San Mateo de Buelna se prepara para el primer Rebujas Rock internacional

San Mateo de Buelna se prepara para el primer Rebujas Rock internacional

El festival se compromete contra las agresiones sexistas y por el cuidado del Medio Ambiente en su vigésimo segunda edición

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

San Mateo de Buelna se prepara para acoger con los brazos abiertos este sábado lo que será la primera edición internacional del Rebujas Rock, uno de los cuatro festivales con más prestigio en todo el panorama nacional. Una edición especial que se sumerge en las nuevas tendencias, los gustos que marcan los seguidores de nuevos ritmos, como explicó Rubén García, el presidente de una asociación que ha logrado arrastrar a todo un pueblo en pos de una cita que engrandece el panorama musical de Cantabria. «Un festival vivo que se adapta a los tiempos en cada edición y ya van 22», dijo. A la banda austriaca Russkaja, se suman este año Trashtucada, Sinkope, Radiocrimen, Desastre y 4 de Copas, grupo local encargado de abrir el festival a las siete de la tarde en su ubicación habitual, en la campa del Pilaro del polígono industrial, junto al velódromo.

Pero no solo de música vive el Rebujas. Este año repite compromiso con la Asociación 8 de Abril contra las agresiones sexistas y se suma a la Cultura Ecológica, no solo colaborando con Mare en la recogida de los plásticos que se utilizan en un evento así, también comprometiéndose con el Medio Ambiente repartiendo vasos reutilizables y ecológicos, creados con los componentes menos dañinos para la naturaleza.

Un compromiso también con la gratuidad del evento, del concierto, de la zona de acampada, del aparcamiento. Un esfuerzo que quieren hacer entender a todos cuantos disfrutan del Rebujas, pidiendo colaboración a la hora de erradicar un botellón que, según la organización, pone en riesgo la continuidad de cualquier festival gratuito.

Con todo, la música toma el protagonismo principal de una jornada preparada con detalle para que nada se tuerza, mimada por más de medio centenar de voluntarios de todas las edades imbuidos desde hace años, muchos años, en una música que les suena a gloria, a la gloria de situar San Mateo en el escenario internacional del rock.

Como siempre, habrá presencia de un grupo cántabro, y por primera vez aparece en escena una banda extranjera, llegada expreso desde Austria para dejar claro que el Rebujas lleva años traspasando fronteras.

Russkaja es la gran apuesta del 2018, un grupo de Austria «que supone el salto internacional del festival«, dijo García. El grupo austriaco mezcla ska, rock, polka y música tradicional austriaca y «son uno de los fenómenos del momento en toda Europa, muestra de ello es que varias canciones superan en sus videoclips los 11 millones de visitas, y que actúan en todos los festivales importantes del continente».

Por su parte Trashtucada llega a San Mateo presentando su nuevo disco '¿Quién dijo miedo?' y siendo uno de los grupos más importantes del país. Desde Extremadura, Sinkope traen al norte el rock más urbano y clásico, «puesto que la banda que lidera Vito es todo un clásico del rock y sus canciones superan los dos millones de visita en YouTube». Radiocrimen defenderá el hard rock y el punk rock; mientras que los locales, 4 de Copas harán un guiño a la comunidad. Desde Madrid, Desastre no podía faltar un año más, un fijo en buena parte de las 21 anteriores ediciones, recalcó el presidente de la asociación.

Rubén García incidió en que la gran novedad de este año «será una fiesta que se realizará al mediodía en el patio de las antiguas escuelas, donde se realizó por primera vez el festival en 1997». Tres horas y media se sesión vermut con varios DJs de rock que empezará a las 12.30 horas. Por otro lado destacó la atracción turística que supone el festival, avanzando que este año se esperan más espectadores de fuera de la región que de la propia Cantabria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos