¿Quién vivió en la casa de la Calzada?

Imagen actual de la casa de la Calzada./DM .
Imagen actual de la casa de la Calzada. / DM .

Proyectada por Sáinz-Esquerra en 1906 y llamada también Casa de la Juventud, fue construida a partir de una casona montañesa

El linaje de los Ezquerra-Rozas del Valle de Soba, por su antigüedad y riqueza documental, es complejo en sus orígenes y las fuentes no se ponen de acuerdo, basándose unos en quien escribe reiteradamente, o por pujanzas que los dueños de los propios apellidos tuvieron en épocas más modernas de los siglos XVII y XIX y cómo ellos mismos, supieron publicitar su pertenencia a este linaje en su propio interés. Según Salazar vienen de una aldea que se llamaba Rocas y pobló el lugar de Rocas y así mismo tomaron el nombre los Esquerras porque era vascongado, como lo son en Ayala y porque era 'esquerdo' le llamaron Esquerro... Lo cierto de esta leyenda no se sabe, ni donde se sitúa Ayala en Cantabria, probablemente en la actual provincia de Burgos o cerca de Álava. Lo que sí está contrastado es que los Rozas tomaron este apellido de Rozas de Soba donde estaban establecidos y que los Ezquerra son descendientes de Íñigo López de Ezquerra (El Ezquerdo) tercer Señor de Vizcaya.

Isidoro Sáinz-Ezquerra Rozas nació en Colindres en 1881, y muere en 1961. En 1914 termina la carrera de arquitectura en Madrid y obtiene la plaza de arquitecto municipal en León, ciudad que habita durante cuatro décadas, hasta 1953. Conocemos la autoría del Hotel de Isidro Zapata en Madrid, catalogado como palacete burgués actualmente desaparecido. Este hotel se levantó entre las calles de Ferraz y Marqués de Urquijo de la capital madrileña.

En León recreó su pasión, plasmada en muchos chalets que estaban de moda entre la gente más acomodada de la ciudad, convirtiéndose los más notables en sanatorios, a principios de la democracia, para concienciar a la clase más desfavorecida de la importancia que tiene el cuidado personal y nutricional de las personas, así como la educación, idea extendida por toda la geografía y que fue pionera en Francia. Así nace la institución de la Gota de Leche proyectada en 1934 por Isidoro, estando activa hasta 1995, para remediar problemas de desnutrición y alta mortalidad infantil, para aquellas familias que no podían permitirse el lujo de tener una nodriza. Estas eran contratadas por dicha institución y debían reunir una serie de condiciones, para garantizar la riqueza de la leche. Curiosamente se dice que descartaban la leche de las pelirrojas por su temperamento agrio y proclive a la maldad, lo cual era indudablemente perjudicial.

En 1926, proyectó su obra más emblemática, el Cementerio de la Piedad de León, donde se enterraron personajes ilustres de la época. Entre los chalets más espectaculares que proyecta hay que citar el sanatorio del doctor Néstor Alonso, derribado en 1971, que previamente fue una residencia privada en 1926, siendo reconvertido posteriormente hasta su derrumbe.

Hacia 1906 Sáinz-Esquerra, proyecta la casa Calzada o Casa de la Juventud, como la denominamos hoy en día. La casa fue construida a partir de una antigua casona montañesa, dándole forma en su estilo ecléctico con rasgos secesionistas apreciado en el diseño de huecos, rejerías y adornos de la fachada que caracterizaban a Isidoro. En su onda funcional se aprecia la corriente vienesa del modernismo y en su repertorio de formas geométricas de placas y círculos. Destaca la cenefa de azulejos policromados con motivos florales que unen los vanos de la primera y segunda planta. En la casa de cuatro plantas resaltan las dos galerías de madera a modo de solárium conservadas de su aspecto original. Poseía otra galería en su parte posterior que no ha sido conservada, aprovechando sus huecos para las distintas actividades de uso municipal a las que ha sido destinado el edificio. En la última planta resalta una tronera o buhardilla rematada con tres pináculos otorgando porte la casa. Posee además un balcón con balaustrada de forja usado por los moradores de la casa como mirador, dándonos cuenta que antiguamente las vistas al mar eran impresionantes. El edificio en su origen fue destinado a vivienda en la cual vivió la familia Sainz-Ezquerra hasta que posteriormente la adquiere Luciano Calzada, catedrático de la Historia de España en la Universidad de Murcia, adquiriendo de esta manera su denominación como Casa Calzada.

En el jardín de esta vivienda se localizan cuatro árboles singulares, descritos dentro del Catálogo de Árboles Singulares de Colindres. Se trata de tres palmeras (Phoenix Canariensis Hort) y un magnolio (Magnolia Grandiflora L.). La altura total de las palmeras es de entre 16 y 19 m., y el magnolio se eleva 14,5 m.