El Ejecutivo busca alternativas al paso de camiones de Vuelta Ostrera por Cortiguera

Los consejeros de Medio Ambiente y Obras Públicas pasean por el carril bici que podría ser una de las alternativas./Nacho Romero
Los consejeros de Medio Ambiente y Obras Públicas pasean por el carril bici que podría ser una de las alternativas. / Nacho Romero

La plataforma vecinal de la localidad ve con buenos ojos la iniciativa, mientras continúa a la expectativa de conocer el futuro de la depuradora

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

El Gobierno de Cantabria ha encargado a la empresa pública MARE un estudio de viabilidad de las rutas alternativas posibles para el tránsito de vehículos de 40 toneladas hacia la depuradora de Vuelta Ostrera sin atravesar Cortiguera, como llevan pidiendo los vecinos de esta localidad de Suances más de dos décadas. La noticia ha sido bien acogida por la plataforma vecinal contra la Depuradora de Vuelta Ostrera porque «es un respiro», a años de inseguridad vial, ruidos olores y grietas en los edificios, pero continúan a la expectativa de conocer el futuro de la depuradora.

Los consejeros de Obras Públicas y Medio Ambiente, José Luis Gochicoa y Guillermo Blanco, respectivamente, visitaron ayer la zona para comprobar in situ las opciones que se barajan como paso alternativo para evacuar los camiones que trasladan la escoria y lodos de la depuradora de Vuelta Ostrera y abordar sobre el terreno las dificultades de cada una.

En la actualidad, el tránsito de camiones pesados que transportan lodos hacia Castilla una o dos veces al día se lleva a cabo en horario nocturno por Cortiguera. En este sentido el consejero de Obras Públicas anunció que la solución que se plantee será en esas mismas condiciones para que afecte «lo mínimo posible» a los vecinos, como un posible desvío de los vehículos de gran tonelaje por el carril bici, en tanto se resuelve la situación de Vuelta Ostrera que preocupa tanto a la plataforma vecinal.

La solución será «temporal» mientras se conoce la ubicación definitiva de la EDAR

En este sentido, Guillermo Blanco señaló que esta medida trata de «enmendar» una situación creada que se estableció como provisional hace ya catorce años y confió en que la ruta «alternativa y temporal», a la espera de la ubicación definitiva de la depuradora, se pueda poner en marcha «cuanto antes» para atender las peticiones de los vecinos en «las mejores condiciones posibles», enfatizó.

Con esta medida, una de las primeras que adoptan tras sus recientes nombramientos, los consejeros de Obras Públicas y Medio Ambiente quieren responder a una antigua reivindicación de los vecinos de Suances, cuyo Ayuntamiento aprobó por unanimidad la pasada legislatura una moción para solicitar que los camiones no transiten por las proximidades de las viviendas, así como una modificación del trazado que garantice la seguridad en la circulación.

«Un respiro»

Una de las portavoces de la plataforma ciudadana Cortiguera No Nueva EDAR, Nieves Ruiz, valoraba ayer como positiva la noticia, si esta se llega a materializar en breve como anunciaba ayer el Ejecutivo. «Nos ha sorprendido porque no sabíamos nada, pero te puedo asegurar que la valoración es buena porque para nosotros es un respiro», explicó. Ruiz recordó que los vecinos de Cortiguera llevan casi «veinte años» aguantando que los camiones de varias toneladas pasen por el centro del pueblo, cuando en un principio se acordó repartir el tránsito también por Hinojedo. «Se acordó que entrasen por un lado y saliesen por el otro, para que no todo fuese a Cortiguera», recordó. El momento más complicado para los afectados fue cuando construyeron la depuradora «porque pasaban más de 200 camiones al día». Ruiz recordó que esa situación había provocado «denuncias» de los vecinos en el juzgado por «las grietas» que aparecieron en los edificios y que se atribuyen al trasiego de estos vehículos de gran tonelaje. «Por eso lo vemos bien, porque ya nos tocaba un poco», precisó esta portavoz de la plataforma que continúa también «a la expectativa» de lo se conozca la nueva ubicación de Vuelta Ostrera.

Cautela ante las alternativas

Por su parte, el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, valoraba ayer con prudencia la noticia trasladada por el Gobierno ya que las alternativas para solucionar el problema no están aún demasiado claras y existen complicaciones, sobre todo en el caso de la zona del carril bici entre Hinojedo y Cortiguera, que es justo la que recorrieron ayer ambos consejeros. Esta última es una de las alternativas para desviar el tráfico pero no es la que más convence a nivel municipal, según se desprende de la opinión del regidor. «Me preocupan un par de puntos conflictivos, que hay que atravesar un muro que es propiedad de Asturiana de Zinc y habría que tratar con la empresa y también atravesar un tramo del carril bici con vehículos de 36 toneladas, cuando este firme solo está preparado para viandantes y bicicletas», subrayó.

A juicio del regidor una de las alternativas más factibles a nivel municipal sería en la zona de la parcelaria de Cortiguera. «Yo planteé que se hiciese por la parte norte, recorriendo un tramo de la parcelaria de Cortiguera, así se lo trasladamos a MARE en su día y nunca más se supo de ello», precisó. A la par, Ruiz Moya también dejó claro que al Ayuntamiento de Suances «le preocupan tanto las afecciones por Cortiguera como las afecciones por Hinojedo, me preocupan las dos», insistió.