Más de 2.000 personas exigen en Reinosa «transparencia» sobre la futura venta de Sidenor

La concentración finalizó en la plaza de Reinosa. / Javier Cotera

La movilización, liderada por los sindicatos y secundada por los regidores de los consistorios limítrofes, ha recorrido Reinosa para exigir al Gobierno un control de la operación que garantice un plan industrial viable

JOSÉ CARLOS ROJO SantanderBLANCA CARBONELL Reinosa

Los trabajadores de Sidenor han tomado hoy Reinosa. Sin consignas. Con un silencio que no ha hecho sino acentuar la sensación de conflicto ante la falta de información que existe desde hace meses sobre la venta de la factoría. Más de 2.000 personas han simbolizado esta demanda para exigir un plan industrial «viable, creíble y de futuro». La marcha, que partió desde la factoría, ha finalizado en la plaza de la localidad, donde se ha leído un comunicado.

Los diferentes sindicatos -entre quienes han caminado miembros de CC.OO, UGT, USO y Cesif- han liderado la movilización donde también han participado el alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio; algunos concejales de esa corporación y la portavoz del PP en el Consistorio, Reyes Mantilla; el alcalde de Campoo de Enmedio, Pedro Manuel Martínez; el de Santiurde de Reinosa, Borja Ramos y el regidor de Valderredible, Fernando Fernández.

Desde el comité de empresa critican que la Dirección de Sidenor lleva «casi un año» gestionando la venta de la fábrica de Reinosa «y en todo este tiempo ha sido totalmente opaca a las peticiones de información que se han requerido por la representación de los trabajadores y por la propia dirección de Sodercan».

El comité advierte a la dirección de Sidenor de que antes de efectuar la venta tiene que cumplir con los compromisos adquiridos con el Gobierno de Cantabria -socio público de la empresa en la que ha inyectado 15 millones de euros a través de Sodercán- y por ende con los trabajadores de la fábrica. «Si no hay un plan industrial viable, creíble y de futuro para la fábrica, nos opondremos a dicha venta», han avisado.

«Si no hay un plan industrial viable, creíble y de futuro para la fábrica, nos opondremos a dicha venta» Comité de empresa de Sidenor

Los sindicatos reclaman a Sidenor que antes de la venta, aporten a Sodercán la documentación de compra de las dos opciones que ahora mismo se están negociando, y que se informe a la representación legal de los trabajadores.

Vigilar la «letra pequeña»

Reclaman también al Gobierno de Cantabria que exija y requiera a la dirección de Sidenor toda la documentación necesaria antes de que se ejecute la venta, para que los técnicos de Sodercán comprueben que todo se ajusta a norma y ley; que se investigue y compruebe la credibilidad y viabilidad industrial de los compradores; que las ofertas obligatoriamente contengan un plan industrial y que sea «viable y creíble»; que se especifique tipo y cuantía de las futuras inversiones; que no contenga «letra pequeña» ni cláusulas abusivas en el contrato de venta.

El comité también pide que se exija a los compradores una negociación con los representantes legales de los trabajadores en materia de garantías y compromisos sociales: garantías salariales, compromisos en materia de jubilaciones parciales, compromisos con el personal eventual, etc.

En definitiva, el comité solicita que Sodercan emita un informe técnico y una valoración sobre la viabilidad y credibilidad de ambas ofertas previa a la venta; y que el Gobierno, tras la consulta con los representantes legales de los trabajadores, «priorice y opte por la oferta más transparente, que más garantías industriales aporte para la fábrica de Reinosa y sus trabajadores, y no por la de mayor valor recaudatorio para la propiedad de Sidenor».