Barricada nocturna en Santiago de Cartes

Barricada nocturna en Santiago de Cartes

Varios jóvenes cortaron la carretera nacional 634 a su paso por la localidad, principal vía de comunicación entre Torrelavega y Cartes

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

Varios jovenes sin identificar cortaron anoche de madrugada la carretera nacional 634 a la altura de la localidad de Santiago de Cartes. Los vecinos alertaron al servicio de emergencia pasada la una de la mañana cuando detectaron que «un grupo de cinco o seis» personas se hacían de material de obra del carril bici que se está construyendo en la localidad para armar una barricada, cortando así la principal arteria de comunicación que une los municipios de Cartes con Torrelavega.

La rápida intervención de los vecinos y la patrulla de la Guardia Civil de Los Corrales que se acercó hasta el lugar de los hechos abortó la peligrosa gamberrada que se podría haber saldado con un accidente grave. El punto donde se construyó la barricada está cercano contiguo al polígono La Llanada en Santiago de Cartes y de un edificio a medio construir donde los jóvenes se refugian habitualmente para hacer botellón, al no estar correctamente sellado.

Lo de anoche, según denuncian los vecinos, no es un hecho aislado, ya el año pasado hubo incidentes cuando otros jóvenes echaban agua a los coches con la manguera de una gasolinera cercana a la antigua nacional, incidentes de los que también fue alertado el Ayuntamiento de Cartes.

Según los testigos se trata de gente joven, menores de edad en la mayoría de los casos, que se concentran en el edificio en esqueleto. Se trata de una construcción que fue paralizada hace años por Confederación Hidrográfica y que, desde entonces, permanece accesible para los chicos. A pesar de que está vallada en algunos puntos, no es complicado acceder a ella y parte del perímetro ha sido ya arrancado.

Según el Ayuntamiento de Cartes la Policía Local y Guardia Civil investigan ya los incidentes de anoche, así como afirman que el asunto del edificio se «ha notificado múltiples veces».

El polígono de La Llanada, así como este inmueble se ha convertido ya en un punto habitual de botellón para jóvenes los fines de semana, gran parte de ellos menores de edad. Con la llegada del verano, además, la presencia de estos chicos se ha intensificado y prolongado entre semana.

A parte de cortar la carretera, los jóvenes ensuciaron y desperdigaron por los aledaños del edificio abandonado todo tipo de residuos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos