Eloy Entrecanales, ha subrayado que se trata de una feria «entrañable», y que está sobre todo enfocada a que los niños conozcan cómo es la vida en una granja.

Producción lechera

Además, Entrecanales ha reivindicado que en el norte de España es donde las vacas son más lecheras de Europa, con una producción que puede alcanzar los 40 litros por vaca.

Oria también ha resaltado la producción lechera de la región, ahora sin cuota, que pese «a las vicisitudes» que ha experimentado, ha sido capaz de adaptarse y aportar soluciones «innovadoras» que garantizan su presencia en mercado muy competitivo.

A su juicio, esto se debe a la mejora genética que ha experimentado la cabaña lechera de Cantabria y al buen hacer de sus ganaderos.

Oria ha afirmado que desde la Consejería se continuará apoyando al sector lácteo, pues el Gobierno de Cantabria le otorga a este «un gran valor» como actividad «fijadora de población» en el ámbito rural.

Y ha explicado que los recursos del Ejecutivo regional se destinan sobre todo a reorientar la producción hacia la calidad incentivando circuitos cortos y fomentando la producción ecológica.

De hecho, este sector ya cuenta en Cantabria con 24 operadores de leche ecológica, con unos 1.900 animales que en 2018 produjeron 3,2 millones de litros.