La oposición de Miengo dice que el PSOE no cumple con el calendario ordinario de plenos

La oposición de Miengo dice que el PSOE no cumple con el calendario ordinario de plenos

Equo y PRC afirman que se convocan sesiones «mordaza» para coartar sus iniciativas, mientras que los socialistas lo niegan y dicen actuar con «total transparencia»

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La oposición en Miengo denunciaba ayer que el equipo de gobierno (PSOE) lleva desde abril sin convocar plenos «ordinarios», a pesar de que a inicios de legislatura se pactaron cuatro por año y sólo han celebrado dos. Por contra, sí que ha convocado sesiones extraordinarias. Mientras que Equo y el PRC denuncian que este sistema coarta su derecho a la labor de control, el equipo de gobierno (PSOE) lo niega y defiende la «transparencia» de las convocatorias. A la par, el PP resta importancia al calendario, pero reclama un pleno extraordinario monográfico sobre presupuestos.

La diferencia entre sesiones ordinarias y extraordinarias es que las segundas no llevan necesariamente aparejado el capítulo de control, donde la oposición hace preguntas o presenta iniciativas. En Miengo se han producido dos sesiones ordinarias en enero y abril, pero se han comido las de julio y octubre que se suplieron por extraordinarias. Ayer mismo, el equipo de gobierno -formado solo por dos ediles del PSOE frente a nueve en la oposición- convocaba una sesión extraordinaria para debatir los presupuestos a la que añadía -a pesar de reconocer que no es la norma- el capítulo de preguntas y un punto para el debate de las mociones de Equo.

La atípica convocatoria -en cuanto a la forma- surgía pocas horas después de que los ediles independientes denunciaran que el alcalde, Jesús Jara (PSOE), se «saltaba» la Ley de Bases para silenciarles. Según la portavoz de Equo, Sara Gómez, la fórmula utilizada por Jara y su primer teniente de alcalde, Manuel Santiago, para «vetarles» es la convocatoria de «plenos mordaza», donde la oposición no tiene oportunidad de expresarse. De hecho, se recordó ayer cómo, en mayo, los cuatro ediles del PP, los tres del PRC y los dos de Equo sumaron los votos para «forzar» el debate de las mociones de Equo, ya que no se incluían en los debates plenarios desde enero. Por todo ello, tachaban al edil socialista de «dictador», y acusaban al PP de «arroparlo» con sus votos, ya que esta formación lo aupó a la Alcaldía en la que gobierna en minoría.

Por su parte, el portavoz del PRC, José Manuel Cabrero, suscribió ayer la denuncia de Equo en el sentido de que el alcalde «intenta coartar a los grupos de la oposición en el capítulo de ruegos y preguntas». En su caso, Cabrero puso como ejemplo que el regidor «incumple además los acuerdos plenarios», y dijo que, sin el capítulo de control, el PRC no puede reclamarles que ejecute la iniciativa regionalista aprobada ya de rebajar «en un 5%» el recibo del agua a los vecinos, tal y como se acordó en un Pleno. «Llevamos cinco meses y no han hecho nada con nuestra propuesta», resumió Cabrero.

Al PP el asunto del calendario de plenos que irrita a Equo y PRC les parece un asunto menor, que atribuyen al «apresuramiento» con el que trabaja el equipo de gobierno que son «un desastre» y no son capaces de convocar a tiempo. No obstante, la portavoz popular, Elena Castillo, sí que aprovechó la consulta de este periódico para censurar que el alcalde llevase a Pleno, la próxima semana, y con otros puntos en el orden del día, la votación de los Presupuestos sin apenas «dejar tiempo para estudiarlo» y presentar enmiendas. «Lo que nosotros criticamos es que se intente tramitar los presupuestos en apenas 15 días». Los populares han reclamado ya una sesión monográfica «extraordinaria».

Por parte, el primer teniente de alcalde Manuel Santiago negaba ayer las acusaciones de la mayor parte de la oposición. El socialista reconocía ciertos desajustes en el calendario «por temas de cuestión interna», pero defendía que nunca habían «coartado ni limitado el debate de las mociones de Equo», dijo.

De hecho puso como ejemplo la convocatoria extraordinaria de la próxima semana, donde incluyen las mociones de Equo y el capítulo de preguntas «respetando a la oposición, por no limitar su labor de control y actuando siempre con total transparencia», defendió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos