La draga Barlovento Primero se hunde en Suances tras sufrir una vía de agua

La draga Barlovento Primero con parte del casco bajo el agua. / Cruz Roja

La tripulación fue rescatada por el otro barco que trabaja en la zona para dotar a la barra de mayor calado

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Los trabajos para aumentar el calado de la peligrosa barra de Suances han comenzado este año con mal pie. Al retraso provocado por el mal tiempo se unió ayer el hundimiento de una de las dos dragas que trabajan en la desembocadura de la ría desde el lunes. El 'Barlovento Primero' se fue a pique en torno a las dos y media de la tarde tras sufrir una vía de agua. La tripulación, integrada por el patrón y dos marineros, fue rescatada por la otra draga sin sufrir daños.

El barco se giró en el momento del hundimiento y parte de la quilla es visible desde la costa, a unos 500 metros. El accidente ha quedado señalizado con una baliza luminosa por seguridad y, de momento, no se han detectado vertidos de gasoil al agua. Tampoco ha quedado cortado en el puerto de Suances el tráfico de barcos pesqueros y de recreo. Hoy tendrá lugar una reunión, convocada por Salvamento Marítimo para determinar si es posible recuperar los restos del buque, que fue construido en 1962, pesa 468 toneladas y tiene 42,6 metros de eslora y 7,5 de manga.

Borja, el patrón, dijo a este periódico que tanto él como sus dos compañeros se encuentran bien y que el 'Barlovento Primero' se fue a pique porque «se rompió el tubo de dragado» –el que se utiliza para extraer la arena y el lodo del fondo– y no les dio tiempo a remolcarle. Además de la otra draga, en las operaciones de rescate intervinieron embarcaciones de Salvamento Marítimo y Cruz Roja. «A nosotros nos avisó Salvamento Marítimo y cuando fuimos con la lancha ya no había nada que hacer. El barco se hundió rápido», explicaba Alejandro Bilbao, coordinador de Cruz Roja en la comarca de Torrelavega.

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, preocupado, visitó la zona en la tarde de ayer, aunque, insistió, los trabajos son coordinados por Salvamento Marítimo. Según él, el «tema está controlado», aunque los depósitos de gasoil del buque «no son absolutamente estancos». Su departamento ha ofrecido a Salvamento Marítimo todos los medios a su alcance –helicóptero, drones, barreras anticontaminación...–, por sin fueran necesarios. El dragado, que se inició esta semana «como habíamos prometido», fue contratado por la Consejería a una empresa «como hacemos todos los años» para que «el acceso al puerto pueda estar operativo», concluyó el consejero.

A pesar del considerable tamaño del buque y de su cercanía a la costa, el hundimiento pasó desapercibido para mucha gente. José Tamames, vecino de Valladolid, se encontraba tomando el sol en la playa de La Concha y no se había enterado «de nada». Está pasando unos días de vacaciones con su mujer en la vivienda que tienen en la villa y apunta que el día anterior sí vio «dos dragas y ahora queda una». Pepe, también de Valladolid, pesca con caña en el espigón, a pocos metros, y tampoco presenció el hundimiento, aunque las embarcaciones de Cruz Roja y Salvamento Marítimo dando vueltas en la misma zona ya le había llamado la atención. «Si lo que ha pasado se arregla con dinero, no pasa nada», sentenciaba.

Un grupo de estudiantes franceses también descansaba en La Concha, sin hacer mucho caso al accidente marítimo. Lo mismo que Ángel Centeno y Jesús Díaz, pescadores de Torrelavega, que se acercaban a la costa «a ver como está la cosa». A ellos sí les preocupa lo ocurrido con la draga, porque «de un tiempo a esta parte no hay pesca». Lo achacan al incremento de la contaminación por «fallos» en la depuradora de Vuelta Ostrera y a que las dragas «revuelven los lodos del fondo», pero reconocen que «sólo son comentarios que se hacen».

Un joven, David, también de Torrelavega, pregunta si era el 'Barlovento' el barco que se había ido a pique. Y explica por qué: «Es que me he bajado una aplicación de móvil para seguir la posición de los barcos y me indicaba la presencia del Salvamento Marítimo dando vueltas por aquí, y como esto es peligroso... Sabía que el 'Barlovento Primero' había estado dragando en Santoña, después se fue a Santander y ahora andaba por aquí».

En una reciente visita a Suances, en la que participó el propio presidente regional, Miguel Ángel Revilla, se dieron a conocer las soluciones a la falta de calado en la barra que estudia el Instituto de Hidráulica Ambiental (IH). La peligrosa desembocadura de la ría de San Martín de la Arena ha sido escenario de varios accidentes, algunos mortales, y los vecinos de Suances vienen exigiendo una solución desde hace varias décadas. La última víctima fue un aficionado a la pesca que se ahogó hace varios años tras volcar su embarcación en la barra.

Prolongar el espigón

La opción que cobra más fuerza consistiría en la prolongación del espigón oeste de la ría, lo que permitiría reducir la altura de la ola en la zona de la barra en torno a un 60%. El director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, expuso en Suances ante el público interesado, en su mayoría pescadores, la alternativa planteada por el Instituto de Hidráulica. Revilla depositó toda su confianza en el IH Cantabria, y considera que «es la mejor solución para garantizar la seguridad de los barcos y de las personas» y también «la de menor impacto ambiental». Aseguró que en lo que le competa al Gobierno, es decir, lo referido a la preparación de estudios y documentos previos que sean necesarios para ponerlo en marcha, «se hará lo antes posible», tiempo que Gochicoa concretó en «un plazo de un año, y antes de las elecciones, para cumplir con los compromisos». Sin bien, el presidente reconoció que hay otros trámites en los que no se puede calcular el tiempo que se tardará pues dependen de otros organismos.

Revilla argumentó la confianza en el IH Cantabria porque «está considerado recientemente como proyecto emblemático» de España por parte de la Unión Europea y en él trabajan 150 investigadores de «altísima cualificación».

Por su parte, Mazón expuso que desde el comienzo de la legislatura, su consejería viene trabajando en esta idea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos