Suances rechaza la ubicación de la depuradora en la vuelta del Horniu

Suances rechaza la ubicación de la depuradora en la vuelta del Horniu
Luis Palomeque

La Corporación respaldó la propuesta del PP, no así una segunda moción para auditar la EDAR Vuelta Ostrera ante las denuncias de vertidos

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La Corporación municipal de Suances rechazó hace unos días en Pleno, con el voto unánime de la Corporación, que se construya la nueva depuradora en la vuelta del Horniu, un lugar cercano al barrio de La Ribera en Suances. Los criterios para el rechazo de esta opción -que si tiene el visto bueno del Ejecutivo regional- «son los mismos» que para el resto de ubicaciones propuestas en el Borroñal, la Tablía o Vuelta Ostrera 2, tanto por el «impacto visual» como por estar «en zona se servidumbre», al igual que la actual ubicación de Cortiguera.

La propuesta la planteó el grupo municipal del PP en Suances y contó con el respaldo del resto de grupos de la Corporación inclusive el equipo de Gobierno del PSOE con mayoría en el Pleno. En concreto, la resolución que se llevó a la sesión fue la de «rechazar el emplazamiento de la futura Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) en este lugar cercano al barrio de La Ribera, con viviendas en un radio de 70 a 200 metros, junto al carril bici.

Se trata de una de las tres alternativas planteada en su día por el propio Gobierno regional como opciones más viables para ellos que las ya conocidas, entre las que se encuentra el Horniu, la ubicación que ha rechazado ahora el pleno. La moción llevaba una segunda propuesta que era la de «instar e informar al Gobierno de Cantabria del rechazo», resumieron.

La petición de expresar formalmente el rechazo a esta ubicación viene motivada, según el portavoz del PP, Paulino Martín, -que defendió la moción- por «el peligro» que puede correr el municipio «si no se sale a decir nada», dado que el propio Ejecutivo la defiende como buena ante Confederación.

Contaminación

Relacionada con Vuelta Ostrera, los populares llevaron también una segunda moción a Pleno que apunto estuvo de aprobarse, si se hubiese accedido a la petición del equipo de Gobierno (PSOE) de retirar uno de los puntos con los que los socialistas no estaban conformes.

La propuesta se hacía eco de la denuncia de dos vertidos puestos de manifiesto por varias asociaciones vecinales, que se atribuye a la actual depuradora de Vuelta Ostrera y estaría relacionada -según ellos- con un mal funcionamiento de la misma. Vertidos que se reprodujeron también el año pasado y cuyo origen fue negado, en principio, por la Consejería de Medio Ambiente a través de la empresa MARE, que es quien gestiona las instalaciones.

La moción, que contó con el respaldo del PRC, fue rechazada con los votos en contra del PSOE, y proponía instar al Ayuntamiento a planificar medidas que garantizasen la calidad de las aguas; también emplazar al Gobierno de Cantabria a realizar una auditoría externa que certificase que la depuradora funciona correctamente, además de pedir explicaciones sobre las medidas a adoptar este verano para garantizar la calidad de las aguas. Finalmente, la moción no salió adelante al no querer retirar el PP el primer punto de la moción, como le solicitó el PSOE que sí estaba de acuerdo con instar la auditoría sobre el funcionamiento de la EDAR.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos