Oposición e independientes negocian desalojar al PSOE de la Alcaldía de Bezana

Pablo Zuloaga, Raquel Saiz y Joaquín Gómez, de izquierda a derecha, en una imagen de archivo./Alberto Aja
Pablo Zuloaga, Raquel Saiz y Joaquín Gómez, de izquierda a derecha, en una imagen de archivo. / Alberto Aja

PP, Cs y ADVI inician conversaciones para hacerse con la dirección del Ayuntamiento, hasta la fecha bajo el mando del secretario general socialista, Pablo Zuloaga

ELENA TRESGALLO/ SHEILA IZQUIERDOBezana

En Bezana no está todo decidido para elegir al nuevo alcalde que sustituirá a Pablo Zuloaga. Mientras éste ya prepara la mudanza a la sede de la Delegación del Gobierno con su sucesor ya decidido (el socialista Joaquín Gómez), la oposición y los independientes negocian una operación para tratar de hacerse con la Alcaldía.

Según ha podido confirmar éste periódico, la Agrupación de Vecinos Independiente (ADVI) ha mantenido ya conversaciones con miembros del Partido Popular para estudiar una alternativa de Gobierno a la impuesta por el líder de los socialistas cántabros, una opción que en Ciudadanos también verían con buenos ojos.

ADVI forma parte del equipo de gobierno del municipio (dirige el ayuntamiento el PSOE en un cuatripartito en el que también están integrados PRC y Podemos), pero su acercamiento a populares y ciudadanos les daría la mayoría de los votos y, con ello, la Alcaldía. La operación está encabezada por la teniente de alcalde y concejala de Hacienda, Milagros Bárcena (ADVI).

ADVI, que forma parte del equipo de gobierno, negocia con PP y Cs para desalojar al PSOE PP y Cs ven, en principio, con buenos ojos la operación, que aún está en su primera fase

Fuentes del PP en Bezana confirmaban ayer a éste periódico que el partido ha decidido «valorar» la opción de intentar optar a dirigir el municipio, recordando que son «la lista más votada». A la par, reconocían que no está todo dicho en cuanto a quién gobernará Bezana éste último año, como dan por hecho con «prepotencia» los socialistas, ya que «combinaciones hay infinitas», repetían desde distintos frentes, y como consigna, en este partido.

Los socialistas, que ostentan la Alcaldía, habían designado el pasado lunes en su Comité Local a Joaquín Gómez para relevar a Zuloaga. Una elección no exenta de polémica y que ha provocado la dimisión de la concejal socialista, Raquel Saiz, que como número dos era la sucesora natural del regidor y se ha visto completamente desautorizada, según la versión que la propia edil ha relatado a sus compañeros en el Consistorio, aunque su partido afirmaba ayer que se debía a «motivos personales». A pesar de este imprevisto, los socialistas daban por seguro mantener el Ayuntamiento después de cerrar su pacto con Podemos y el PRC.

De hecho, los regionalistas se apresuraban a ratificar el miércoles su acuerdo con PSOE para despejar dudas y «garantizar» la gobernabilidad de Bezana. En un comunicado, el grupo municipal cerraba filas con los socialistas al objeto de «cumplir» el compromiso que adquirieron con los vecinos en 2015. Su portavoz, Manuel Pérez, recordó que su grupo alcanzó un acuerdo con la Agrupación Socialista de Santa Cruz de Bezana en base a un programa de gobierno en el que gestionan las concejalías de Educación, Juventud y Deportes, y Servicios Sociales y Tercera Edad. El portavoz enumeró los logros del gobierno compartido esgrimiendo ya que no hay «ningún motivo» para cambiarlo. «Tenemos un compromiso y pensamos cumplirlo. Los vecinos de Bezana son lo primero y continuaremos trabajando con seriedad y dedicación, como hasta ahora, para concluir proyectos iniciados y poner en marcha otros que consideramos importantes para nuestro ayuntamiento», resumieron.

Por otro lado, en las filas de ADVI, la concejal Eva Paula Varela, que había registrado su dimisión, confirmaba ayer que esperará hasta «que se calmen las aguas» en el cuatripartito. La decisión de Valera, ya anunciada por este periódico, se ha mantenido hasta ahora, incluyendo la salida de Pablo Zuloaga y de Raquel Saiz, pero debido a estos cambios en las filas socialistas, la número 2 de los independientes prefiere aguardar a hacer efectivo por Pleno su cese. A la par, volvió a ratificar que su marcha se debe a «motivos laborales».

Es una de las dos ediles independientes que son la llave para decantar la gobernanza del consistorio a uno u otro lado. Un grupo municipal dentro del cuatripartito que ha tenido sus más y sus menos con el resto del equipo de gobierno desde el comienzo de la legislatura. De hecho, el edil de Transparencia, Luis del Piñal, integrante de Podemos y con una estrecha relación con Zuloaga, ya pidió la dimisión de la concejal de Hacienda, Milagros Bárcena tras el «escándalo» suscitado en el proceso de adjudicación de la gestión de la escuela de música.

La idea de desalojar al PSOE del Ayuntamiento ha encontrado las sintonías del PP que a día de hoy estudia las posibilidades que están sobre la mesa. En cualquier caso, tendrán que lograr el apoyo de los dos ediles de Ciudadanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos